Top Gun (Fighter Weapons School)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
United States Navy Strike Fighter Tactics Instructor
Topgun patch.jpg
Alias Top Gun
Nombre original Navy Fighter Weapons School
Información
Tipo Militar
Fundación 3 de marzo de 1969
[editar datos en Wikidata]

La United States Navy Strike Fighter Tactics Instructor program (SFTI program), popularmente conocida como TOP GUN, es la evolución más reciente de la academia de la Armada de Estados UnidosNavy Fighter Weapons School” la cual se estableció originalmente el 3 de marzo de 1969, en la antigua Estación Aérea Naval de Miramar, San Diego (California).

El programa SFTI lleva hoy en día a cabo la misma formación de combate especializada llamada NFWS (Navy Fighter Weapons School) que tuvo lugar desde 1969 hasta 1996. En 1996, la NFWS se trasladó a la Naval Air Station Fallon, en el oeste de Nevada y se fusionó con la Naval Strike and Air Warfare Center (NSAWC). Durante el apogeo de TOPGUN en Miramar, la base fue apodada "Fightertown USA ".

Historia[editar]

Antecedentes[editar]

Fue creada en marzo de 1969, luego de que se agudizara el conflicto político-militar en Indochina y, con el fin de impedir el comunismo en Vietnam y, así, levantar un cerco de países afines a Washington alrededor de la República Popular de China, Estados Unidos decidió intervenir de una forma más directa.

Antes de la guerra de Vietnam había cierto malestar cuando en las maniobras binacionales los pilotos canadienses con sus Canadair Sabre Mk VI ganaban rutinariamente los dogfight frente a los cazas de la USAF más modernos. Lo mismo sucedía a la USAF y US Navy en Europa en maniobras y torneos de la OTAN, aun contando con algunos pilotos veteranos de Corea. Por ejemplo en 1966 el USS America participó en las maniobras Fairwind IV, donde a pesar de contar con aviones más antiguos los pilotos franceses fueron capaces de imponerse a los F-4 Phantom.[1]

Durante la guerra en Vietnam hubo una intensa campaña aérea sobre Vietnam del Norte. Se dice que los norvientamitas tenían más artillería antiaérea rodeando Hanoi (código diana, para los pilotos de EE. UU. que combatieron allí) que Alemania en toda Europa durante la segunda guerra mundial. Lo cierto es que la defensa aérea era notablemente densa y bien colocada alrededor de los pocos objetivos de valor, los estadounidenses lo sufrieron y por ejemplo sus F-105 Thunderchiefs, o Thunds (como les llamaban coloquialmente) caían del cielo en gran número. La fuerza de cazas enemiga se componía mayoritarimente de viejos de viejos Mig-17, luego reforzados por Mig-21 y algunos Mig-19. Los pilotos americanos pronto aprendieron a respetar a los pilotos enemigos. Antes de la guerra la USAF tenía una media de victorias 6:1 (de cada seis aviones derribados enemigos, caía uno propio). Durante la guerra de Vietnam, esta cifra se convirtió en 3:1, la USAF y la Navy, debían hacer algo rápido, y la delantera la tomó la Navy.

Aprovechando la orden del presidente Johnson de cesar los ataques al norte del parelelo 20 los pilotos de la US Navy analizaron que iba mal. Entre ellos destacó el informe de Frank Ault, elaborado por el jefe del Grupo Aéreo del USS Coral Sea a petición del almirante Moorer. Estaba claro para la US Navy que había que ignorar la burocracia y la idea de que los misiles habían dejado obsoleto el combate aéreo cerrado y volver a entrenar a los pilotos navales para dotarles de las habilidades necesarias para hacer frente a los Mig vietnamitas en combate aéreo cerrado. La US Air Force también estudió la situación pero consideró que el problema era la tecnología empleada, y la reacción fue crear el F-4E dotado con cañón interno y mejorar radares y misiles para hacer frente a la amenaza de los Mig.

Analizando la práctica seguida en países aliados, por ejemplo la exigente Air Warfare Instructors School del Fleet Air Arm de la Royal Navy (764 Squadron), se decidió establecer un programa específico de entrenamiento.[2] Parece que los iniciadores del programa se inspiraron en los procedimientos escritos del teniente comandante Dick Lord de la Royal Navy acerca de como emplear el F-4K Phantom en combate de la manera más efectiva y le invitaron a realizar una estancia en Miramar.

Fundación y objetivos[editar]

La aviación naval americana creó la escuela TOP GUN, con el propósito de enseñar el arte perdido del combate aéreo cerrado y mejorar así el rendimiento de sus pilotos, incluso en desventaja numérica, para que fueran capaces de ganar. Con la disolución de las Fleet Air Gunnery Units los pilotos habían dejado de practicar el combate aéreo cerrado. Se trataba de enseñar de nuevo a los pilotos como emplear de la manera más eficiente sus misiles aire-aire y las prestaciones de sus aviones para afrontar la amenaza de cazas enemigos de prestaciones distintas. El estudio del combate aéreo en Vietnam indicaba que el uso de tácticas inadecuadas e inapropiado empleo de misiles eran la causa de los pocos éxitos de los cazas de la US Navy. Los pilotos que iban a esa academia ya eran pilotos veteranos, cuando se graduaban en ella pasaban a ser considerados los temibles TOP GUN.

La United States Navy Fighter Weapons School comenzó a funcionar el 3 de marzo de 1969. El arte del combate cerrado o Dog Fight se había dejado de lado, centrándose las tácticas aéreas más en sacar el máximo partido de los radares y misiles con que iban equipados los cazas más modernos. En la academía se refrescaba a los pilotos en esas técnicas olvidadas que empleaban los pilotos de los escuadrones equipados con los cazas denominados como "El último pistolero", el "F-8 Crusader" recién retirado de primera línea. También se enseñaba como sacar ventaje de las debilidades del Mig-21 y Mig-17 para lograr derribos, o al menos salir airoso del combate. La idea era graduar a los pilotos y que estos volvieran a sus unidades, extendiendo a sus compañeros las enseñanzas aprendidas convirtiéndose así en instructores de sus unidades.

La Navy destinó a la academia el escuadrón VF-121, un escuadrón basado en Miramar que entrenaba a los reemplazos de los F-4 de la flota del Pacífico. Ese escuadrón destinó a algunos de sus pilotos como instructores, y tuvieron que crear los procedimientos desde cero y buscar informes de la CIA para saber como emular las tácticas de los Mig, hasta que finalmente fueron autorizados para tener acceso a los Mig-21 y Mig-17 que la USAF evaluaba en el Área 51. A su vez también tuvieron que investigar cuales eran los límites a que se podía llevar el F-4 en combate para poder derrotar a los Mig, para ello fue muy valiosa la colaboración de algunos instructores del escuadrón 764 de la Royal Navy.

El escuadrón fue equipado inicialmente con aviones A-4 Skyhawk y T-38A Talon (estos cedidos por la USAF) para obligar a los pilotos a enfrentarse con aviones de prestaciones distintas para hacerlo lo más real posible a los Mig-17 y Mig-21. Estos aviones realizaban el rol de "Agressor", y al ser más ágiles empleaban tácticas más parecidas a la de los aviones de fabricación soviética que empleaba Vietnam del Norte y se enfrentaba a los pilotos a un enemigo impredecible y desconocido, llevándolos a un estrés parecido al del combate real y enseñándoles a no infravalorar aviones pretendidamente inferiores.[3] También se recurrió en ocasiones al empleo de A-6 Intruder de los Marines y F-106 de la USAF acerca de como hacer frente a los Mig.[4]

Durante el parón de operaciones sobre Vietnam del Norte muchos pilotos pasaron por Top Gun, de manera que al reiniciarse los ataques los escuadrones de primera línea tenían al menos un graduado. En 1970 uno de los graduados de la primera promoción, teniente Jerry Beaulier, logró derribar un Mig-21 en un dogfight. Era el primer derribo de un piloto naval americano en dos años.

El primer equipo de ases de la Navy en Vietnam, Randy "Duke" Cunningham y Willie Driscoll (tripulantes de un F-4 Phantom del USS Constellation), no eran gradudados del Top Gun pero habían simulado combates con los instructores del VF-121 durante el entrenamiento previo a su rotación en Vietnam. En mayo de 1972 tras participar en el ataque a un objetivo en Vietnam del Norte se enfrentaron a 16 MiG vietnamitas que estaba interceptando a una formación de B-52 Stratofortresses que atacaban las instalaciones ferroviarias de Hải Dương. Tras derribar dos MiG-17 quedaron aislados de su pareja y en el vuelo de vuelta a su portaviones derribaron un tercer MiG-17.

Después de que las primeras promociones llegaran a sus portaviones el programa TOPGUN empezó a ser conocido gracias al boca a boca y gracias a sus resultados en combate fue valorado por la comunidad de pilotos de la US Navy.

Madurez[editar]

Durante la pausa en la campaña aérea sobre Vietnam del Norte la academia se convirtió en el centro de excelencia de los pilotos de caza de la Navy. Los pilotos recibían enseñanzas de doctrina, aprendían tácticas y recibían entrenamiento en combate aéreo cerrado. Cuando se recrudeció de nuevo la campaña aérea sobre Vietnam del Norte la mayor parte de los escuadrones de caza tenían graduados en el programa y la mejora de los ratios fue dramática. De una relación de 3,7:1 lograda en 1965–1967 se pasó a 13:1, mucho mejor que la de la USAF donde no se había implementado todavía un programa similar.

El éxito llevó a que Topgun se convirtiera en un programa con entidad propia, apoyado por la comunidad de pilotos de caza que en aquel momento gozaban de gran poder político en Washington. Esto supuso financiación y unidades permanentes asignadas al programa (personal, aviones y base), con lo cual se convirtió en algo estable y duradero. La USAF creó su propio programa basándose en el modelo de la Navy.

Posteriormente se formó durante los años de la guerra fría a los pilotos de los F-14 Tomcat y F/A-18 Hornet, a los que los instructores se enfrentaban con los nuevos aviones asignados al programa: A-4 (en rol de Mig-17) y F-5E (en rol de Mig-21). A estos se unió años más tarde el F-16 Fighting Falcon (en rol de MiG-29 'Fulcrum' y Su-27 'Flanker'). La US Navy también creo nuevod escuadrones de Agressor para simular combates con los escuadrones de caza.

El caso del F-14 es emblemático de lo que se pretendía conseguir: formar en combate aéreo cerrado a los pilotos para sacar todo su gran potencial en dogfight del avión, diseñado para proteger a la flota de los bombarderos soviéticos empleando un radar que alcanzaba más de 300 kilómetros y unos misiles antiaéreos con un alcance de 150 kilómetros pero también como un caza con las lecciones de Vietnam incorporadas en su ADN.[[5]

Referencias[editar]