Zanfona

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Zanfona o zanfoña
Zanfonía.png
Dibujo esquemático de una zanfona
Tesitura
HurdyRange.svg
Características
Clasificación Instrumento de cuerda
Instrumentos relacionados Nyckelharpa
[editar datos en Wikidata]
Sonido de la zanfona

Una zanfona o zanfoña[1]​ es un instrumento musical perteneciente a la familia de los cordófonos frotados,[2]​ muy extendido en la música popular europea con numerosas variantes en distintas regiones y épocas.[cita requerida] Posiblemente derivada del organistrum del siglo X,[2]​ a la zanfona se le conoce también en español por muchos otros nombres, como vihuela de rueda, sinfonía, entre otros.[2]

Características[editar]

La zanfona se asemeja a un violín mecánico en el que varias cuerdas vibran por la fricción de una rueda enresinada (situada en la caja de resonancia del instrumento) que gira gracias a un manillar o manivela.[3]

Las notas cambian al presionar las teclas de un teclado dotado de unas espadillas que acortan la cuerda melódica. La zanfona común tiene dos o tres cuerdas melódicas o cantantes, de las que se obtienen varias notas (alrededor de dos octavas de un piano), y dos o tres bordones a los lados, que emiten una sola nota (generalmente más grave). Esta nota sostenida independiente de la melodía es la que le ha valido el sobrenombre de gaita zamorana o de pobre, debido a la nota sostenida o bordón de la gaita, y debido a esta particularidad es intercambiable por la gaita en muchos estilos de música popular, especialmente en Francia y Hungría. Las zanfonas actuales pueden llegar a tener 23 cuerdas, agrupadas en cuatro categorías: melódicas, bordones, rítmicas (o trompetas) y simpáticas (que vibran sin necesidad de tener que entran en resonancia).[cita requerida]

Historia[editar]

Organistrum del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela.

La zanfona se desarrolló durante el siglo XII, siendo utilizado en la música religiosa y en la música profana medieval. Requería de dos intérpretes y recibía el nombre de organistrum y más tarde vielle à roue (‘viola a rueda’) y symphonia.

La primera referencia escrita es del abad Odón de Cluny en su obra Quomodo organistrum construatur (‘cómo construir un organito’) si bien su veracidad es dudosa dado que solo se conoce a través de citas muy posteriores. También se menciona un instrumento parecido en un compendio musical del árabe Al Zirikli.[cita requerida]

Michael Praetorius en su Syntagma Musicum (1620), pág. XXII, muestra dos zanfonas utilizadas en conciertos de teatro de la época.

En Misurgia Universalis, de Athanasius Kircher, publicado en 1650, Iconilmus VIII folio 487 figura VI, aparecen dos interesantes dibujos de la zanfona con el nombre de Lyra mendicorum.

Francia, s. XVIII

A partir del siglo XVI pasó a manos de trovadores, juglares y mendigos. Su época dorada llegó en el siglo XVIII, especialmente en la corte francesa del rey Luis XV, ya que ésta era la referencia de la moda en el resto de Europa. A finales del siglo XVIII la zanfona vuelve a manos populares, ya que en la música académica se imponen otros instrumentos de cuerda de mayor presencia (como los violines, las violas, los violonchelos y los contrabajos). Al modelo más extendido en la música folclórica de Francia se le considera un instrumento resultado de la unión de la sinfonía y la viola medieval realizados a partir de la caja de resonancia de un laúd o una viola.[cita requerida]

A mediados del siglo XVIII apareció en Francia la zanfona-órgano conocida como vielle organisée, que desapareció en poco tiempo pese a que compositores como Haydn escribieran específicamente para ella.

A partir de los años setenta renació el interés por el instrumento, especialmente tras su adaptación electroacústica y las innovaciones técnicas de las que es exponente Valentin Clastrier.

En el Kunsthistorisches Museum de Viena, se conserva un ejemplar del instrumento y una escultura de pórtico como adorno.

Denominaciones[editar]

Regiones de España[editar]

Ciego tocando la zanfonía, de Georges de La Tour. Museo Nacional del Prado.[4]

Este instrumento recibe diferentes denominaciones en las diferentes regiones.

Nombres de la zanfona en distintas regiones de España
Nombre Región
gaita de pobre Zamora
gaita de rabil Asturias y Cantabria
gaita zamorana Zamora
rabel de manubrio Palencia
vigüela Palencia
viola de roda Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia
zanfona Galicia
zanfoña, zanfonía León
zanfonía Asturias
zarrabete País Vasco

Otras denominaciones en español[editar]

Además de los términos señalados en la tabla arriba, existen muchos otros como, por poner solo unos pocos ejemplos, lira alemana,[2]lira rústica,[2]rota britannica,[2]sanfon,[2]vihuela de ciego[5]​ y viola de amor.[2]

En la cultura popular[editar]

Literatura[editar]

El instrumento es mencionado, con distintos nombres, por numerosos autores. Así, la zanfona es uno de los instrumentos que cita Mester de Clerecía en el Libro de buen amor, el cual incluye una relación de instrumentos musicales utilizados durante el período anterior al Renacimiento; en los capítulos LI y LII menciona:

Panderos, zamponnas, alboques, caramillo fecho de cana uera, cítola, atambores, guitarra, corpudo laúd, rabé gritador, trompas, annafiles, etc.

Si bien Cervantes menciona una gaita zamorana en Cap. II-XX del Quijote, puede referirse a varios instrumentos, incluyendo a una especia de flauta.[6]

Ramón Menéndez Pidal menciona a la «zanfoña» en dos ocasiones en su Poesía juglaresca y orígenes de las literaturas románicas: Problemas de historia literaria y cultural.[7]

En Romance de lobos, Ramón del Valle-Inclán se refiere a la «zanfoña» en tres ocasiones, aunque bien es cierto que en la primera mención, señala que también se conoce como «zanfona» y «zanfonía».[8]

Pintura[editar]

El instrumento figura en varios cuadros en el Museo Nacional del Prado, como Ciego tocando la zanfonía (1620-1630), de Georges de La Tour;[4]Fiesta y comida de aldeanos (1637)[9]​ y Fiesta campestre (1647), ambos de David Teniers;[10]Mesa revuelta con pinturas, zanfonía, libros y otros objetos en trampantojo (hacia 1779), de Charles-Joseph Flipart;[11]El ciego músico (hacia 1786) Ramón Bayeu y Subías.[12]

El Prado también tiene dos estudios realizados por Eduardo Rosales, ambos hacia 1870, para su "Alegoría de la Música": Niño desnudo tocando una zanfonía,[13]​ y Niño desnudo tocando una zanfonía.[14]

Así mismo, el museo alberga la estampa iluminada Ciego que toca la zanfonía y su lazarillo de Madrid (1801) dibujado por Antonio Rodríguez y grabado por José Vázquez.[15]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «zanfona». Diccionario de la lengua española. Consultado el 12 de enero de 2016. 
  2. a b c d e f g h Música. Volumen III, pp. 178, 180-181. Profesores de Educación Secundaria. Temario para la preparación de oposiciones. MAD-Eduforma. En Google Books. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  3. Rodríguez Blanco, Alicia. Música I ESO (LOMCE), p. 93. Editex, 2015. En Google Books. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  4. a b Ficha. Museo Nacional del Prado. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  5. González Casado, Pedro. Diccionario técnico Akal de términos musicales, p. 153. Ediciones AKAL, 2000. En Google Books. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  6. Cervantes Saavedra, Miguel de. El Ingenioso Caballero Don Quijote de La Mancha, p. 652. Ediciones Carena, 2004. En Google Books. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  7. Poesía juglaresca y orígenes de las literaturas románicas: Problemas de historia literaria y cultural, Instituto de Estudios Políticos, 1957. En Google Books. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  8. Romance de lobos. Espasa-Calpe, 1996. En Google Books. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  9. Ficha. Museo Nacional del Prado. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  10. Ficha. Museo Nacional del Prado. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  11. Ficha. Museo Nacional del Prado. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  12. Ficha. Museo Nacional del Prado. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  13. Ficha. Museo Nacional del Prado. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  14. Ficha. Museo Nacional del Prado. Consultado el 25 de agosto de 2017.
  15. Ficha. Museo Nacional del Prado. Consultado el 25 de agosto de 2017.

Bibliografía[editar]

  • Andrés, Ramón (2001). Diccionario de instrumentos musicales (desde la Antigüedad a J. S. Bach). Península, Barcelona. 
  • Remnant, Mary (2002). Historia de los Instrumentos musicales. Manon Troppo, Ediciones Robinbook, Barcelona. 
  • Santalices Pérez, Faustino (1956). La zanfona. ISBN 84-7680-335-4. 

Enlaces externos[editar]