Seudonimato y anonimato

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Anonimato»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El seudonimato y el anonimato son dos maneras de referirse a una persona; se utilizan en las publicaciones de libros, en artículos periodísticos, en referencias policiales y en otro medios de comunicación masivos.

Seudónimo[editar]

El seudónimo es un nombre que utiliza una persona de manera intencional para publicar sus obras o libros. El seudónimo conlleva un nombre y un apellido o, en ocasiones, sólo un sustantivo. Por ejemplo, Gabriela Mistral fue el seudónimo que usó la poeta chilena Lucila Godoy de Alcayaga, ganadora del Premio Nobel de Literatura. Igualmente, con el seudónimo Pablo Neruda suscribía sus poesías el vate chileno cuyo nombre legal fue Neftalí Reyes. Otro famoso seudónimo fue Azorín, el de José Martínez Ruiz, el autor de Los pueblos y de tantos otros ensayos.

También en el caso de la política mundial hay seudónimos que identifican a varios personajes de la historia: Lenin, Stalin y Jozip Broz Tito Tito. En el cine, muchos actores y actrices aparecen con seudónimos y con dicha identidad pasan a la historia, como el caso de Cantinflas, para referirse al bufo mexicano Mario Moreno.

Legislación[editar]

Se permite el buen uso del seudónimo, sobre todo cuando se trata de periodistas o de escritores, que a la larga pasan a la historia con ese apodo. En el caso de los anónimos, en el caso de que atenten a la honra y dignidad de terceros, está perseguido por ley, y el ofensor merece sanción penal.[cita requerida]

Anonimato[editar]

Aviso de medidas contra el anonimato en internet para la prevención del terrorismo. Holacafé de Jorge Eduardo Fuentes Zúñiga.

El anonimato es el carácter o la condición de anónimo,[1] es decir, que la identidad de una persona o entidad es desconocida. Esto puede ser simplemente porque no se le haya pedido su identidad, como en un encuentro ocasional entre extraños, o porque la persona no puede o no quiere revelar su identidad. Por ejemplo, esto puede suceder a víctimas de crimen y guerra, cuya identidad no puede ser reconocida. Disfrazar la identidad puede también ser por elección, por razones legítimas como la privacidad y, en algunos casos, por seguridad personal. Muchas personas, tanto del ámbito del crimen como de muchos otros sectores, a menudo prefieren mantener su anonimato, como en el caso de escribir una carta con una amenaza o demanda: muchos trabajadores prefieren omitir su nombre al hacer pública su queja respecto a las malas condiciones de trabajo. En una gran ciudad existe mayor anonimato que en los pequeños poblados. Esto puede ser considerado tanto ventajoso como desventajoso. Los trabajos anónimos no siempre poseen un autor conocido. Pueden ser el resultado de una tradición folclórica, la difusión oral; o puede tratarse de que la información del autor se perdió o se escondió intencionalmente.[cita requerida]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Real Academia Española (2001). «Anonimato». Diccionario de la Lengua Española. Consultado el 21 de julio de 2014. «1. m. Carácter o condición de anónimo.»