Ana Belén Montes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ana Belén Montes
Ana Belen Montes mashup.png
Fotografía compuesta de Ana Belén Montes, después de haber sido detenida por el FBI.
Nacimiento 28 de febrero de 1957 (57 años)
Alemania Occidental
Nacionalidad estadounidense
Alma máter Universidad Johns Hopkins y Universidad de Virginia
Ocupación agente
[editar datos en Wikidata]

Ana Belén Montes (nacida en la Alemania Occidental el 28 de febrero de 1957) era la analista superior (senior analyst) sobre temas cubanos en la Agencia de Inteligencia de la Defensa de los Estados Unidos (Defense Intelligence Agency, DIA). El 21 de septiembre de 2001, fue arrestada y acusada del delito de “conspiración para cometer espionaje” a favor del gobierno cubano, después de que Cuba descubriera la existencia de una cierta red norteamericana secreta de espionaje electrónico. En octubre del mismo año, se declaró culpable y en 2002 fue condenada a 25 años de cárcel y 5 de libertad vigilada.[1] El Gobierno de los Estados Unidos la considera responsable de al menos uno de sus agentes en Centroamérica.

Ana Belén Montes superó varias pruebas del detector de mentiras durante su periodo de servicio y al caer bajo sospecha, sin ser detectada jamás,[2] al igual que ha ocurrido con otros espías notorios como Aldrich Ames,[3] Karl Koecher,[4] o Leandro Aragoncillo.[5]

Montes finalmente reconoció ser culpable del delito de espionaje, y en octubre de 2002 fue sentenciada a 25 años de prisión más cinco años adicionales de eventual libertad condicional bajo el régimen especial de probation.[1]

Arresto[editar]

Montes fue finalmente arrestada el 20 de septiembre de 2001, mientras se encontraba en su oficina, por agentes del FBI (Federal Bureau of Investigation, Buró Federal de Investigación). Los fiscales afirmaron que Montes había tenido acceso privado a información clasificada acerca de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, relacionada a la entonces inminente invasión estadounidense de Afganistán en octubre de 2001 (poco después de los ataques terroristas del 11 de septiembre) de ese año, y naturalmente ellos no querían revelar esta información a enemigos potenciales.

En 2002, Montes se declaró culpable de los cargos que se habían levantado contra ella, los cuales le podrían haber valido la pena de muerte, pero finalmente fue sentenciada a 25 años de prisión en octubre de ese año, luego de haber llegado a un acuerdo con la fiscalía (respecto de especificar que tipo de información les había efectivamente pasado a los servicios de inteligencia cubanos).

Según su abogado defensor, Plato Cacheris, Montes cometió actos de espionaje debido a razones morales, como que “ella sentía que los cubanos eran tratados injustamente por el EE.UU.”.

Vida en prisión[editar]

Montes actualmente se encuentra encarcelada en la prisión del Federal Medical Center (FMC) Carswell (EN) en Fort Worth. Según consta en el listado elaborado por el Oficina Federal de Prisiones de los Estados Unidos, las instalaciones de ésta -ubicada en el extremo nororiental de la base aeronaval (y conjunta de reservistas) de esa ciudad texana- proveen servicios médicos y de salud mental a delincuentes del sexo femenino. El número de prisionera de Montes dentro del FMC es 25037-016. Su fecha tentativa de liberación es el 1 de julio de 2023, y no antes, ya que por ahora no existe la libertad condicional en el sistema penitenciario federal de los Estados Unidos.

Alegatos específicos[editar]

En 2007, el agente de funcionario de contrainteligencia de la DIA Scott W. Carmichael alegó que fue Ana Montes quien alertó a los agentes cubanos de inteligencia acerca de un campamento clandestino del Ejército estadounidense en El Salvador, durante la guerra civil que asoló a esa pequeña nación centroamericana durante la década de 1980. Carmichael afirmó que Montes sabía acerca de la existencia de ese campamento de las Fuerzas Especiales, justamente porque ella lo había visitado tan sólo unas semanas antes de haber sido atacado por las guerrilleros izquierdistas del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), entonces organización armada marxista aliada de la Cuba de Fidel Castro. Carmichael, quien encabezó la investigación de la DIA sobre Montes, la acusó de ser directamente responsable por la muerte del sargento boina verde Gregory A. Fronius, quien resultó muerto el 31 de marzo de 1987 en la localidad salvadoreña de El Paraíso (en el departamento de Chalatenango), durante un ataque del FMLN.

Carmichael caracterizó el daño causado por Montes a la DIA y a otras agencias de inteligencia estadounidenses como “excepcionalmente grave” y afirmó que ella comprometió un “programa de acceso especial” al cual él mismo no tenía acceso, a pesar de que era el principal investigador del caso de espionaje de Montes. También alegó que muchos dentro de la comunidad estadounidense de inteligencia creían que la infiltración de la DIA por parte de Montes no era la excepción, sino más bien la regla, y que el servicio de inteligencia cubano tenía numerosos espías y agentes encubiertos o topos dentro de las agencias de inteligencia estadounidenses.[6]

Por su parte, en una entrevista con la cadena de noticias CBS News, que tuvo lugar el 6 de mayo de 2002, el antiguo subsecretario de Estado John Bolton afirmó que un informe oficial estadounidense de 1998, el cual había tenido una contribución importante de Montes, concluyó que Cuba no representaba una amenaza militar significativa para los Estados Unidos o para la región. Bolton agregó que, debido a las actividades de espionaje de Montes, no era posible excluir la posibilidad de que el entonces gobierno del presidente Bill Clinton haya podido soslayar la potencial amenaza que supuestamente representaba Cuba, debido a la entonces influencia de Montes en la DIA y la forma en la que preparaba sus “blandos” informes en esa agencia federal.[7]

En la cultura popular[editar]

El cantautor estadounidense David Rovics, interesado en temas relacionados con la política internacional, escribió una canción sobre Ana Belén Montes.[8]

Referencias[editar]

  1. a b «An unrepentant Montes sentenced to 25 years ("Una Montes no arrepentida sentenciada a 25 años")». The Centre for Counterintelligence and Security Studies. octubre de 2002. 
  2. Bachelet, Pablo (13 de octubre de 2006). «Book outlines how spy exposed U.S. intelligence secrets to Cuba ("Libro destaca cómo un espía exponía secretos de inteligencia de los EE.UU. a Cuba")». McClatchey Washington Bureau. «"Ella estuvo bajo la sospecha de los EE.UU. en 1994, cuando Cuba detectó un sistema de vigilancia electrónica altamente secreto. Montes realizó una prueba en el polígrafo y la pasó"».
  3. Ames provee una perspectiva (insight) personal sobre la confianza del gobierno de los EE.UU. en los polígrafos, en una carta de 2000 a Steven Aftergood, de la Federación de Científicos Estadounidenses (Federation of American Scientists, FAS) [1]
  4. Ron Kessler, Moscow's mole in the CIA: How a swinging Czech superspy stole America's most Sensitive secrets, The Washington Post, 17 de abril de 1988, C1.
  5. Brian Ross y Richard Espósito (6 de octubre de 2005). «Investigation continues: Security breach at the White House ("La investigación continúa: Brecha de seguridad en la Casa Blanca"». ABC News. «"Funcionarios dicen que Aragoncillo superó varias de las pruebas con detector de mentiras que son rutinariamente realizadas a individuos con acceso a altos secretos (top secrets)»..
  6. Carmichael, Scott W. (2007). U.S. Naval Institute Press, ed. True believer: Inside the investigation and capture of Ana Montes, Cuba's master spy (“Auténtica creyente: Dentro de la investigación y captura de Ana Montes, magistral espía cubana”). Anápolis (estado de Maryland). 
  7. [2] Entrevista de CBS News al antiguo subsecretario de Estado Bolton.
  8. Sitio web de David Rovics.

Enlaces externos[editar]