Adolfo Nicolás Pachón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Adolfo Nicolás Pachón, S.J.
Adolfo Nicolas, Sup. Gén.jpg
Información personal
Títulos XXX General de la Compañía de Jesús
Nacimiento 29 de abril de 1936
Villamuriel de Cerrato, Flag of Spain.svg España
Congregación Jesuitas
Estudios Doctor en Teología
Sitio web Curia General de la Compañía de Jesús

Adolfo Nicolás Pachón S.J. (Villamuriel de Cerrato, Palencia, 29 de abril de 1936) es un sacerdote español de la Compañía de Jesús. El 19 de enero de 2008 fue elegido como el trigésimo Prepósito General de la Compañía de Jesús sucediendo a Peter Hans Kolvenbach S.J.

Biografía[editar]

Adolfo Nicolás nació en Villamuriel de Cerrato, Palencia. Es el tercero de cuatro hermanos (Antonio, Félix, Adolfo y José). Su padre era militar de profesión. Estudió en el Colegio de Areneros con la promoción de 1953.

El 15 de septiembre de 1953 comenzó su vida religiosa entrando como novicio en Aranjuez. Posteriormente terminó los estudios de Filosofía en Alcalá de Henares. Se trasladó a Tokio en 1961, donde terminó Teología y fue ordenado sacerdote el 17 de marzo de 1967 con 30 años de edad. Entre 1968 y 1971 estudia teología sistemática y obtiene el doctorado en Teología en Roma, en la Pontificia Universidad Gregoriana. En 1971 vuelve a Asia, donde estuvo cuarenta y cuatro años. En Tokio ejerce como profesor de Teología Sistemática en la Universidad Sofía y hace los últimos votos en la Compañía el 5 de octubre de 1976. Después de siete años en Tokio es trasladado a Filipinas como director del Instituto Pastoral de Manila (EAPI) hasta 1984. Entre 1991 y 1993 ejerce de rector del Escolasticado de Tokio, y posteriormente, entre 1993 y 1999, es el Superior Provincial de los Jesuitas en Japón. Entre los años 2000 a 2004 trabaja en un Centro Pastoral de inmigrantes en Tokio. Su trabajo es difícil pero es capaz de ayudar a inmigrantes filipinos y de otros países asiáticos en Tokio. Obtiene así una experiencia de primera mano del sufrimiento de estas personas. Su servicio a los pobres y oprimidos fue parte de su primera homilía como Superior General:

“Hace poco conversaba con uno de vosotros, sobre algo que me sucedió en un tiempo en que trabajaba con emigrantes. Una experiencia que me impresionó hondamente. A una filipina que había tenido muchas dificultades para integrarse en la sociedad japonesa, que había sufrido muchísimo, se le acercó otra filipina pidiéndole consejo: -Tengo dificultades con mi marido, y no sé si divorciarme, si continuar… Le pedía consejo sobre estos problemas bastante habituales. La primera le respondió: -No sé qué decirte ahora mismo. Pero ven conmigo a la Iglesia y recemos, porque para nosotros los pobres, solamente Dios nos ayuda-. Esto me impresionó mucho, porque es muy verdadero. Para los pobres, solamente Dios es la fuerza. Para nosotros sólo Dios es la fuerza. Para el servicio desinteresado sin condiciones sólo Dios es la fuerza." [1]

Desde 2004 y hasta su elección como prepósito general ejerce el cargo de presidente de la Conferencia de Provinciales de Asia Oriental y Oceanía. Fue corresponsable de toda la región jesuita de Asia Oriental que va desde Myanmar (Birmania) y China a Micronesia en el Pacífico, incluyendo la provincia de Australia.

El 19 de enero de 2008 los 217 jesuitas electores reunidos en Roma lo eligieron como sucesor de Peter Hans Kolvenbach, en la 35ª Congregación General. Convirtiéndose en el séptimo español que llega al cargo. Además de su nativo español, habla cinco idiomas: catalán, japonés, inglés, francés e italiano. El primer acto de Nicolás como Superior fue visitar las habitaciones donde el fundador, San Ignacio de Loyola, vivió largo tiempo, escribió las Constituciones y murió.

Perfil[editar]

El jesuita Adolfo Nicolás llega a Superior General de la Compañía siguiendo el mismo camino de Pedro Arrupe, el Superior español que también había servido la mayor parte de su vida en Japón. José María Fernández Martos, jesuita, describe al nuevo Superior: “Destacaría primero, una gran sensibilidad para el diálogo con la cultura. También su apertura desde la convicción de que sólo se salva aquello a lo que amas”.[2] Su compromiso social lo llevó a vivir en un barrio pobre en Japón. José María Fernández da testimonio: “Tiene una honda conciencia de la Justicia Social. Por ejemplo, él se trasladó, siendo profesor del teologado jesuita, a un barrio pobre de Tokio (Japón) y en Filipinas ha vivido también en contacto con los pobres".[2]

Sobre su experiencia ecuménica al vivir en Oriente se refiere Joaquín Salord, jesuita que trabaja en Camboya: “Es muy abierto, sabe mucho del diálogo interreligioso, domina el tema del budismo, y el sintoísmo y ha sido consejero en el sínodo de obispos de Asia".[2]

El viernes 25 de enero, el Padre Adolfo Nicolás vivió su primer encuentro con periodistas. Se refirió a la comparación con el jesuita Pedro Arrupe: "Otros periódicos dicen que soy tipo Arrupe, tipo Kolvenbach, mitad y mitad, al cincuenta por ciento, pero nadie ha dicho todavía que tengo un 10 por ciento de Elvis Presley, pero se podría decir y no sería sorpresa. Todo esto es falso. Yo no soy P. Arrupe, yo amo al P. Arrupe, lo admiro, ha influido en mí, lo he tenido como superior cuatro años en Japón, incluso lo había conocido antes, en el colegio, cuando nos hablaba de la bomba atómica en Hiroshima…, pero yo no soy Arrupe. Entonces, ¿quién soy yo? si me preguntan les diré que he sido hecho para la realidad en la que me encuentro, estoy en proceso, in fieri, hasta que me convierta en lo que Dios quiere de mí, de todos nosotros".[3]

Sobre la relación con el Papa Benedicto XVI, el nuevo Superior aclaró sobre una "distancia teológica" entre Benedicto XVI y él: "Entonces, la distancia es más teórica en la imaginación de algunos; se trata de un coloquio que continúa, porque creo que la teología es siempre diálogo. Lo que es más importante es la búsqueda de la verdad, y la búsqueda de la verdad inspirada en la Palabra de Dios, en la vida de la Iglesia, en la vida de los cristianos. Es en este diálogo donde se pueden encontrar quizás, en algunas cuestiones, las diferencias, pero siempre en la búsqueda común de la verdad".[3]

Al preguntarle sobre el futuro, el Padre Nicolás dijo que puede decir muy poco, porque acaba de comenzar, pero sobre como será su actuar señaló la transparencia: "Yo pienso ser transparente. He aprendido en Indonesia, de una pareja que no era cristiana, en un contexto donde se tiene miedo de los espíritus malignos, pareja que, para defenderse de esas amenazas tomó como espiritualidad la transparencia, y así, lo malo que llega pasa sin dejar rastro y lo bueno que llega se va comunicado a los demás. Creo que es un símbolo para tenerlo en cuenta. Transparencia que es una actitud responsable para el bien de los otros, no para nosotros. No es tan importante lo que la gente piense de mí, es más importante el bien de los demás".[3]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Peter Hans Kolvenbach
Ihs-logo.svg
Prepósito General de la Compañía de Jesús
Desde el 19 de enero de 2008
Sucesor:
(en el cargo)