Vuelo 901 de Air New Zealand

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vuelo 901 de Air New Zealand
Air New Zealand Flight 901.jpg
Parte del revestimiento del fuselaje superior del DC-10 con la puerta de entrada y ventanas de la cabina.
Fecha 28 de noviembre de 1979
Causa Vuelo controlado hacia el terreno.
Lugar Monte Erebus, Isla Ross, Antártica
Coordenadas 77°25′30″S 167°27′30″E / -77.425, 167.45833333333Coordenadas: 77°25′30″S 167°27′30″E / -77.425, 167.45833333333
Origen Aeropuerto Internacional de Auckland
Última escala Aeropuerto Internacional de Christchurch
Destino Aeropuerto Internacional de Auckland
Fallecidos 257
Heridos 0
Implicado
Tipo McDonnell Douglas DC-10-30
Operador Air New Zealand
Registro ZK-NZP
Pasajeros 237
Tripulación 20
Supervivientes 0

El Vuelo 901 de Air New Zealand fue un vuelo panorámico a la Antártida programado por Air New Zealand, que operó entre 1977 y 1979. El vuelo salía diariamente del Aeropuerto Internacional de Auckland en la mañana y debía pasar unas horas sobrevolando el continente antártico, antes de regresar a Auckland en la tarde a través de Christchurch. El 28 de noviembre de 1979 un McDonnell Douglas DC-10-30 registrado como ZK-NZP, chocó con el monte Erebus en la isla Ross, en la Antártida, matando a los 237 pasajeros y 20 tripulantes a bordo.[1][2]​ El accidente se conoce comúnmente como el Desastre del Monte Erebus.

Accidente[editar]

ZK-NZP, la aeronave siniestrada, fotografiada en 1977.
Mapa topográfico de isla Ross, con el monte Erebus en la parte central.
Imagen computarizada representando el avión antes de estrellarse en el monte Erebus.

La investigación inicial concluyó que el accidente fue causado por un error del piloto, pero la protesta pública llevó a la creación de una Comisión Real de Investigación sobre el accidente. La comisión, presidida por el juez Peter Mahon, concluyó que el accidente fue causado por una corrección en las coordenadas de la ruta de vuelo la noche anterior a la catástrofe, junto con una falta de información a la tripulación de vuelo de ese cambio, con el resultado de que la aeronave, en lugar de ser dirigido por computadora hacia el Estrecho de McMurdo, fue redirigida hacia el monte Erebus. En el informe, Mahon acusó a Air New Zealand de presentar «una letanía de mentiras orquestada» y esta carga al final llevó a cambios en la alta dirección de la compañía aérea. El accidente sigue siendo el desastre más mortífero en tiempos de paz de Nueva Zelanda.

El vuelo fue diseñado y comercializado como una experiencia turística única, que llevaba un guía con experiencia antártica, quien señalaba características escénicas y puntos de referencia mediante el sistema de altavoces de la aeronave, mientras que los pasajeros disfrutaban de un vuelo a baja altura sobre el Estrecho de McMurdo.[3]​ Los vuelos salían y regresaban a Nueva Zelanda el mismo día.

El vuelo 901 despegó del Aeropuerto Internacional de Auckland a las 8:00 a. m. hacia la Antártida, para aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Christchurch a las 7:00 p. m. después de volar un total de 5.360 millas náuticas (9927 kilómetros). El avión hacía una parada de 45 minutos en Christchurch para el reabastecimiento y un cambio de tripulación, antes de volar las 464 millas restantes (859 kilómetros) a Auckland, llegando a las 9:00 p. m. Los boletos para los vuelos costaban NZ$ 359 por persona (aproximadamente NZ$ 1.386 en el primer trimestre de 2013, debido a la inflación monetaria).[4]

Los dignatarios como Sir Edmund Hillary habían actuado como guías en los vuelos anteriores. Hillary estaba programado para actuar como guía para el vuelo fatal del 28 de noviembre de 1979, pero tuvo que cancelar debido a otros compromisos. Su amigo y compañero desde hace mucho tiempo, Peter Mulgrew, se propuso como guía.[5]

Los vuelos operados por lo general tenían alrededor del 85% de su capacidad; los asientos vacíos, por lo general los centrales, permitían que los pasajeros se movieran con más facilidad por la cabina para mirar por las ventanas.

Las aeronaves utilizadas en los vuelos antárticos eran ocho McDonnell Douglas DC-10-30 de Air New Zealand. El avión, el 28 de noviembre, se registró como ZK-NZP. Fue el 182° DC-10 construido, y el cuarto DC-10 introducido por Air New Zealand. El ZK-NZP fue entregado a la compañía aérea el 12 de diciembre de 1974, en la planta de Long Beach de McDonnell Douglas. Fue el primer DC-10 de Air New Zealand en ser equipado con motores General Electric CF6-50C al construirse, y había acumulado 20.750 horas de vuelo antes del accidente.[1][6]

La cruz de acero inoxidable que recuerda las víctimas del accidente aéreo de 1979, erigida en enero de 1987 en un promontorio rocoso a tres kilómetros del lugar del accidente aéreo propiamente dicho en el monte Erebus para recordar a las 257 personas fallecidas al estrellarse contra las colinas del monte, fue designada Sitio y Monumento Histórico de la Antártida n.º 73 bajo el Tratado Antártico.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Descripción del Accidente en Aviation Safety Network
  2. «DC-10 playbacks awaited». Flight International: 1987. 1979-12-15. Archivado desde el original el 2013-1-24. «At press time no information had been released concerning the flightdata and cockpit-voice recorder of Air New Zealand McDonnell Douglas DC-10 ZK-NZP which crashed on Mount Erebus on 28 November.» 
  3. «Mt Erebus Plane Crash: DC-10 ZK-NZP, Flight 901». Christchurch City Libraries. Archivado desde el original el 2013-1-24. 
  4. «RBNZ – New Zealand Inflation Calculator». 
  5. «Erebus disaster». NZ History. 9 de junio de 2009. 
  6. Hickson, Ken (1980). Flight 901 to Erebus. Whitcoulls Publishers. ISBN 978-0-7233-0641-2. 
  7. «List of Historic Sites and Monuments approved by the ATCM (2012)». Antarctic Treaty Secretariat. 2012. Consultado el 30 de diciembre de 2013. 

Enlaces externos[editar]