Túpolev Tu-28

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tupolev Tu-28»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Tu-28 / Tu-128
Tu-128-2.jpg
Prototipo del Tu-28 / Tu-128.
Tipo Interceptor
Fabricante Bandera de la Unión Soviética Túpolev
Primer vuelo 1959
Introducido 1963
Retirado 1992
Estado Retirado
Usuario Bandera de la Unión Soviética Defensa Antiaérea Soviética
Producción 1963 - 1970
N.º construidos 188
[editar datos en Wikidata]
Prototipo del Tupolev Tu-28.

El Tupolev Tu-28 (en ruso: Ту-28 / Ту-128, designación OTAN: Fiddler) fue un avión interceptor desarrollado por la Unión Soviética en los años 1960, entrando en servicio en la Defensa antiaérea soviética (PVO) y siendo el interceptador todo tiempo de mayores dimensiones del mundo. También recibió la designación de la oficina de proyectos Tu-128.

Historia[editar]

En 1955, el PVO emitió una especificación para un avión interceptor de largo alcance para defender el extenso territorio de la Unión Soviética, que al ser tan amplio sería imposible de crear una defensa antiaérea terrestre que asegurase todas las zonas del país y los países aliados, desde la frontera con Europa, los países miembros del Pacto de Varsovia hasta la frontera con China y Japón en la costa del Océano Pacífico.

Para ello, Tupolev desarrolló un avión interceptor de gran tamaño, provisto de un radar potente y misiles aire-aire similar al bombardero Tu-105. El avión experimental designado '128' por la oficina de proyectos (OKB), realizó su primer vuelo en 1959, y su versión operacional, el Tu-28P (Fiddler-A), comenzó a producirse en serie en 1963. Este fue reemplazado posteriormente por el Tu-128 (Fiddler-B).

El avión, basado en el diseño del modelo de bombardero supersónico fallido Tu-98 que nunca se construyó en serie, tenía unas alas en flecha largas, con el tren de aterrizaje principal en dos contenedores alares. Llevaba dos turborreactores Lyulka AL-7F-2 montados en el fuselaje con un timón vertical de cola entre los motores gemelos, con un diseño especial para alta velocidad.

A diferencia del bombardero supersónico Túpolev Tu-22, que ya estaba en plena construcción en serie, no tenía una bahía interna para armas, que se transportaban en sujeciones externas bajo las alas, como un avión caza de combate convencional, dejando el fuselaje central para llevar los depósitos de combustible internos, que aumentaba su capacidad operativa y le permitía mantenerse volando por largo tiempo, en misiones de patrulla muy extensas en las fronteras del país. El Tu-28P llevaba dos asientos en tándem, con cabinas separadas y los pilotos entraban por compuertas sobre la cabina de mando, con escaleras externas como en un caza de combate convencional y el avión espía Lockheed SR-71, que era un avión supersónico de similar peso y tamaño.

El Tu-102 llevaba un radar ventral, pero el Tu-28P de producción usaba un radomo en el morro del avión para un radar de búsqueda de banda I (8-10 GHz), conocido como Smerch (tornado, designación OTAN "Big Nose"), con un alcance de detección de unos 50 km y un alcance de combate de 40 km. A pesar de su potente radar, el avión dependía de la coordinación de los radares en tierra para buscar sus blancos, determinar su posición, altura, velocidad y trayectoria, para interceptar a un avión enemigo a gran altitud operativa y lejos de las bases militares que debían ser defendidas, lo que era muy usual en esa época de la Guerra Fría, aunque no era un avión caza diseñado para entrar en combate contra otros aviones caza, que eran más pequeños, ligeros y tenían mayor maniobrabilidad.

En los años posteriores, solía tener como pareja al avión de turbohélice Tu-126 en su variante de alerta aérea temprana, un avión subsónico de largo alcance con cuatro motores de hélices contrarrotativas de ocho palas, para detectar a los aviones enemigos en los lugares lejanos a las posiciones defendidas, que volaba junto al avión interceptor como un avión guía de ataque, algo muy adelantado para su época. Como interceptor, el Tu-28P podía enfrentar un combate a gran velocidad contra un avión bombardero, desde una larga distancia y fuera del alcance visual del piloto, pero no tenía apenas equipo contra guerra electrónica, ni un receptor de alertas radar (RWR) como los nuevos interceptores de Sujoi.

El Tu-28 era un inteceptor puro, y con su alta carga alar, aviónica convencional y pobre visibilidad, además de su peso, lo hacían poco ágil para entrar en combates contra otros aviones caza, por su gran tamaño y peso, comparable a un avión bombardero pero con alas en flecha más extendidas hacia atrás con un diseño especial para alta velocidad. Su tarea principal era interceptar, combatir y derribar a los bombarderos de la OTAN como el B-52 en los lugares lejanos del país, lejos de las bases aéreas y los lugares que debían ser defendidos, desde la frontera con Noruega hasta la frontera con Japón, por la gran extensión territorial de la Unión Soviética y no el combate aéreo con otros aviones caza más pequeños.

El armamento del Tu-28 consistía en cuatro misiles aire-aire de gran tamaño Bisnovat R-4 (AA-5 Ash), generalmente dos R-4R con guía semi-radar y dos R-4T infrarrojos, estando los primeros en las sujeciones externas de las alas y los segundos en las internas, muy cerca del fuselaje central. A pesar de ser misiles obsoletos en pocos años, no fueron reemplazados por armas más modernas en su producción en serie en plena Guerra Fría.

La producción del Tu-128 finalizó en 1970, fabricándose un total de 188 unidades, de las que dos tercios permanecieron en servicio durante los años 1980 , en plena Guerra Fría, como un avión interceptor supersónico de largo alcance para enfrentar a otros aviones bombarderos enemigos. Además, se crearon diez aviones de entrenamiento en 1971 y cuatro convertidos a partir de los cazas, con designación Tu-128UT, con una cabina adicional delante de la cabina del piloto, reemplazando a un radar, en un fuselaje extendido con un bulto bajo la cabina de mando, los tres tripulantes ingresaban desde la parte superior del fuselaje con escaleras externas, como el avión bombardero supersónico Convair B-58 Hustler. El Tu-128 fue abandonado poco a poco a favor de otros aviones más modernos, que entraron en servicio activo para cumplir su misma misión, como el interceptor supersónico Mikoyan-Gurevich MiG-25 y luego, el más moderno Mikoyan MiG-31 , que tenían mayor velocidad, más maniobrables y con mayor capacidad de combate, aunque algunos siguieron en servicio incluso hasta 1992. Los proyectos de actualización, designados como Tu-138 y Tu-148, fueron abandonados por su alto costo de producción, limitaciones del diseño y porque la línea de producción estaba ocupada con la construcción en serie de los aviones bombarderos supersónicos Tu-22.

Es un avión caza poco conocido en occidente, no se exportaron a otros países por su misión específica de defender los lugares lejanos de un país tan extenso como la Unión Soviética, su fabricación en serie fue muy limitada por el alto costo de producción y las misiones muy específicas en las que debía operar. Los únicos informes de combate del Tu-28 publicados fueron la destrucción de globos de reconocimiento de la OTAN, pero las operaciones de intercepción a misiones de reconocimiento de aviones enemigos o aviones de espionaje no fueron publicados, y los posibles incidentes en las fronteras del país no han sido revelados. Luego fue reemplazado por el caza escolta supersónico Mikoyan-Gurevich MiG-25 que tenía mayor velocidad, era más maniobrable y tenía mejor rendimiento de vuelo, del que se fabricaron más de mil unidades.

Diseño[editar]

Es un avión caza grande y pesado, de diseño bimotor y biplaza, de vuelo supersónico, largo alcance y capacidad para volar a gran altitud, diseñado para interceptar aviones bombarderos enemigos y defender los lugares lejanos de las posiciones defendidas durante la Guerra Fría, en misiones de larga duración por la extensión de la Unión Soviética.

Los dos tripulantes de la aeronave, piloto y copiloto, ingresaban por la parta superior de la cabina de mando, con escaleras externas, en forma similar a un avión caza convencional, tenía una versión de tres plazas para el entrenamiento de pilotos, que nunca se fabricó en serie.

Su vida operativa fue muy corta, debido al alto costo de mantenimiento de un avión supersónico, el desgaste de los motores y la fatiga sobre las alas, en los vuelos a velocidad supersónica y a gran altitud operativa, y por la entrada operativa del nuevo interceptor Mikoyan-Gurevich MiG-25, que era un diseño más resistente y estable, tenía más velocidad y alcance en combate.

Las alas principales eran de tipo flecha, instaladas en la parte baja del fuselaje central, se inclinaban hacia abajo para tener mayor capacidad de elevación y tenían cuatro pilones de carga de armas, para transportar cuatro misiles grandes y pesados bajo las alas, dos R-4T infrarrojos y otros dos R-4R semi activo de radar, de más de 5 metros de largo y 490 kilos de peso, con un alcance de más de 25 kilómetros, algo muy avanzado para su época, fue el primer avión de combate con capacidad de ataque más allá del rango visual del piloto.

El tren de aterrizaje principal tenía un boogie con cuatro ruedas a cada lado y se guardaban en contenedores bajo las alas, en forma similar al diseño del bombardero supersónico Túpolev Tu-22 y el bombardero subsónico Túpolev Tu-95, fabricados por la misma empresa, el tren de aterrizaje delantero tenía dos ruedas y se guardaba bajo la cabina de mando, era de diseño alto y reforzado para soportar el peso del potente radar, la cabina biplaza y el peso de la aeronave, necesitaba una gran inclinación y velocidad durante las maniobras de despegue y aterrizaje, en pistas de aterrizaje muy largas, siendo el caza más grande y pesado jamás construido.

Las toberas de ingreso de aire a los motores gemelos eran grandes y se extendían bien adelante del fuselaje central, hasta los costados de la cabina de mando, con un control de flujo de aire supersónico fijo, en forma parecida al bombardero supersónico de Francia Dassault Mirage IV, para controlar las grandes presiones de aire que ingresaban a los motores a velocidad supersónica y volando a gran altitud. Durante las maniobras de despegue y aterrizaje, se podían abrir unas tomas de aire auxiliares a los costados de los motores, en los túneles de ingreso de aire para aumentar su potencia, algo poco conocido en su época pero que luego fue muy común en los aviones supersónicos diseñados en años posteriores.

Fue el primer intento de la empresa Tupolev en participar en el diseño de aviones de combate pesados y de largo alcance para el gobierno, el trabajo comenzó en 1958, basado en un prototipo único existente del bombardero supersónico fallido que nunca se construyó en serie, el Tu-98 que sería el reemplazo programado del bombardero pesado Túpolev Tu-95, según las propuestas de los técnicos y la tendencia de la época de fabricar aviones caza más grandes y veloces, para enfrentar a los nuevos diseños de aviones caza occidentales que se podrían fabricar en serie en el futuro, en el programa TFX de comienzos de la década de 1960, con la filosofía de diseño de cazas que se concentraba en la velocidad, potencia y uso de misiles aire-aire.

Estos veloces aviones de combate serían el futuro de la defensa aérea en la segunda mitad de la Guerra Fría, como el proyecto del avión espía Lockheed SR-71 que se sospechaba sería un interceptor supersónico, el proyecto del caza supersónico Convair F-106 Delta Dart de Estados Unidos, el caza supersónico de Suecia Saab 37 Viggen, el caza supersónico de Inglaterra English Electric Lightning y el diseño experimental del caza de Canadá Avro Canada CF-105 Arrow que finalmente nunca se fabricó en serie, y que se supone serían la norma de diseño de aviones caza en el futuro, que volarían a velocidad supersónica y con mayor altitud operativa, en la segunda mitad de la Guerra Fría.

Con su peso máximo de 43 toneladas, fue el caza interceptor más pesado para entrar en servicio durante la época de la Guerra Fría, del que no se construyeron muchas unidades en serie por su alto costo de producción y mantenimiento, costo de hora de vuelo y limitaciones en su diseño, y porque al final, no se construyeron los nuevos diseños de aviones caza supersónicos occidentales, que serían tan grandes y pesados como el diseño original, propuesto por la empresa Túpolev como el futuro del combate de aviones caza supersónicos.

Debido a la aparición de nuevos misiles de defensa y aviones supersónicos de menor tamaño, que se podían fabricar en serie en mayores cantidades, estos grandes aviones caza supersónicos de largo alcance, quedaron obsoletos y no se continuó con su desarrollo, debido a su función muy específica de enfrentar en combate a objetivos enemigos lejanos, en caso de una guerra convencional o nuclear, pero recientemente, con los acuerdos de limitación de armas estratégicas START II entre Rusia y Estados Unidos para desmantelar los misiles, se ha iniciado un nuevo programa de diseño y desarrollo, para la construcción de nuevos aviones supersónicos de largo alcance, que volarán en el nuevo siglo, donde los nuevos diseñadores de modernos aviones de combate supersónicos, han regresado a buscar las soluciones para los problemas aerodinámicos que se presentan durante las velocidades supersónicas en aviones de largo alcance, que los técnicos encontraron y solucionaron con éxito en su época.

Especificaciones del Tu-28[editar]

Referencia datos: Tu-28[1]

Tupoljev Tu-128.svg

Características generales

Rendimiento

Armamento

  • Misiles:
    • 4 x Bisnovat R-4 (generalmente 2 R-4R guiados por radar y 2 R-4T guiados por infrarrojos).


Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]