Batalla de Camarón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Camarón
Segunda Intervención Francesa en México
Combate en Camarón.JPG
Ataque de guerrilleros mexicanos a un convoy de víveres francés. Litografía coloreada, Museo Nacional de las Intervenciones, Ciudad de México.
Fecha 30 de abril de 1863
Lugar Camarón de Tejeda, Veracruz, México.
Coordenadas 19°01′00″N 96°37′00″O / 19.016666666667, -96.616666666667Coordenadas: 19°01′00″N 96°37′00″O / 19.016666666667, -96.616666666667
Resultado Victoria Mexicana
Beligerantes
Flag of Mexico (1823-1864, 1867-1968).png República Mexicana Bandera de Francia. Segundo Imperio Francés
Comandantes
Francisco de Paula Milán Jean Danjou
Fuerzas en combate
2200 soldados
800 caballería
65 soldados
Bajas
190 43
[editar datos en Wikidata ]

La batalla de Camarón fue un conflicto que tuvo lugar el 30 de abril de 1863 entre la Legión Extranjera Francesa y el ejército mexicano cerca de la localidad de Camarón de Tejeda, Veracruz contra el ejército del Segundo Imperio francés.[1]

Antecedentes[editar]

Durante la segunda intervención francesa en México, en 1863, el ejército francés cercó la localidad de Puebla tras el fracaso del ataque previo contra la ciudad en la batalla de Puebla del año anterior.

El 29 de abril de 1863, un destacamento francés formado por 64 carros de combate partió hacia el puerto de Veracruz con la misión de abastecer a las tropas francesas con víveres, tres millones de oro y otros materiales. El coronel Pierre Joseph Jeanningros estuvo al mando de la Legión Extranjera tras recibir información sobre un posible ataque contra el destacamento y decidió mandar a la 3.ª compañía a explorar los accesos al poblado de Palo Verde bajo las órdenes del capitán Jean Danjou. El destacamento estuvo formado por 62 soldados de infantería y tres oficiales (entre los que se encontraban Danjou y los tenientes Maudet y Vilain).

Contienda[editar]

A la 1:00 (hora local) del 30 de abril, los soldados iban de camino y a las 7:00, tras recorrer 15 millas se detuvieron en Palo Verde a descansar. Poco después avistaron al ejército mexicano formado por 800 soldados de caballería y 2200 efectivos de infantería.[2] El capitán Danjou ordenó el despliegue de las tropas. A pesar de estar en inferioridad, causaron las primeras bajas en el ejército mexicano. La primera batalla la ganaron los franceses gracias a la artillería. En la búsqueda de una zona más defendible, Danjou ocupó las cercanías de la hacienda de Camarón, una posada protegida por un muro tres metros de altura. Su plan era mantener a las fuerzas mexicanas ocupadas y prevenir ataques contra sus tropas.

Mientras los legionarios se preparaban para defender la posada, el comandante mexicano Milán exigió a Danjou la rendición de sus soldados considerando la superioridad numérica del lado mexicano. Danjou respondió: "Tenemos armas y no nos rendiremos”. Tras incendiarse la posada, los franceses se quedaron sin agua y al mediodía Danjou falleció de un disparo en el pecho y el subteniente Vilain dos horas después. No obstante, sus soldados continuaron resistiendo a pesar de estar en inferioridad ante las fuerzas mexicanas. A las 5 de la tarde quedaban en pie 12 legionarios a las órdenes del teniente Maudet. A las 18:00 se quedaron sin munición y los supervivientes cargaron las bayonetas.[3]

El coronel Milán evitó que sus hombres descuartizasen a los legionarios supervivientes. Cuando los franceses fueron invitados a rendirse, estos aceptaron con la condición de volver a la base con su bandera, mantener sus armas y escoltar el cuerpo del capitán Danjou. Milán aceptó los términos y declaró: “¿Cómo puedo recusar a estos hombres? No, esos no son hombres, son el diablo, y por respeto a ellos acepto sus peticiones”.

De los 62 soldados franceses, solo el caporal Maine y 2 hombres más quedaron en pie al final de la batalla; en total resistieron por 11 horas ante 2 mil mexicanos cuyas bajas registradas ascendieron a 600 entre muertos y heridos.[4]

Consecuencias[editar]

Las bajas fueron significativas: de toda la compañía, la mitad murieron o fueron heridos de gravedad. Los heridos fueron trasladados a los hospitales de Huatusco y Jalapa, donde recibieron asistencia médica. Tres meses después de la batalla se produjo el primer intercambio de prisioneros en el que fueron liberados ocho franceses a cambio de doscientos mexicanos.[5]

Por decreto del 4 de octubre de 1863, el Ministro de Guerra, el general Randon ordenó que el nombre de "Camerone" estuviese inscrito en la bandera del regimiento de la legión extranjera.[6] Además, el Emperador Napoleón III decidió que los nombres de Dandem Vilain y Maudet fueran marcados en el palacio de Los Invalidos.

En 1892 se erigió un monumento en el lugar del combate en el que rezaba una inscripción en latín, pero el estado de abandono del memorial hizo que en 1948, el coronel Penette mandara levantar otro inaugurado en 1963 en el que figura la misma inscripción en francés:[7]

Francés
Ils furent ici moins de soixante
Opposés à toute une armée.
Sa masse les écrasa.
La vie plutôt que le courage
Abandonna ces soldats Français
A Camerone le 30 avril 1863
Español
Eran menos de sesenta
Contra todo un ejército
Al que batallaron hasta la extenuación
Y que la vida, antes que el valor, abandonase
A los soldados franceses
30 de abril de 1863 en Camarón
Desfile militar de 2006 en Aubagne en conmemoración por la batalla de Camarón.

El 30 de abril, durante todos los años el gobierno mexicano celebra ceremonias en memoria de los caídos con un desfile militar. A estas ceremonias suelen asistir representantes del ejército francés y de veteranos jubilados de la legión francesa.

La mano protésica de Danjou es considerada la reliquia más venerada por la legión francesa.

La conducta atribuida a la legión en esta cita fue mitificándose y Camarón fue sinónimo de coraje y de lucha hasta la muerte.[8]

El capitán Danjou fue un militar que perdió la mano izquierda durante una expedición en Argelia, por lo que tuvo que llevar una prótesis en su antebrazo. Esta prótesis está considerado el objeto más valioso de la legión y aquel legionario que la porte durante un desfile lo considera un honor.

Bibliografía[editar]

  • Avenel, Jean (1996): La campagne du Mexique (1862-1867). Éditions Economica. ISBN 978-2717831108.
  • Gouttman, Alain (2008): La guerre du Mexique, 1862-1867: le mirage américain de Napoléon III. Perrin. ISBN 9782262021160. Resume.
  • Julaud, Jean-Joseph (2008): Camarón. Le Cherche midi éditeur. ISBN 2-7491-1059-9.
  • Eugène Lanusse, Eugène (1891): Les héros de Camaron. Flammarion.
  • Manes Postigo, Joaquim (2004): El mito de Camerone. Hergue Editores. ISBN 84-95319-80-2.
  • Sergent, Pierre (1980): Camerone. Editions Fayard. ISBN 2-213-00890-6.
  • Lucien-Louis Lande, « La Hacienda de Camaron» in Souvenirs d'un soldat, éditeurs H. Lecène et H. Oudin, Paris, 1886 Revue des deux mondes du 15 juillet 1878
  • Alexis Hubert de La Hayrie, Combat de Camarón - 30 avril 1863, imprimerie Danel, 1889.
  • Eugène Lanusse, Les héros de Camaron, Flammarion, 1891, Ce livre a été rédigé par l'aumônier militaire ayant participé à la campagne du Mexique d'après le récit de l'un des protagonistes
  • Raphaël Schneider, La légion étrangère, in revue Histoire mondiale des conflits n°14, 2004
  • Jean-Philippe Liardet, Camerone 30 avril 1863, in revue Champs de bataille n°7, 2005

Referencias[editar]

  1. Windrow, Martin (2005). The Last Valley: Dien Bien Phu and the French Defeat in Vietnam. Da Capo Press. pp. 198–200. ISBN 0-306-81443-9. 
  2. Julaud, Jean-Joseph (2006). «capítulo 5: 1848 à 1870 : l’économie décolle». L’Histoire de la France pour les Nuls (en francés). Editions First. p. 185. ISBN 2-75400-181-6. 
  3. ibid
  4. ibid
  5. Lanusse (1891), p. 55.
  6. Lanusse (1891), p. 154.
  7. Manes Postigo (2004), p. 199.
  8. Windrow, Martin (2005): The Last Valley: Dien Bien Phu and the French Defeat in Vietnam. Da Capo Press. ISBN 0-306-81443-9.

Enlaces externos[editar]