Aguanieve

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Símbolo meteorológico del aguanieve.

El aguanieve es una forma de precipitación consistente en nieve parcialmente fundida y mezclada con agua.[1] Esta es debida a un aire lo suficientemente templado como para derretirlo parcialmente, pero no lo suficientemente cálido como para transformarlo en lluvia. Es, pues, una mezcla de agua y nieve.

El aguanieve no suele cuajar en el suelo, excepto cuando la temperatura del suelo es inferior a los cero grados Celsius, en cuyo caso puede formar capas de hielo invisibles conocidos como placas de hielo o escarcha.

Definición alternativa[editar]

El nombre de aguanieve puede también significar, por algunos meteorólogos, una forma de precipitación consistente en agua parcialmente congelada, pero no en forma de cristales. Es hielo muy fino, también conocido como perdigones o bolillas de hielo.[2] Se produce cuando el aire es lo suficientemente templado como para fundirlo parcialmente, pero no lo suficientemente cálido como para transformarlo en lluvia.

Un día nevoso (Buenos Aires, 22 de junio de 1918).
Cristal de nieve.

Es muy similar a la nieve a la vista, pero en el microscopio se puede observar que no se forman los típicos cristales de nieve, sino granos similares al granizo, es decir pequeños hielos amorfos.

La diferencia entre estas precipitaciones es cualitativa, la lluvia está compuesta de gotas de agua en estado líquido, los perdigones, al igual que el granizo constan de agua en estado sólido, en forma de hielo, la nieve, en oposición, está compuesta de agua en estado sólido pero bajo la particular forma de prolijos cristales, comúnmente llamados 'copos', estos suelen tener forma hexagonal.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]