Vera Constantínovna de Rusia (1854-1912)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vera Constantínovna de Rusia
Duquesa de Wurtemberg
Grand Duchess Vera Constantinovna of Russia,Duchess Eugen of Württemberg.jpg
Fotografía de la Gran Duquesa Vera, 1896.
Información personal
Nombre secular Vera Konstantínovna Románova (en ruso: Ве́ра Константи́новна Рома́нова)
Otros títulos Gran duquesa de Rusia
Nacimiento 16 de febrero de 1854
Pávlovsk, Gubérniya de San Petersburgo, Bandera de Rusia Imperio ruso
Fallecimiento 11 de abril de 1912
(58 años)
Stuttgart, Bandera de Imperio alemán Imperio alemán
Religión Iglesia ortodoxa
Familia
Casa real Holstein-Gottorp-Románov
Padre Constantino Nikoláyevich de Rusia
Madre Alejandra de Sajonia-Altenburgo
Cónyuge Eugenio de Wurtemberg
Descendencia
Lesser CoA of the granddaughters of the emperor of Russia.svg
Escudo de Vera Constantínovna de Rusia
[editar datos en Wikidata]

La Gran duquesa Vera Konstantínovna de Rusia (en ruso: великая княгиня Вера Константиновна; 16 de febrero de 1854, San Petersburgo - 11 de abril de 1912, Stuttgart) por nacimiento fue gran duquesa de Rusia y por matrimonio, duquesa de Wurtemberg. Fue hija del gran duque Constantino Nikoláyevich de Rusia y de su esposa, la princesa Alejandra de Sajonia-Altenburgo.

Biografía[editar]

La Gran Duquesa Vera con su tía, la Gran Duquesa Olga y su tío, el rey Carlos I de Wurtemberg, que la criaron desde la edad de nueve años.

Pasó sus primeros años en San Petersburgo. En 1861, su padre fue nombrado virrey de Polonia, la familia se instaló entonces en Varsovia. Desde su infancia mostró un fuerte carácter y una personalidad perturbada por accesos de violencia. Desesperados por esa personalidad los padres la confiaron a Olga Nikolaievna de Rusia y al rey Carlos I de Wurtemberg, el 7 de diciembre de 1863, a los nueve años, esto permitía disimular el estado de Vera a la corte rusa.

Matrimonio[editar]

Vera con su marido.

En 1871, los reyes de Würtemberg adoptaron a Vera, pues se habían apegado a ella. Ellos arreglaron su matrimonio con un miembro de la rama Silesiana de su familia, duque Eugenio de Wurtemberg (20 de agosto de 1846 - 27 de enero de 1877), de esta manera no tendría que abandonar el país después de su matrimonio. La pareja era primo lejano porque Vera era una tataranieta del duque Federico II Eugenio de Wurtemberg dos veces; en el lado de su padre y de su madre.

El compromiso se llevó a cabo en enero de 1874, complaciendo a ambas familias. El Gran Duque Constantino escribió al Rey y la Reina profusamente dándoles las gracias por la ayuda que le habían dado a su hija.

Vera tenía diecinueve años y Eugenio veintiocho. La boda se celebró con gran pompa en Stuttgart el 4 de mayo de 1874 en presencia del tío de Vera, el zar Alejandro II, quien, notando la falta de atractivo de su sobrina, remarcó poco galante, "Confieso que yo no envidio el joven esposo".[1]​ Él, sin embargo, hizo los arreglos para el padre de Vera diese un millón de rublos como dote.

La pareja se instaló en una casa grande, la "Akademie" en Stuttgart.

El 8 de abril de 1875, Vera Constantinovna dio a luz un hijo, Carlos Eugenio, que murió sólo siete meses después. Más tarde, el 1 de marzo de 1876 nacieron sus hijas gemelas Elsa y Olga de Würtemberg.

Sin embargo, la vida matrimonial la gran duquesa iba a ser de corta duración. Su marido, un oficial del ejército de Wurtemberg, se hizo cargo de un comando en Düsseldorf, donde murió inesperadamente el 27 de enero de 1877. La causa de la muerte fue dada oficialmente como, alternativamente, una caída de un caballo, y una enfermedad respiratoria. Sin embargo, muchos creían que el duque, un bon vivant bien conocido, en realidad había muerto en un duelo, que fue silenciado. El matrimonio había durado tres años. Con sólo veinte y tres años, Vera nunca se casó de nuevo.

En lugar de regresar a su país natal, la joven viuda decidió quedarse en Wurtemberg, el país que sentía como propio, donde tuvo la protección del rey. Sin embargo, ella viajó con frecuencia a visitar a sus parientes en Rusia, así como su única hermana, la reina Olga Konstantínova Románova, en Grecia.

A la muerte del rey Carlos en 1891, Vera heredó una fortuna considerable, y cuando la reina Olga murió un año después, ella recibió la Villa Berg en Stuttgart, donde vivió en estilo considerable. Ella también escribió poesía, y su casa fue el escenario de muchas reuniones culturales y familiares.

Brillante y locuaz, la Gran Duquesa Vera era popular en Wurtemberg, donde se dedicó a obras de caridad. Refugios para mujeres solteras embarazadas, llamadas "Casas de Vera"; la Institución de Beneficencia; la Clínica de Olga en Stuttgart; la estación de enfermería Nicolás para los ciegos, el Instituto Mariaberg cerca de Reutlingen, el regimiento de dragones de su difunto marido, y un regimiento de Rusia, fueron algunos de los más de treinta instituciones y organizaciones bajo su patrocinio. Ella también participó en la construcción de la iglesia ortodoxa de San Nicolás en Stuttgart.

Últimos años[editar]

Gran Duquesa Vera Constantinovna con sus hijas, Elsa (derecha) y Olga (izquierda).

En mayo de 1896, Vera Constantinovna con sus dos hijas asistió a la coronación de su primo el zar Nicolás II de Rusia.

Envejecida más allá de sus años, la Gran Duquesa Vera estaba en mal estado de salud. Algunas autoridades ahora especulan que ella sufrió de corea o Baile de San Vito, un trastorno del movimiento neurológico caracterizado por movimientos involuntarios bruscos. En Stuttgart a Vera le fue asignado un oficial para seguir a su alrededor, para asegurarse de que si tuviera un ataque no se cayera y se lesionara.[2]

Vera Constantínovna de Rusia.

Por la vuelta del siglo, Vera Constantínova apareció pequeña y regordete con una grasa, cara redonda.[3]​ Ella llevaba el pelo muy corto, lo que le dio un look masculino.[4]​ Extremadamente corta de vista, llevaba un quevedos. Ella fue considerada bastante excéntrica, pero tenía un buen sentido del humor y sus comentarios divertidos fueron recordados por sus sobrinos y sobrinas. Ella era muy querida por su familia.

Después de vivir en Wurtemberg durante tanto tiempo, ella estaba en desacuerdo políticamente y religiosamente con sus parientes rusos. Sus simpatías políticas estaban con Alemania y ella no compartía el punto de vista cada vez más anti-alemán de los Romanov. Vera Constantínovna era muy religiosa, pero nunca había entendido la fe ortodoxa y, finalmente, abandonó a convertirse al luteranismo en 1909, para consternación de la familia Romanov. A continuación, encargó la construcción de una iglesia protestante en los terrenos de Villa Berg.

Gran Duquesa Vera sufrió un derrame cerebral en octubre de 1911 y murió en Stuttgart el 11 de abril de 1912, a los cincuenta y ocho años de edad.

Matrimonio y descendencia[editar]

Contrajo matrimonio el 4 de mayo de 1874 con el duque Eugenio de Wurtemberg (1846-1877).

De esta unión nacieron :

  • Carlos Eugenio de Wurtemberg (1875-1875)

Ancestros[editar]

Referencias[editar]

  1. King & Wilson, Gilded Prism, p. 38
  2. Beéche, The Grand Duchesses, p. 70.
  3. King & Wilson, Gilded Prism, p. 105
  4. Beéche, The Grand Duchesses, p. 71.

Bibliografía[editar]

  • Beéche, Arturo. The Grand Duchesses. Eurohistory, 2004. ISBN 0-9771961-1-9
  • Grand Duchess George of Russia. A Romanov Diary. Atlantic International Publications, 1988. ISBN 938311093
  • Jena, Detlef. Koenigin Olga von Wuerttemberg: Glueck und Leid ("Queen Olga of Wuerttemberg: Happiness and Pain"). Pustet, 2009. ISBN 379172228X
  • King Greg, and Penny Marshall. Gilded Prism. Eurohistory, 2006. ISBN 0-9771691-4-3
  • Thomsen, Sabine. Die Württembergischen Koeniginnen. Tübigen, Silberburg Verlag GmbH, 2006. ISBN 3874077144.