Provincia de Capinota

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Capinota (provincia)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Capinota
Provincias de Bolivia de Bolivia
Bandera de Capinota
Bandera
Escudo de Capinota
Escudo
Ubicación 17°45′00″S 66°40′00″O / -17.75, -66.66666667Coordenadas: 17°45′00″S 66°40′00″O / -17.75, -66.66666667
Superficie 1495 km²
[editar datos en Wikidata]

La Provincia de Capinota es una provincia situada en el centro de Bolivia, ubicada en el departamento de Cochabamba. Tiene una superficie de 1.495 km², que comprende tres municipios. Su capital es Villa Capinota,

La provincia de Capinota fue creada, por ley, el 1 de octubre de 1908, en el gobierno del Hr. Ismael Montes, gracias a las gestiones realizadas por el diputado Careaga Lanza.

Al año 2012 cuenta con una población aproximada de 30.747habitantes, de los cuales el 55 % corresponde al área rural, y el 45 % al área urbana.

Los centros más poblados son: Capinota, con 5.955 habitantes, e Irpa Irpa con 4.207 habitantes.

Localización[editar]

La provincia limita al norte con la provincia de Quillacollo, al sur con el departamento de Potosí, al este con la provincia de Esteban Arze, y al oeste con la provincia de Arque.

Capinota tiene una superficie de 1.495 km², una temperatura promedio de 17,9 °C, precipitación pluvial anual de 443 mm.

División política[editar]

Capinota cuenta con los siguientes cantones:

  1. Primera Sección: Charamoco, Villcabamba, Tokhoalla, Apillapampa y Marcavi
  2. Segunda Sección: Santiváñez
  3. Tercera Sección: Sicaya, con su cantón Orkoma.

En total existen 70 Comunidades.

Infraestructura vial[editar]

La principal vía de comunicaciones la que une la Capital del Departamento Cercado y Capinota con 43 km de carretera asfaltada y 20 km concretada. Otra de las vías de acceso a Capinota es por la Segunda Sección: Santivañez.

Economía[editar]

Pecuarias[editar]

La principal actividad económica es la agricultura tradicional. De ella, la más importante, la más importante, es la producción de hortalizas, tubérculos y frutas, especialmente la uva, de donde parte la tradición vitivinícola de Capinota.

En cuanto a la producción pecuaria, se destaca la ganadería diversificada en la cría de ovinos, porcinos, caprinos y otros menores.

Minería[editar]

En cuanto a la actividad minera, se tiene la explotación de piedra caliza (que sirve para la fabricación de cemento), piedra de yeso, carbón mineral, antimonio, y otros.

Religión[editar]

Existe la "Parroquia San Pablo", cuyo párroco atiende las necesidades espirituales de Capinota, Irpa Irpa, Buen Retiro y todas las comunidades campesinas de la zona. Colaboran dos sacerdotes seculares italianos que residen en Arque y Tacopaya. Hasta ahora ha habido tres comunidades religiosas en la zona que han trabajado en la evangelización por medio de la pastoral, la educación y la salud. En Irpa Irpa las RR Benedictus, en Capinota las HH de Maryknoll y en Buen Retiro las hijas de Jesús. Las HH de Maryknoll, después de trabajar en Capinota y en las comunidades campesinas, preparando catequistas, etc., se despidieron, para ir a evangelizar en lugares y países más necesitados, el 25 de mayo de 1997. Su labor será continuada por laicos comprometidos de Capinota.

En general, los habitantes de esta zona tienen una fe basada en la religiosidad popular y en sus costumbres, pero carecen de formación religiosa sólida y actualizada. El esfuerzo y sacrificio del actual párroco: P. Mario Zanchi, por evangelizar a la población urbana y campesina, durante varios años, está dando como fruto una mayor participación e interés por parte de los laicos en las actividades religiosas de la Parroquia. Aún queda bastante por hacer hasta conseguir en los cristianos una integración entre la fe y la vida, a nivel personal, familiar, profesional, comunitario.

Educación[editar]

Capinota cuenta con una población escolar de 5848 alumnos, comprendidos en los ciclos de Primaria, en el área rural y urbana, con un total de 242 profesores y 24 administrativos.

Historia Colonial[editar]

Cuando se recorren los actuales paisajes de la región Charqueña, salta a la vista la heterogeneidad de sus configuraciones culturales; muchas veces, alejados de los centros urbanos o de los grandes valles aún podemos encontrar grupos campesinos que comparten una fuerte cohesión comunitaria e identidades colectivas que se reflejan en una compleja vida simbólica y ritual, en su sistema de autoridades y en el control comunal de sus territorios, en este sentido el norte de Potosí brinda numerosos ejemplos. Sin embargo, los valles cochabambinos, chuquisaqueños o tarijeños muestran una dinámica histórica diferente. La extraordinaria fertilidad de sus valles atrajeron la presencia de oleadas de migrantes que de diferentes orígenes y regiones se movilizaron en pequeños grupos desde el temprano periodo prehispánico prolongándose durante el periodo incaico prehispánico prolongándose durante el periodo incaico e inclusive el colonial. En el valle central cochabambino llegaron a cargo de líderes de menor jerarquía y escasa experiencia política que no pudieron desplegar estrategias de resistencia colectiva frente al Estado Colonial inmediatamente después de la derrota del Tawantin Suyo el espacio étnico cedió a la ocupación europea donde se formó una mano de obra Yanacona multiétnica simultáneamente el auge de la minería Potosina generó en el valle central veloces procesos de parcelamiento de las haciendas y de arrendamientos de las propiedades agrarias formó un revitalizado campesinado minifundista.

Ahora bien los valles bajos colindantes al valle central (Capinota, Londo, Tarisa, Charamoco, Irpa Irpa, etc.) compartieron en líneas generales los mismos procesos históricos señalados pero a un ritmo de cambio mucho más lento debido a los factores:

  1. La presencia de la jefatura de SORA (SURA)
  2. A la donación efectuada por el encomendero, el capitán Lorenzo de Aldana.

Las noticias más antiguas sobre la existencia de Capinota se remontan al lejano s. XVI cuando en 1559 llegaron los frailes de San Agustín al “Asiento de indios Soras o llamado precisamente Capinota”.

Antes de la invasión europea la jefatura de Sura (posiblemente aymaras hablantes) forma parte de una importante alianza política llamada “Conformación Charka” integrada por los Yampara, Carangas, Charcas, Chichas, Caracaras y Quillazas quienes se integraron al Estado Cusqueño.

La Jefatura Sora estaba formada por cuatro grupos llamados: Soras de Paría, Soras de Tapacarí, Soras de Caracollo y Soras de Sipe Sipe, quienes ocuparon una ancha franja transversal de territorios que se extendían desde el altiplano Orureño hasta los valles cochabambinos, sin embargo, solamente los llamados “Soras de Paría” estaban vinculados a la historia de Capinota y sus territorios se despliegan desde Paría en el altiplano hasta Londo controlado los pastizales y tierras de papa, maíz y quinua que bordeaban el río Arque y el trecho final del río Tapacarí y el nacimiento del Caine.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]