Caso Spiniak

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Caso Spiniak
Fecha 2003
Sentencia 2008
Jueces Manuel Valderrama (primera instancia)
Jaime Rodríguez, Rubén Ballesteros, Hugo Dolmetsch y Carlos Kunsemüller (Corte Suprema)
Palabras clave
estupro, prostitución infantil, injuria

El Caso Spiniak corresponde a un proceso judicial por estupro, prostitución infantil y producción de material pornográfico, iniciado durante 2003 en Chile.[1] Éste comenzó cuando el empresario Claudio Spiniak fue detenido por Carabineros debido a su participación en redes de pedofilia en Santiago de Chile.

El caso alcanzó gran repercusión por la supuesta implicación de tres senadores, finalmente exculpados, y por el comportamiento interesado y poco ético de diversos medios periodísticos.[2]

Desarrollo del caso[editar]

El empresario Claudio Jaime Spiniak Vilensky[3] fue detenido el 17 de diciembre de 2002 en la rotonda Lo Curro, en la comuna de Vitacura, en Santiago de Chile, junto al productor de ballet Patricio Egaña y a Luis Acevedo, acusado inicialmente por narcotráfico y tenencia ilegal de armas, y recuperó su libertad el 13 de julio de 2003. Sin embargo, el 30 de septiembre fue nuevamente detenido, esta vez acusado de integrar una red de pedófilos, a lo que posteriormente se le sumaría la acusación por facilitación a la prostitución y abuso sexual de menores de edad.[4]

El 13 de octubre de 2003 asumió el caso el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago Daniel Calvo.[5] Tras la salida de Calvo, fue designado en su lugar el ministro Sergio Muñoz, el 7 de noviembre de 2003. Muñoz fijó en enero de 2004 como potenciales víctimas a 25 adolescentes de sexo masculino. El 14 de marzo de 2006 asumió la causa el ministro Manuel Valderrama, dado que Sergio Muñoz asumió como ministro de la Corte Suprema.[4]

Claudio Spiniak, el principal inculpado, fue condenado por el juez Valderrama en agosto de 2006 a 5 años de cárcel por cuatro abusos sexuales.[6] El Consejo de Defensa del Estado recurrió de casación en la forma contra la sentencia,[7] y la Corte de Apelaciones de Santiago elevó la condena a siete años y medio. Sin embargo, la Corte Suprema anuló dicha sentencia el 7 de agosto de 2008, agregando un quinto abuso a un menor y fijando la pena en 12 años de presidio.[8]

Posteriormente, Spiniak se vio beneficiado con la rebaja de su pena a 10 años, saliendo con libertad el 16 de diciembre de 2013.[9]

Controversias[editar]

Falsas acusaciones a senadores[editar]

Jovino Novoa, uno de los políticos falsamente involucrados en el caso.

La acusación de Pía Guzmán[editar]

El caso comenzó a adquirir importancia nacional cuando la diputada Pía Guzmán acusó en una conferencia de prensa, en octubre de 2003, a tres parlamentarios, sin revelar nombres, de estar involucrados en una red de pedofilia encabezada por el empresario Claudio Spiniak. Según su declaración, los parlamentarios supuestamente involucrados eran dos senadores de la Alianza por Chile y uno del Partido Demócrata Cristiano.[10] Un artículo del escritor Pablo Huneeus acusó posteriormente a los senadores Carlos Bombal y Jovino Novoa, ambos de la Unión Demócrata Independiente (UDI), de ser los aludidos por Guzmán.[11]

La UDI se querelló contra la parlamentaria por injurias y calumnias,[12] y posteriormente solicitó al juez de la causa que citara a Guzmán para que aclarase la fuente de su denuncia contra sus senadores.[13] En 2004, la justicia falló a favor de Guzmán, afirmando que sus declaraciones no tenían connotación jurídico penal.[14]

Gema Bueno, la «testigo clave»[editar]

El 19 de noviembre de 2003, Canal 13 emitió una entrevista a la menor entonces conocida como "G.B." —iniciales de Gemita Bueno— que a partir de ese momento fue considerada por la opinión pública como «testigo clave» en el caso.[4] En su declaración, Bueno entregó antecedentes acabados de las fiestas de Spiniak y describió el cuerpo desnudo de un parlamentario —sin nombrarlo— con todas sus señas físicas (genitales y una marca en la espalda), que concordaban con las características de Jovino Novoa; posteriormente, en sus declaraciones judiciales, Bueno identificó expresamente a Novoa como uno de los participantes de las fiestas.[15] En la entrevista, Bueno también describió a "Ricardito", aludiendo al exsenador del Partido por la Democracia (PPD) Nelson Ávila.[16]

La versión de la llamada «testigo clave» fue cuestionada por la psiquiatra María Luisa Cordero, médico tratante de Gema Bueno, quien la calificó como «mitómana».[17] A pesar de ello, Bueno —quien era respaldada por el entonces sacerdote José Luis Artiagoitía (apodado el "cura Jolo")— reiteró sus acusaciones el 21 de abril de 2004, en una declaración ante el juez Sergio Muñoz, diciendo que «alguna vez estuvo con quien ahora reconozco como el senador Jovino Novoa, por un período que no puedo precisar».[4]

El 12 de agosto de 2004, Gema Bueno confesó en una entrevista al diario La Tercera haber mentido en sus acusaciones a Novoa y Ávila, y admitió que Artiagoitía la había incitado a hacerlo, «para ayudar a la Pía Guzmán, porque ya se la estaban casi que comiendo viva».[16] Bueno fue procesada por falso testimonio, junto con José Luis Artiagoitía, como inductor. Ambos fueron condenados en 2006, a tres años y un día de presidio, pero se les concedió el beneficio alternativo de la libertad vigilada por un período de cuatro años.[18] [19]

El menor "L.Z." y Guido Girardi[editar]

En enero de 2004, el entonces diputado Guido Girardi se vio envuelto en el caso, al facilitar el acceso a la televisión a un menor de edad de iniciales "L.Z." para que relatara la supuesta vinculación de parlamentarios de la UDI como clientes de la red de pedofilia, lo que posteriormente no solo resultó ser falso, sino que además, se descubrió que habría ofrecido unas zapatillas al testigo falso para obtener sus declaraciones.[20]

Salida del juez Calvo[editar]

En medio de la efervescencia mediática, Chilevisión y la revista Plan B, generaron una serie de entrevistas en las que se colocaba en duda la idoneidad del juez que llevaba la causa, Daniel Calvo.[2]

El 5 de noviembre de 2003, Calvo declaró ser víctima de un intento de extorsión encubierta por parte de un funcionario de un sauna frecuentado por homosexuales, que habría grabado junto a un equipo de Chilevisión una conversación privada, en donde el juez reconocía su asistencia a ese local.[5] Calvo fue removido de la causa,[4] y suspendido por 4 meses de su cargo de ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, y fue trasladado a la 4.ª Fiscalía Judicial de dicha corte, asumiendo funciones auxiliares.[21]

Repercusiones[editar]

Políticas[editar]

A pesar de que nunca se pudo vincular un político al caso, este caso remeció las estructuras de la política chilena, principalmente dentro de la coalición centroderechista Alianza por Chile, ya que había sido la diputada Pía Guzmán Mena, de Renovación Nacional, que acusara inicialmente a los senadores de la Unión Demócrata Independiente (UDI), ambos partidos que conforman la coalición.

Se consideran como efectos de este conflicto el debacle de la Alianza en las elecciones municipales de 2004,[22] y la división del sector en la elección presidencial de 2005, donde RN levantó la candidatura de Sebastián Piñera en desmedro del abanderado de la UDI, Joaquín Lavín.[cita requerida]

Por su rol en las falsas acusaciones a militantes de la UDI, RN decidió no renovar su cupo parlamentario a Pía Guzmán en las elecciones parlamentarias de 2005.[23] Desde su salida de la Cámara de Diputados, Guzmán se ha mantenido marginada de la política.

Prensa[editar]

El Caso Spiniak generó un verdadero terremoto en los medios chilenos por la publicación de falsos testimonios relacionados al caso.[24]

Canal 13, el canal que emitió la primera entrevista a Gema Bueno, fue demandado por Jovino Novoa por difundir las acusaciones en su contra, en julio de 2004.[25] A mediados de ese año, y tras la aceptación de haber cometido falso testimonio por parte de Bueno, el 8 de septiembre se leyó una declaración oficial del canal en su noticiero Teletrece, donde lamentaron los hechos y aseguraron haber actuado de buena fe,[26] mientras que el director de Prensa de la emisora, Nicolás Vergara, fue removido de su cargo.[27] En marzo de 2005, Novoa y Canal 13 pusieron fin al juicio con un acuerdo extrajudicial.[28]

Otras de las consecuencias inmediatas fueron:[24]

Otros[editar]

  • Los carabineros Claudio Palma y Mauricio Madrigal, investigadores primarios del caso, fueron condecorados y posteriormente dados de baja por incumplimiento de deberes militares. La razón fue la falta de 22 videos (con los invitados a las fiestas de Spiniak) y de no coordinar sus acciones con la generala Georgina Ayala, de la 48a Comisaría.[5]

Referencias[editar]

  1. «Spiniak procesado por estupro reiterado en contra de tres menores de edad». EMOL (6 de octubre de 2003). Consultado el 15-12-2012.
  2. a b Bravo, Patricia. «Los medios y el caso Spiniak: Lo que oculta la cámara». Punto Final. Consultado el 18-12-2013.
  3. [1]
  4. a b c d e «Línea de tiempo del caso Spiniak». EMOL (10 de agosto de 2006). Consultado el 17-12-2013.
  5. a b c «Caso Spiniak: ¡Bomba de racimo!». La Cuarta (13 de agosto de 2006). Consultado el 18-12-2013.
  6. «Claudio Spiniak es condenado a cinco años de cárcel». El Clarín (10 de agosto de 2006). Consultado el 18-12-2013.
  7. «CDE recurre contra sentencia de caso Spiniak por errónea aplicación de la ley». La Nación (31 de agosto de 2006). Consultado el 18-12-2013.
  8. «Corte Suprema elevó a 12 años la condena contra Claudio Spiniak». ADN Radio (7 de agosto de 2008). Consultado el 18-12-2013.
  9. «Claudio Spiniak deja la Cárcel de Alta Seguridad y queda en libertad tras 10 años de presidio». La Tercera (16 de diciembre de 2013). Consultado el 18-12-2013.
  10. «Pía Guzmán acusa: Dos legisladores de oposición y un DC integran red pedófila». La Cuarta (11 de octubre de 2003). Consultado el 26-11-2013.
  11. «Les viene por familia?». pablo.cl (12 de octubre de 2003). Consultado el 26-11-2013.
  12. «Bombal y Novoa se querellarán contra escritor que los acusó de ir a fiestuzas». La Cuarta (14 de octubre de 2003). Consultado el 26-11-2013.
  13. «Caso Spiniak: diputada Pía Guzmán declaró ante el juez Daniel Calvo». Cooperativa (23 de octubre de 2003). Consultado el 26-11-2013.
  14. «Fallo: Declaraciones de Pía Guzmán no tienen connotación penal». EMOL (8 de abril de 2004). Consultado el 26-11-2013.
  15. «Golpe al corazón». La Nación (23 de noviembre de 2003). Consultado el 18-12-2013.
  16. a b «Gemita: "Mentí, no conozco a Jovino Novoa"». EMOL (12 de agosto de 2004). Consultado el 18-12-2013.
  17. «Doctora Cordero pide disculpas a Jovino Novoa». Emol.cl. Orbe. 8 de abril de 2004. 
  18. «Gemita Bueno está happy con condena: "El cagazo fue muy grande"». La Cuarta (5 de mayo de 2006). Consultado el 18-12-2013.
  19. «Suprema deja a firme condenas para "cura Jolo" y Gema Bueno». La Nación. 16 de julio de 2008. Consultado el 18-12-2013. 
  20. «Retrato de un sobreviviente». La Tercera (30 de junio de 2012). Consultado el 18-12-2013.
  21. Reuters (29 de enero de 2004). «Daniel Calvo se quedó en el Poder Judicial». Cooperativa. Consultado el 18-12-2013.
  22. Valenzuela, David (5 de noviembre de 2004). «Alianza por Chile. Desastre Inesperado». Revista El Periodista. Consultado el 18-12-2013. 
  23. «Comisión Electoral de Renovación Nacional decide no llevar a Pía Guzmán». El Mostrador (9 de julio de 2005). Consultado el 18-12-2013.
  24. a b «La prensa y el caso Spiniak: Medio a medio». El Periodista (27 de agosto de 2004). Consultado el 19-12-2013.
  25. «Caso Spiniak: Jovino Novoa presentó una demanda en contra de Canal 13». Cooperativa (1 de julio de 2004). Consultado el 19-12-2013.
  26. «Canal 13 lamenta situación vivida por Jovino Novoa». EMOL (8 de septiembre de 2004). Consultado el 19-12-2013.
  27. «Nicolás Vergara deja hoy su cargo en Canal 13». EMOL (24 de septiembre de 2004). Consultado el 19-12-2013.
  28. «Jovino Novoa y Canal 13 lograron acuerdo». La Nación (21 de marzo de 2005). Consultado el 19-12-2013.

Bibliografía[editar]

  • Nelson Ávila. La gran infamia: cómo se tejió la trama del caso Spiniak. Salesianos, 2005.
  • Gustavo González Rodríguez. Caso Spiniak: poder, ética y operaciones mediáticas. LOM, 2008.
  • Claudia Molina. La verdad del caso Spiniak: El sabor de la impunidad. Caballo de Mar, 2009.

Enlaces externos[editar]