Spalacopus cyanus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Cururo o Chululo
Cururo.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Rodentia
Suborden: Hystricomorpha
Infraorden: Hystricognathi
Familia: Octodontidae
Género: Spalacopus
Especie: S. cyanus
Wagler, 1832
[editar datos en Wikidata]

El cururo (Spalacopus cyanus) es una especie de roedor de la familia Octodontidae. Es monotípico dentro del genus Spalacopus. Es endémico de Chile. En la Cuarta región de Coquimbo se le conoce como "Chululo".

Distribución geográfica[editar]

Se le encuentra en Chile, desde Caldera (III Región de Atacama) a Chillán (VIII Región del Bio-Bio), desde el nivel del mar hasta 3.400 msnm de altitud. Está emparentado con la especie Ctenomys fulvus (muy confundida con el chululo) cuya distribución llega hasta Vallenar y es de color pardo.[2]

Morfología[editar]

Es un roedor de cuerpo pequeño (10 cm), de forma cilíndrica, orejas pequeñas, ojos chicos azulados; pero no atrofiados, generalmente de color negro o gris oscuro y cola corta. Sus extremidades delanteras presentan grandes garras prensiles. Tiene poderosos incisivos capaces de masticar duras raíces. Su pelaje es corto y de color negro azabache.[3]

Hábitat y comportamiento[editar]

Se caracteriza por construir túneles profundos en terrenos cubiertos de vegetación con raíces comestibles o bulbos. Las entradas se reconocen por los montoncitos de tierra, son capaces de horadar extensas áreas de pastizales o laderas. Forman colonias de individuos que pueden llegar a varias decenas. Cuando sus galerías se acercan a terrenos usados por humanos se transforma en un problema de plaga para la comunidad humana. En tiempos de sequía se ocultan en las profundidades y se hace de hábitos solo nocturno. Construye galerías subterráneas, las que no abandona,[3]​ pero asoma su cabeza en las entradas cuando sale el sol. Sus galerías son inconfundibles, ya que en cada entrada o salida hay un montículo que se forma con la tierra que el animal extrae al cavar.[4]​ Son muy difíciles de ver en luz diurna, son tímidos y rehúyen la presencia humana, son muy activos en las atardecidas y no abandonan nunca la entrada de sus cuevas. Se comunica con sonidos que resuenan en los túneles.[3]​ Cuando la vegetación del terreno disminuye, la colonia se traslada durante la noche.[3]

Referencias[editar]

  1. Lessa, E., Ojeda, R. & Bidau, C. (2008). «Spalacopus cyanus». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2011 (en inglés). Consultado el 14 de septiembre 2011. 
  2. Mamiferos terrestres de la región de Atacama
  3. a b c d Mamíferos de la Cordillera de los Andes central
  4. Video registrado a 1.800msnm en volcán Chillán