Ataque al Batallón de Monte Chingolo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ataque al Batallón de Monte Chingolo
Lugar Monte Chingolo, Buenos Aires, Argentina
Blanco(s) Batallón Depósito de Arsenales 601 Domingo Viejobueno
Fecha 23 de diciembre de 1975, Hace ya 38 años, 7 meses y 6 días
Tipo de ataque Asalto a unidad militar
Muertos Aprox. 100 (6 militares y 62 guerrilleros en combate directo, más un número estimado de 30 guerrilleros ejecutados luego de la rendición)
Heridos 59 (34 militares y 25 guerrilleros)
Perpetrador(es) ERP
Motivo Obtener armamento para una revolución durante un gobierno constitucional.

El fallido asalto al Batallón Depósito de Arsenales 601 Domingo Viejobueno, en la localidad de Monte Chingolo, Buenos Aires, Argentina, el 23 de diciembre de 1975, fue la última gran acción del Ejército Revolucionario del Pueblo. Tenía el objetivo de apropiarse de 20 toneladas de armamento: 900 FAL con 60.000 tiros, 100 M-16 con 100.000 tiros, seis cañones antiaéreos de 20 milímetros, quince cañones sin retroceso, escopetas itakas con sus proyectiles y 150 subametralladoras.[1] Entre los efectivos militares en Monte Chingolo figuraba un soldado entregador e informante del Batallón de Arsenales 601.[2]

Desarrollo[editar]

Los erpianos no sabían que estaban infiltrados por un agente de inteligencia del Ejército, Jesús "El Oso" Ranier, un ex miembro de las Fuerzas Armadas Peronistas. Por medio de la información de Ranier, más los croquis encontrados en poder del Jefe de Logística del ERP, Juan Eliseo Ledesma, capturado por el Ejército el 7 de diciembre de 1975, y las delaciones producidas tras esa captura (no tanto por Ledesma, sino por su segundo en logística, Elías Abdón), se produjo al día siguiente la captura de varios familiares de Santucho -los cuales fueron liberados poco después- y, lo más importante, la anticipación del ataque. Santucho se negó a abortar la operación y el Ejército, bien preparado para el combate, le propinó una derrota casi definitiva.

A las 19:45, el batallón urbano José de San Martín, del Ejército Revolucionario del Pueblo, con refuerzo de unos 30 ó 40 guerrilleros recién llegados de Tucumán, inició las acciones con el corte de los nueve puentes sobre el Riachuelo que unen la Capital Federal y el Oeste con el Sur del Gran Buenos Aires; se hostigaba al Regimiento 7 de La Plata y las brigadas de la policía provincial de Quilmes, Avellaneda y Lomas de Zamora; se interrumpía el tránsito en los dos caminos que unen La Plata con el Sur de Gran Buenos Aires y se tendían dos anillos de contención alrededor del cuartel de Monte Chingolo. El combate fue encarnizado en muchos de esos puntos, algunos con particular éxito como el de la Avenida Pasco y en el Puente La Noria.

A la misma hora, 70 combatientes al mando de Abigail Attademo (capitán Miguel) iniciaban el asalto al cuartel. Ni bien entraron se encontraron, desde distintos puntos, con nutrido fuego de fusilería y de ametralladoras pesadas, lo que evidenciaba la preparación previa y con ella la pérdida del factor sorpresa. Inicialmente los defensores fueron pillados en medio de una servida de cena lo que indica que se reagruparon rápidamente.[3]

Bajas[editar]

Las bajas de ERP fueron 62 muertos de los cuales hubo nueve sin identificar, porque sólo eran conocidos por su nombre de guerra.[4] Un número indeterminado de ellos, estimado en 30 por Daniel De Santis, fueron prisioneros ejecutados de modo ilegal luego de rendirse.[5] Unos 25 heridos fueron evacuados por sus compañeros.[6]

Las fuerzas militares tuvieron dos oficiales, un suboficial y tres soldados conscriptos muertos.[7] Además hubo 17 heridos de Ejército, 8 de la Policía Federal y 9 de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Consecuencias[editar]

Tras el desastre militar de Monte Chingolo, la conducción del ERP intentó justificarla aprovechando la crisis que días antes había estallado en el seno de la Fuerza Aérea (y que se resolvió con el pase a retiro del Comandante en Jefe brigadier general Héctor Luis Fautario y su reemplazo por Orlando Ramón Agosti).

El ERP dirá entonces que su objetivo era demorar la consumación de un nuevo golpe militar en preparación. La falsedad de esta afirmación surge de que la información sobre los planes del ataque comenzó a circular al menos desde el 7 de diciembre muchos días antes del inicio de la crisis en la Fuerza Aérea (empezó el 18 de diciembre), y ya los croquis y las delaciones de Abdón, demuestran que se estaba ante un plan largamente estudiado.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Entrevistas a Gustavo Plis-Sterenberg. Por Luciana Bertoia. El ORTIBA.
  2. Guerrillas and generals: the "Dirty War" in Argentina. Por Paul H. Lewis. Página 121.
  3. ARGENTINA: Hanging from the Cliff (Argentina. colgando de un precipicio). TIME MAGAZINE. 5 de enero de 1976
  4. Gloria a los héroes de Monte Chingolo. Por PRT - Argentina (Pedro, corresponsal de Estrella Roja)
  5. Monte Chingolo. Entrevista a Daniel De Santis. Por Luciana Bertoia. El ORTIBA.
  6. "Las tumbas de Monte Chingolo", Clarín, 23 de enero de 2006.
  7. Los fallecidos del Ejército en Monte Chingolo fueron el capitán Luis María Tetruzzi; el teniente primero José Luis Espinassi; el sargento ayudante Roque Cisterna; y los soldados Roberto Caballero, Benito Ruffolo y Raúl Sessa (Clarín, cit.)