Soplahojas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Un par de soplahojas.

Un soplahojas, también llamado soplador o sopladora de hojas, es una herramienta de jardinería que propulsa aire a través de una tobera para mover desechos como restos de hojas y hierba. Los soplahojas pueden estar compuestos por motores eléctricos o de gasolina. El modelo tradicional de gasolina constaba de un motores de dos tiempos, pero también se han fabricado con motores de cuatro tiempos. Hay distintos tipos de soplahojas, algunos como herramientas de mano, similares a una motosierra, y otros conectados a una mochila. Este último modelo es más ergonómico para un uso prolongado. Hay unidades más grandes que van montadas en carretillas o incluso tener un propio motor para propulsarse.[1]

Algunos modelos incluso tienen función de aspiración de hojas y ramas pequeñas por vacío, las cuales almacenan en una bolsa. Estas herramientas son soplahojas de vacío.

General[editar]

Soplahojas con mochila.

Las condiciones de sequía en California facilitaron la aceptación de los soplahojas como herramienta de limpieza de los jardines, debido a que se restringió el uso del agua para tareas de limpieza. Además, el soplahojas ahorraba mucho más tiempo en comparación con la escoba.[2]​ En 1990, se vendieron unos 800 000 en EE.UU., convirtiéndose en herramienta indispensable para el cuidado de los jardines.

Oposición a los soplahojas[editar]

Mientras que el invento del soplador de hojas creó un gran revuelo entre comerciantes y propietarios de viviendas que los usaban para limpiar sus hogares, a los activistas medioambientales y ecologistas no les fascinó tanto. Concretamente, debido a que cada uno de estos utensilios contaminaba con un motor de combustión. Su uso contaminaba, creando polución y además de ser una fuente de contaminación medioambiental, también eran unos grandes productores de ruido.

Impacto medioambiental y ocupacional[editar]

Nivel de ruido de un soplahojas a gas medido con la aplicación NIOSH.

Las emisiones de los motores de gasolina son una fuente de contaminación atmosférica[3]​ y, más inmediatamente (sobre todo en los motores de combustión interna, más que en los eléctricos), contaminación acústica. En los Estados Unidos, los estándares de emisión de los EE.UU. prescriben emisiones máximas de motores pequeños. Los motores de dos tiempos usados en la mayoría de soplahojas funcionan con una mezcla de gasolina y aceite, de la cual un tercio no se quema, pero se emite como un aerosol. Estas poluciones se han relacionado con casos de cáncer, enfermedades de corazón y asma.[4]​ Un estudio de 2011 dictaminó que la cantidad de NMHC emitido por un soplahojas durante 30 minutos de funcionamiento, es comparable a las emisiones de una Ford F-150 desde Texas hasta Alaska.[5]

Prohibiciones[editar]

Poco después de la llegada de los soplahojas a EE.UU., se prohibió su uso en dos ciudades de California, Carmel-by-the-Sea en 1975 y Beverly Hills en 1978, por contaminación acústica. Hay actualmente veinte ciudades de California que han prohibido los soplahojas, a veces solo dentro de los barrios residenciales y normalmente solo los que montan motores de gasolina. Otras 80 ciudades tienen leyes que restringen su uso o nivel de ruido o ambos.[6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Leaf blowers». Consumer Reports. Consultado el 29 May 2014. 
  2. «CLCA Position On Leaf Blowers». California Landscape Contractors Association. Consultado el 29 May 2014. 
  3. «Lawn Equipment | Improving Air Quality in Your Community | US EPA». Epa.gov. 28 de junio de 2006. Archivado desde el original el 28 de abril de 2009. Consultado el 10 de junio de 2009. 
  4. Bernhard, Adrienne (18 de octubre de 2018). «Leaf Blowers Are Loud, Ugly and Dangerous». Archivado desde el original el 21 de octubre de 2018. Consultado el 21 de octubre de 2018. 
  5. Kavanagh, Jason (5 de diciembre de 2011). «Emissions Test: Car vs. Truck vs. Leaf Blower». Consultado el 1 de noviembre de 2018. 
  6. Leaf-blower regulations nationwide Consumer Reports magazine, September 2010.

Enlaces externos[editar]