Verraco del puente (Salamanca)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Verraco del puente
El Verraco y la Catedral.jpg
Verraco del Puente romano de Salamanca
Localización
País España
Ubicación Salamanca
Bandera de Salamanca.svg Salamanca
SalamancaBandera de la provincia de Salamanca.svg Salamanca
Castilla y LeónFlag of Castile and León.svg Castilla y León
EspañaFlag of Spain.svg España
Coordenadas 40°57′33″N 5°40′09″O / 40.959119444444, -5.6691583333333Coordenadas: 40°57′33″N 5°40′09″O / 40.959119444444, -5.6691583333333
Historia
Construcción Edad del Hierro
Autor Pueblo vetón
Características
Tipo Conjunto escultórico vetón
Protección
Características Tallado en piedra

El verraco del puente de Salamanca es un verraco de piedra que se encuentra en la entrada del puente romano, y es la estatua más antigua de la ciudad. Su origen está en los vetones, pueblo celta que ocupó el área y cuya economía era esencialmente ganadera. Aunque verraco significa cerdo reproductor, a esta figura también se le conoce como el toro de Salamanca o el toro del puente y así está representado en el escudo de la ciudad.[1]

Sus medidas son de 2,10 metro de longitud, 1,57 metros de altura y 0,70 metros de espesor.[2]​ Tiene la cabeza rota y el cuerpo está partido por la mitad, aunque fue reconstruido.[3]

Historia[editar]

Escudo de Salamanca, con el toro sobre el puente

Se cree que los verracos fueron erigidos por tribus vetonas durante el periodo del Emperador Augusto, a finales Siglo I a. C. La presencia del verraco junto al puente romano de Salamanca está documentada desde finales del siglo XII, apareciendo también en el Concejo de la Ciudad, y mencionándose en documentos y la literatura.[4]

El 10 de octubre de 1834 el político José María Cambronero hizo que el verraco fuera arrojado al río al creer que había sido hecho colocar por Carlos I de España tras los sucesos de las Comunidades. Esto provocó grandes daños a la figura, que terminó partida en tres pedazos.[1]

El 17 de junio de 1867 se rescata la escultura para ser albergada en el convento de San Esteban,[5]​ y posteriormente movida a diversos museos hasta que se volvió a colocar sobre el puente romano el 23 de octubre de 1954, coincidiendo con el IV centenario de la publicación del El Lazarillo de Tormes. Desde entonces su ubicación ha variado desde el interior del puente hasta la actual al entrada de este, sitio que ocupa desde 1993.[3][4]

La estatua ha sufrido daños por vandalismo en distintas ocasiones a través de los años, por ejemplo en 2016 y en 2019.[6][7]

Interpretaciones[editar]

Los vetones dejaron figuras similares por el territorio que ocuparon, tanto en España como en Portugal. Estas figuras zoomórficas representan al cerdo reproductor pero también a otros animales como toros y jabalíes.[1]​ Aunque se trata de manifestaciones artísticas reconocibles de la cultura vetona su significado no es claro, y existen varias teorías al respecto. Por ejemplo, se cree que servian como piedras terminales para delimitar fronteras o terrenos dedicados al pastoreo, que estaban relacionadas con Hércules, o que pudieran tener un significado místico o religioso, como el culto a deidades de la tierra, a la fertilidad, o a los muertos.[6][8]

El símbolo del toro en particular se ha identificado con Osiris, o con la fortaleza de un río.[8]​ Por ejemplo, Juan de Horozco y Covarrubias comentaba en el siglo XVI que el ruido de sus aguas parece el bramido de un toro por lo que los romanos lo colocaron sobre el puente.[4]

Un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid distingue tres tipos de verracos con tres posibles funciones. Los autores concluyen que las figuras de mayor tamaño de toros y sin inscripciones, como la de Salamanca, se habrían tallado como protección del ganado y los recursos naturales.[9]

Referencias literarias[editar]

Este verraco es famoso gracias a El Lazarillo de Tormes, al ser usado por el ciego para enseñar a Lázaro que "el mozo de un ciego ha de saber más que el diablo".

Salimos de Salamanca, y llegando a la puente, está a la entrada de ella un animal de piedra, que casi tiene forma de toro. El ciego me mandó que llegase cerca del animal, y allí puesto, me dijo:
–Lázaro, llega el oído a este toro y oirás gran ruido dentro de él.
Lazarillo de Tormes

También en El mejor maestro, el tiempo, de Lope de Vega, se menciona al toro de Salamanca y a los de Guisando:

Turín: ¿Ha visto vuesa merced

en aquel pradilio ameno

a los toros de Guisando?

Otón: Sí. He visto.

Turín: Huélgome dello!

Pues yo los dejarreté,

Y al de piedra que está puesto

en Salamanca, en la puente,

de un revés rapé los nervios.

Así están sin pies ahora.[8]

Referencias[editar]

  1. a b c «Conoce la historia del puente romano de Salamanca». La Crónica de Salamanca. 16 de mayo de 2017. Archivado desde el original el 27 de julio de 2020. Consultado el 27 de julio de 2020. 
  2. «Algunos verracos de Salamanca». www.crienaturavila.com. Archivado desde el original el 24 de julio de 2020. Consultado el 24 de julio de 2020. 
  3. a b «Verracos | Ficha 316 Figura zoomorfa». www.verracos.es. Consultado el 27 de julio de 2020. 
  4. a b c «El toro o verraco de Salamanca». Salamanca rtv al día. Archivado desde el original el 24 de julio de 2020. Consultado el 24 de julio de 2020. 
  5. Alonso Romero, María Paz (Junio de 2018). «Sobre la destrucción de los símbolos de vasallaje en Salamanca». Ars Iuris Salmanticensis 6: 27-49. ISSN 2340-5155. Consultado el 4 de agosto de 2020. 
  6. a b «Daños en el milenario verraco y la estatua del Lazarillo del Puente Romano». Salamanca 24 Horas. Consultado el 27 de julio de 2020. 
  7. «Nuevo 'maltrato' al verraco del Puente Romano». www.lagacetadesalamanca.es. 9 de enero de 2019. Archivado desde el original el 27 de julio de 2020. Consultado el 27 de julio de 2020. 
  8. a b c López Monteagudo, Guadalupe (1986). «Mitos y leyendas en torno a las esculturas de 'Verracos'». Revista de dialectología y tradiciones populares (Consejo Superior de Investigaciones Científicas (España)): 147-168. ISSN 0034-7981. Consultado el 1 de agosto de 2020. 
  9. Barreira, David (20 de enero de 2020). «La verdadera función de los verracos, las extrañas esculturas celtas únicas de la Península». El Español. Archivado desde el original el 27 de julio de 2020. Consultado el 27 de julio de 2020. 

La versión original de este artículo, o parte de él, se ha obtenido de wikisalamanca, que edita bajo la licencia CC by-sa 3.0