Alonso de Fonseca y Ulloa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Alonso III de Fonseca»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Alonso de Fonseca y Ulloa, en el Colegio de Fonseca

Alonso III (o Alfonso) de Fonseca y Ulloa (Santiago de Compostela, 1475 - Alcalá de Henares, 4 de febrero de 1534) fue un eclesiástico, obispo y mecenas español.

Nació en Santiago de Compostela en 1475, en la rúa del Franco. Era hijo del arzobispo de Santiago Alonso de Fonseca y Acevedo y de María de Ulloa. Estudió leyes y teología en Salamanca.

Arzobispo de Santiago de Compostela[editar]

Cuando tenía 32 años, en 1507, su padre quiso retirarse del Arzobispado y que le sucediera Alonso III. Para soslayar la prohibición eclesiástica de que un hijo sucediera al padre, tuvo que ir a ver al papa, Alejandro VI, viajando a Roma y a Nápoles. Para resolver el problema Pedro Luis de Borja (sobrino del papa) fue nombrado sucesor por un brevísimo período, renunciando luego.[1] En 1507 Alonso tomó posesión como arzobispo de Santiago, y ocupó el cargo hasta 1523.

Tuvo que hacer frente a Rodrigo Osorio de Moscoso, conde de Altamira, por sus intromisiones en el señorío de las Tierras de Santiago y puso freno a las injusticias de los gobernadores mediante su proximidad a los monarcas y al papado. Mantuvo pleitos con los monjes benedictinos de San Martín Pinario, en un momento de resurgimiento de esta Orden en Galicia.

Fueron memorables los solemnes funerales que ofició por la muerte de su padre en 1512. A ellos acudió Gonzalo Fernández de Córdoba, conocido como el Gran Capitán, quién ofreció sus armas victoriosas al Apóstol Santiago.

Liderazgo político[editar]

Asumió las reivindicaciones de la aristocracia del Reino de Galicia poniéndose al frente de los reclamantes, a lo que contribuyó su nombramiento por Carlos I de España como miembro de su Real Consejo. Así, en las Cortes de Santiago y de La Coruña, se puso al frente de la protesta de la aristocracia gallega por su exclusión en las dichas cortes. El Reino de Galicia estaba representado por Zamora, lo que fue motivo de una demostración de agitado descontento ante las puertas del convento de San Francisco, donde se reunieron los procuradores castellanos y flamencos.

Organizó el 14 de diciembre de 1520 la Asamblea de Melide, representativa de la clase dirigente del Reino de Galicia. En ella se acordaron las siguientes posiciones:

  • Mantener al Reino de Galicia al margen de la sublevación comunera castellana.
  • Exigir el voto en Cortes para dicho Reino.
  • Solicitar una casa de contratación de comercio para Coruña.

Realizó también labores de mediación en el levantamiento de las germanías valencianas, por encargo de Carlos I.

Entrada del pazo (palacio) de Fonseca o de San Xerome, en Santiago de Compostela, sede actual del rectorado de la Universidad.

Arzobispo de Toledo[editar]

A la muerte del cardenal Cisneros (1517), fue propuesto como arzobispo de Toledo y Primado de las Españas, pero Carlos I, nombró a Guillermo de Croy. Guillermo falleció muy pronto, por lo que Fonseca pudo ser nombrado arzobispo en 1523.

Bautizó a Felipe II de España. Asentó su residencia en Alcalá de Henares, donde falleció el 4 de febrero de 1534. Fue enterrado en Salamanca. Su hijo, Diego de Acevedo, fruto de las relaciones con la aristócrata Juana de Pimentel, estuvo al servicio del rey y tuvo mayorazgo en Galicia.

Impronta cultural[editar]

Llamó y favoreció a intelectuales, artistas y humanistas. Fundó en Salamanca, en 1519, el Colegio Mayor de Santiago, el Zebedeo, más conocido como Colegio Mayor de Fonseca o Colegio del Arzobispo, para los clérigos gallegos que allí estudiaban.

Alcanzó la bula del papa Clemente VII del 15 de marzo de 1526 para la fundación, en Santiago de Compostela, de un Colegio nuevo con el título de Santiago Alfeo, el actual Colegio de Fonseca. En ella se autorizaba a construir un colegio nuevo o a ampliar el existente Estudio Viejo fundado por Lope Gómez de Marzoa, anexionar las rentas de éste y establecer las enseñanzas de Artes, Teología y Derecho. En su testamento de 1531, marcó las líneas generales de su fundación. Este colegio sería la matriz de la Universidad de Santiago de Compostela.

Su labor humanista tuvo proyección continental. Tuvo correspondencia con Erasmo de Rotterdam, a quien prestó su apoyo. Situó a la Iglesia gallega y posteriormente a la Iglesia española en las corrientes culturales de la época.


Predecesor:
Pedro Luis de Borja
Arzobispo de Santiago de Compostela
1507 - 1523
Sucesor:
Juan Pardo de Tavera
Predecesor:
Guillermo de Croy
Arzobispo de Toledo
1523 - 1534
Sucesor:
Juan Pardo de Tavera

Notas[editar]

  1. El arzobispado no reconoce a Borja como arzobispo; no figura en la lista que publica en su web