Zamarramala

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Zamarramala
localidad
Vista de Zamarramala.jpg
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Flag Segovia province.svg Segovia
• Municipio Bandera de Segovia.svg Segovia
Ubicación 40°57′57″N 4°08′05″O / 40.965833333333, -4.1347222222222Coordenadas: 40°57′57″N 4°08′05″O / 40.965833333333, -4.1347222222222
• Altitud 1000 msnm
Población 534 hab. (INE 2016)
• Densidad n/d hab./km²
Código postal 40196

Zamarramala es una localidad perteneciente al municipio de Segovia, comunidad autónoma de Castilla y León, España. Destaca el mirador desde el que puede ser vista Segovia. En el pasado, contaba con ayuntamiento propio, pero pasó a formar parte del municipio segoviano en los años 1970.

Demografía[editar]

Evolución demográfica de Zamarramala
2000200220042006200820102012201420152016
327352359388479495516560541534
(Fuente: INE)

Fiesta de las Águedas[editar]

Es conocida esta localidad por la fiesta de Las Águedas (5 de febrero), una de las más antigua de España de la que se tiene constancia desde 1227, en la que se recuerda el valor de las mujeres zamarriegas que ayudaron a conquistar de nuevo el alcázar de Segovia tomado por los sarracenos. En esta Fiesta se eligen a dos "alcaldesas" que gobiernan el pueblo durante dos días y la participación es mayoritariamente femenina.

Desarrollo de la Fiesta

Fiesta declarada de interés turístico nacional. Se celebra el domingo siguiente al 5 de febrero. Durante este día las mujeres son las que mandan en el pueblo, sólo una vez al año lo hacen. Comienza la fiesta cuando el cura va a buscar a las Alcaldesas a su casa dando lugar a una pequeña procesión con bailes hasta la iglesia, donde irán a buscar a la Santa para pasearla por todo el pueblo. Durante esta gran procesión, las Águedas van bailando hasta la salida del pueblo, justo en frente de El Alzacar, y como las antiguas zamarriegas se ponen a bailar conmemorando el momento en el que hacían llamar la atención de los moros. Se vuelve a la iglesia, con música de los dulzaineros y el baile de las mujeres. Se da la misa y a continuación el pregonero anuncia los premios de "Matahombres de oro" y "Home bueno e leal". Como fin de la fiesta se quema un pelele, un muñeco de paja símbolo del hombre que es ridiculizado con versos por una coplera del lugar. Se da paso, entonces, al pinchoteo de chorizos cocido y el vino donde se puede adquirir en cualquiera de los puestos habilitados en la plaza junto a la iglesia.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]