Chubasco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un chubasco común descargando la precipitación tras un caluroso día.

El chubasco, también conocido como aguacero, es un tipo de precipitación cuya característica principal es la rapidez con la que aparece y con la que finaliza. La precipitación es en forma líquida (lluvia), y puede estar acompañada, o no, de granizo.

Causas e intensidades[editar]

Los chubascos son la consecuencia de la inestabilidad que puede existir en la atmósfera. Se trata de una forma típica de lluvia de convección. Suelen producirse en días soleados y calurosos y se deben a la formación de nubes de desarrollo vertical (cumulonimbus). La precipitación suele ser descargada durante la tarde y la noche; en el mar se forman tras el paso de un frente frío. Según el grado de inestabilidad que haya en la atmósfera, pueden ir acompañados de tormentas e incluso granizo. A veces la precipitación puede contener partículas de barro que, cuando el agua se evapora, se quedan incrustadas en los vidrios u otros objetos.

Los chubascos o aguaceros tienen diferentes intensidades teniendo en cuenta que casi siempre existe una relación inversa entre intensidad y duración:

  • Chubascos moderados: la precipitación es > 2 y ≤ 15 mm.
  • Chubascos fuertes: la precipitación es > 15 y ≤ 30 mm.
  • Chubascos muy fuertes: la precipitación es > 30 y ≤ 60 mm.
  • Chubascos torrenciales: la precipitación es > 60 mm.

Los chubascos en el folclore[editar]

En Venezuela, innumerables canciones, especialmente canciones llaneras, se dedican a fenómenos meteorológicos y los chubascos no podían faltar. Precisamente en la canción Chubasco llanero se hace referencia a este tipo de lluvia.[1]

En España, Antonio Machado se refiere a los chubascos en su conocida poesía En abril, las aguas mil:

Son de abril las aguas mil
sopla el viento achubascado
y entre nublado y nublado
hay trozos de cielo añil.

Referencias[editar]