Vino de fruta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El vino de fruta es una bebida obtenida a partir de fermentación alcohólica del zumo de frutas diferentes a la uva. Si bien el método de elaboración es semejante al del vino, no lo es en sentido estricto.

El vino de fruta es producido en países en los cuales el clima dificulta o imposibilita el cultivo de la vid y, en cambio, permite la producción de frutas fermentables. Hay dos grandes variedades: los de zonas frescas y los de zonas cálidas

Variedades[editar]

Vinos de fruta de zonas frescas[editar]

Se producen principalmente en Centroamérica, Gran Bretaña, Alemania y zonas frescas de Estados Unidos. Los principales son:

Vinos de fruta de zonas cálidas[editar]

Los principales son:

Vinos de frutas en Cuba[editar]

Historia de los vinos de frutas en Cuba[editar]

Los vinos de fruta en cuba se remontan hasta la época de la conquista, cuando los españoles al no tener la vid comenzaron a fermentar frutas de alto contenido de azucar que se encontraban en la localidad, al igual que el ron de caña.

[1]​ El poeta y héroe independentista cubano José Martí, publicó un ensayo («Nuestra América»), publicado el 1 de enero de 1891 en la Revista Ilustrada de Nueva York, donde plasma el pensamiento «El vino, de plátano; y si sale agrio, ¡es nuestro vino!»

Aunque se suele preparar del zumo de frutas con algo de azúcar añadido, esta bebida en Cuba se prepara de un 5 % a 10 % de fruta, 30 % de endulzantes y el resto de agua; diferente a como se prepara el vino de plátano en Las Islas Canarias que para 1 litro de vino se emplean alrededor de 8 kg de esta fruta, sin agregarle endulzantes.

Casi siempre son elaboradas en casas acomodando un espacio para producir y almacenar el vino. Se fermenta durante 45 días en garrafales de cristal de 20 litros, o en barriles plásticos de 60, 120 y hasta 240 litros de capacidad.

Características[editar]

El sabor es muy afrutado y puede ser, seco, semiseco, dulce, semidulce; de colores transparentes, dorados, amarillos, oscuros,tintos, rosados, y algunos hasta los hacen espumosos. Se puede elaborar de infinidad de frutas, flores, verduras, hasta de raíz de mangle rojo y jengibre.

Sabores[editar]

Frutas: piña, guayaba, maracuya, naranja, uvas, uvas pasas, tamarindo, marañón, fresa, platano, mamey, mango, cerezas, carambola, limón, pera, durazno melocotón, manzana.

Verduras y hortalizas: berro, espinaca, remolacha, tomate.

Flores: rosas, flor de jamaica.

Raíces: mangle rojo.

Con antecedentes de vinicultores, y con la necesidad de agruparlos en una asociación, se crea en 1990 el Club Nacional de Vinicultura de Cuba. Anualmente se celebran las competencias nacionales donde se exponen y premian los mejores vinos en según su categoría de sabor y color.

En la actualidad el club cuenta con mas de 150 miembros en cada una de las provincias cubanas. Todos de forma artesanal y una produccion que no exede los 20000 litros anuales por productor.[2]

Referencias[editar]

  1. Acosta, Ángel Luis Martínez (28 de enero de 2014). «José Martí - Artículos - Noticias: Nuestro vino no es agrio». José Martí - Artículos - Noticias. Consultado el 11 de septiembre de 2017. 
  2. Cubano usa frutas… y condones para producir vino, Canal 44, 3 de abril de 2017.

Enlaces externos[editar]