Unión de Estudiantes Secundarios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Unión de Estudiantes Secundarios o Unión Estudiantil Secundaria (UES) fue una organización política argentina de estudiantes secundarios creada en 1953 por Armando Méndez San Martín, que en ese momento era Ministro de Educación en el gobierno del presidente de la República Argentina, Juan Domingo Perón. Tras la instalación en el poder mediante un Golpe de Estado en 1955, la dictadura autodenominada Revolución Libertadora intervino la UES, sus instalaciones fueron expropiadas y su actividad prohibida. Años después se volvió a crear una organización con el mismo nombre.

Historia[editar]

Perón con estudiantes de la UES.

La Unión de Estudiantes Secundarios (UES) fue creada en 1953 por el gobierno de Juan Domingo Perón. A través de actividades recreativas y deportivas, la UES agrupaba a estudiantes de todo el país.

El Ministro Méndez San Martín proyectó que la organización tuviera dos ramas, una femenina y otra masculina, a semejanza de lo que ocurría en el Partido Peronista, en tanto otras organizaciones políticas juveniles de la época como la Federación de Estudiantes Secundarios mayoritariamente radical, la Unión Nacionalista de Estudiantes Secundarios o la Federación Juvenil Comunista no tenían separación por género.

El estatuto de la UES establecía que sus fines eran los de “inculcar el concepto de responsabilidad y respeto mutuo dentro de la doctrina justicialista” y “La Unión de Estudiantes Secundarios no sustenta diferencias de razas ni de religiones como así tampoco posición política de ninguna clase.” Revista UES, año 1, Nº 1, página 12 idem año 2 Nº 6, página 20.

Sedes[editar]

La organización tenía dos sedes deportivas, una de ellas en un predio ya existente y otra en lo que luego seria el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo actual. Durante la segunda presidencia de Perón, parte de las instalaciones de la Quinta de Olivos fueron cedidas para el funcionamiento de la Unión de estudiantes Secundarios (UES). Para tal fin, se reformó un salón para instalar un cine, se construyó un teatro griego, un pabellón para garage, un taller de motonetas, y se realizó un túnel para acceder al sector de actividades náuticas, donde actualmente se encuentra el Centro Naval. [1] [2]

La rama femenina funcionaba además en el edificio de la calle Suipacha 1034, en la cual había incluso dormitorios para las estudiantes que venían del interior del país y se acondicionó un sector de la residencia de Olivos para que practicaran deportes. La rama masculina disponía de las instalaciones pertenecientes al Estado donde antes había funcionado el club Comunicaciones[cita requerida] en la calle Republiquetas 1050, actualmente llamada Miguel B. Sánchez 1050, en el barrio porteño de Núñez. Todos los gastos necesarios para el funcionamiento de esta organización corrían a cargo del Estado, que proveyó inmuebles, personal del Ministerio de Educación, instalaciones, etc. La UES tal como estaba concebida al ser creada, esto es como una asociación estudiantil que carecía de recursos propios sino que era sostenida y conducida desde el Estado. [cita requerida] En 1954 sufrió un atentado que daño parte de sus instalaciones en Nuñez, donde estaría implicado el dirigente de extracción radical David Michel Torino.[3] Tras el Golpe de Estado que derrocó a Juan Domingo Perón la UES fue disuelta por la dictadura de la Revolución Libertadora.

La profesora María Vassallo, colaboradora inmediata del ministro, dijo dos años después -cuando Perón ya había sido derrocado por un golpe militar- que la intención había sido la de proporcionar interés hacia el Presidente.[4]

Resurgimiento[editar]

El acto fundacional de la nueva UES se lleva a cabo el 20 de abril de 1973, en el salón de actos del Sindicato del Calzado, con la presencia como oradores de Cristian Caretti, Rodolfo Galimberti y Juan Manuel Abal Medina.

Dentro del proceso de movilización política de los años 70, se intensifica la militancia peronista en los colegios secundarios. Varias agrupaciones, que tenían nexos con las llamadas Organizaciones Político-Militares (OPM)[cita requerida] empiezan a tomar contacto entre sí, en Capital Federal y Gran Buenos Aires. Las principales fueron el MAS (Movimiento de Acción Secundaria) con base en el Colegio Nacional Buenos Aires y ligada las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR); FANDEP, agrupación universitaria que controlaba a un núcleo de militantes en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini; y un grupo en el Colegio Nicolás Avellaneda. Estas dos últimas ligadas a la organización Montoneros.

Este primer conglomerado estuvo integrado, entre otros, por Claudio Slemenson y Eduardo Beckerman -asesinados durante el gobierno de Isabel Perón- (Colegio Nacional de Buenos Aires); Mario Moldovan y Liliana Fernandez (Escuela Carlos Pellegrini) y Cristián Caretti -caído en una acción militar de Montoneros en 1976 (Colegio Nicolás Avellaneda).

La decisión de bautizar como UES al espacio de secundarios de la Tendencia Revolucionaria del Peronismo fue adoptado tanto con afán provocador como reivindicativo de la antigua institución, [cita requerida] pero indudablemente no era en sí misma una continuidad, ya que la nueva UES formaba parte de las llamadas "agrupaciones de superficie" de la guerrilla peronista.

Ruptura[editar]

Inmediatamente después se produce una importante ruptura que llevó a la creación de la UES Lealtad que, en conjunto con otras ramas de militancia universitarias y barriales, cuestionaron la impronta de enfrentamiento de Montoneros con Perón, en particular después del asesinato del titular de la CGT, José Ignacio Rucci. Esa ruptura estuvo encabezada por Mario Moldovan, entonces miembro de la conducción nacional de la UES y máximo dirigente de la Regional I.

Pocos meses después, con el pase a la clandestinidad de Montoneros, el ataque de sectores de derecha del peronismo se cobró la vida de Beckerman y Slemenson. En enero de 1975 el gobierno peronista reimplantó la prohibición de los centros estudiantiles y luego comenzaron las expulsiones de militantes en los mismos: inicialmente 14 en el Colegio Nacional de Buenos Aires y luego 2 pertenecientes a la Juventud Comunista en el Comercial n° 14.[5]

La Noche de los Lápices[editar]

Ya durante la dictadura militar centenares de estudiantes secundarios fueron víctimas directas de la represión. Las víctimas fueron en su mayoría estudiantes de la UES (Unión de Estudiantes Secundarios), rama estudiantil del peronismo revolucionario, de la ciudad de La Plata. Esta agrupación, junto a otras escuelas, habían reclamado en 1975, ante el Ministerio de Obras Públicas, el otorgamiento del boleto de autobús con descuento estudiantil. Diez estudiantes secundarios fueron secuestrados y hechos desaparecer durante la noche del 16 de septiembre de 1976 y días posteriores en la ciudad de La Plata. El operativo fue realizado por el Batallón 601 del Servicio de Inteligencia del Ejército y por la policía de la provincia de Buenos Aires, dirigida en ese entonces por el general Ramón Camps.[6] [7] [8]

Según la versión de uno de los sobrevivientes, Pablo Díaz, desencadenó la denominada "Noche de los Lápices", .[cita requerida] En la actualidad, la UES La Plata sigue funcionando como coordinadora de centros de estudiantes, siendo uno de los principales núcleos donde los estudiantes de esa ciudad se reúnen a debatir y a llevar adelante políticas en defensa de la educación pública.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. http://prensa.argentina.ar/2013/11/20/45953-la-casa-presidencial-de-olivos-es-lugar-historico.php
  2. http://www.vicentelopez.gov.ar/vicente-lopez
  3. La Violencia Oligarquica Antiperonista entre 1951 Y 1964, Baschetti Roberto, Corregidor, Buenos Aires ISBN:9789500520799 pp 97 98
  4. Gambini, Hugo, Historia del peronismo vol. II pág. 133 Buenos Aires 2001 Editorial Planeta Argentina S.A. ISBB obra completa 950-49-0226-X Tomo II 950-49-0784-9
  5. Rubén berguier, Eduardo Hecker y Ariel Schifrin: Estudiantes secundarios: sociedad y política pág. 34. Centro Editor de América Latina. Buenos Aires 1986 ISBN 950-25-1415-7
  6. SEOANE, María; y RUIZ NÚÑEZ, Héctor : La Noche de los Lápices. Buenos Aires, Sudamericana, 2003. ISBN 950-07-2352-2. p47
  7. http://web.archive.org/web/20070927200633/http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=37633&id=98347&dis=1&sec=1
  8. http://www.infojusnoticias.gov.ar/nacionales/la-noche-de-los-lapices-los-estudiantes-que-siguen-desaparecidos-5657.html

Links[editar]