Tityus trivittatus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Tityus trivittatus
Tityus trivittatus - 03.jpg
Tityus trivittatus en la ciudad de Rafaela, Provincia de Santa Fe, Argentina.
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Subfilo: Chelicerata
Clase: Arachnida
Orden: Scorpiones
Suborden: Neoscorpiones
Infraorden: Orthosterni
Parvorden: Buthida
Superfamilia: Buthoidea
Familia: Buthidae
Subfamilia: Tityinae
Género: Tityus
Especie: T. trivittatus
Kraepelin, 1898

Tityus trivittatus es una especie del género de escorpiones Tityus, perteneciente a la familia Buthidae.[1]​ Habita en regiones subtropicales y templadas de América del Sur, incluso en las grandes ciudades. Es muy peligroso para los seres humanos.

Características[editar]

Esta especie presenta pedipalpos con pinzas finas y largas. Bajo su aguijón se observa una apófisis, o espina subaculear, por lo que a simple vista da la apariencia de poseer un aguijón doble. También cuenta con una placa esternal simple, no dividida. La longitud total en adultos es de hasta 65 mm. Cuenta con peines con 18 a 22 dientes pectíneos en hembras y 20 a 22 en machos. Palpos largos y finos. Se observan 11 a 17 filas oblicuas de dientes en el borde interior de los dedos de la pinza. Una hilera de crestas recorren su dorso. Su patrón de coloración presenta un tono de fondo amarillo-rojizo en donde destacan 3 bandas castaño-oscuras que recorren longitudinalmente su dorso. Las patas carecen de manchas.

Distribución y hábitat[editar]

Original[editar]

Originalmente vivía bajo troncos de árboles caídos, detrás de cortezas, entre rocas o leños apilados, etc. Su geonemia cubría el sur de Brasil, Paraguay, y el nordeste de la Argentina.

En su nueva geonemia[editar]

Por medio de los transportes de madera ha sido llevado accidentalmente a las grandes ciudades, donde encontró un ambiente favorable en las cálidas condiciones de los edificios de vivienda y otras construcciones humanas, alimentándose especialmente de cucarachas. De este modo conquistó el Uruguay y todo el noroeste y centro argentino, llegando por el sur hasta Mendoza, la ciudad de Buenos Aires y La Plata, generalmente siempre en lugares antrópicos, domésticos o peridomésticos por lo que las posibilidades de accidentes son altas. En Uruguay sólo fue capturado esporádicamente en el departamento de Colonia, aún sin poder constatarse si se esté expandiendo.[2]

Antigua Plaza de Toros de Colonia. En este preciso lugar se efectuó una de las capturas uruguayas de la especie.

Veneno[editar]

Esta especie de escorpión posee un potente veneno neurotóxico con mezcla proteica, el cual es peligroso para los humanos, en especial en casos de escorpionismo sobre niños menores de 10 años o ancianos.[3]​ Es entre 10 a 100 veces más potente que el veneno de una serpiente de cascabel.[4]

Puede causar bloqueo aurículoventricular, convulsiones, coma, shock, hiperglucemia, edema pulmonar, pancreatitis, etc. La persona afectada debe ser inyectada con el suero antitoxínico específico, el cual, en Argentina, sólo se produce en el Instituto Carlos Malbrán. El producido en el Instituto Butantan es preparado empleando otras especies de este género, por lo que su aplicación frente a casos de picaduras de esta especie no es tan efectiva. De cada 1000 personas picadas por esta especie, a 6 les resulta fatal. En la ciudad de Buenos Aires y el cordón metropolitano se registran 108 casos por año de escorpionismo, aunque no sólo de esta especie, también de los inofensivos Bothriurus.[5]

Comportamiento y reproducción[editar]

No construye túneles ni galerías. Pasa las horas del día oculto en grietas. Caza fundamentalmente de noche. Encorva su cola cuando se siente amenazado. Son solitarios. Sólo es posible observarlos en parejas durante el período sexual. Los huevos se desarrollan varios meses dentro del oviducto de la madre, hasta que eclosional una multitud de diminutos escorpiones blancos, que trepan sobre el dorso de su progenitora, donde se alimentarán del vitelo residual. Posteriormente se dispersarán. También posee la facultad de reproducirse de manera partenogenética, es decir, sin necesidad de que los huevos sean fecundados por un macho, lo que aumenta notablemente la capacidad de establecerse en los nuevos hábitats a donde accidentalmente son transportados.

Referencias[editar]

  1. Rein, Jan Ove (2009): The Scorpion Files - Buthidae. Visto 8 de abril 2009
  2. Aisenberg, Anita; Carlos A. Toscano Gadea y Soledad Ghione (2011). Guía de Arácnidos del Uruguay (1ed edición). Montevideo: Ediciones de la Fuga. p. 256. ISBN 978-9974-98-447-9. 
  3. Jan Ove (2009): Accidentes por picadura de escorpión - [1].
  4. Moyano, Ricardo D. (2008). Aracnoidismo. Arañas y Escorpiones de importancia médica en Argentina (1ed edición). Buenos Aires: L.O.L.A. p. 88. ISBN 978-987-1533-00-8. 
  5. Avigliano, Esteban (2011). Vázquez Mazzini Editores, ed. Escorpiones de Argentina (1ed edición). Buenos Aires. p. 64. ISBN 978-987-9132-31-9. 

Enlaces externos[editar]