Sol negro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El "Sol Negro" similar al diseño del mosaico en Wewelsburg.
"Obergruppenführersaal", sala de los generales.

El sol negro es un antíguo símbolo de los pueblos nórdicos, que representaba el día del fin del mundo, la batalla de los dioses contra los jotuns, y posteriormente ligado a la filosofía ocultista del nazismo.[1] En alemán, Schwarze Sonne también se refiere al término Sonnenrad (en alemán "rueda solar"), símbolo de esoterismo y de significado oculto, notable por su uso en el misticismo nazi.

El sol negro es un símbolo esotérico compuesto por dos círculos concéntricos. El círculo interior posee la forma de un sol del que parten doce rayos (que en la concepción clásica de la rueda solar representaban el movimiento del sol a través del año). Los doce rayos, en sus extensiones, alcanzan el círculo exterior, donde sus ángulos se tuercen formando a la vez dos símbolos de importancia clave en el misticismo nazi: la esvástica y doce runas Sigel, la runa de la victoria, cuya representación doble conforma el emblema de las SS. El sol negro es un símbolo utilizado hoy en día por los movimientos neopaganos.

El sol negro que aparece en la foto no era un símbolo usado habitualmente, pues se encontraba relacionado con el misticismo nazi al que solo accedían los iniciados de las SS. Este símbolo aparece incorporado a un mosaico u ornamento de mármol verde oscuro, en el suelo de mármol de la (foto) antigua "Obergruppenführersaal" (sala de los generales, el lugar destinado a los líderes de las SS) en la torre norte del castillo de Wewelsburg, cerca de la ciudad de Paderborn. Este mosaico, que puede ser visto desde el exterior de la sala a través de una puerta de celosía, parece negro por las condiciones de iluminación del lugar. En su origen, dicho mosaico poseía un disco de oro colocado en su centro. El castillo de Wewelsburg, tras su adquisición por el mando de las SS, fue rehabilitado y reformado con el objetivo de convertirse, a la vez, en el centro de control de las SS y en el corazón de una nueva religión racial, uno de cuyos símbolos clave era el propio Sol Negro. Según los arquitectos que llevaron a cabo la reconstrucción, el objetivo era que el castillo se convirtiese en el "centro del mundo".

El Sol Negro en el ocultismo nazi[editar]

Originalmente, el Sol Negro formaba parte de una serie de creencias englobadas en una corriente ocultista iniciática, el ocultismo nazi, fundada (o "reconstruida") por los líderes de las SS. Heinrich Himmler, gran ocultista, dio cobijo a toda una serie de movimientos reconstruccionistas de la cultura ancestral indoeuropea. De estas corrientes ideológicas surgió finalmente una corriente mística, casi una religión racial iniciática, en la cual se unían conceptos de diversas creencias y religiones a las que se agregaban la figura del Führer y la "pureza de la sangre aria". Dentro de esta religión racial, el Sol Negro representaba a un sol oculto, dador de sabiduría y que proporcionaba su fuerza superior a la raza aria. La simbología oculta en el propio Sol Negro es de una gran profundidad, pues aparte de representar la rueda solar y de ocultar en sus líneas símbolos como la esvástica o las runas nórdicas, ha llegado a ser considerado una nueva "tabla redonda", en la cual doce caballeros (el Consejo de Iniciados, los máximos líderes de las SS) rodeaban a un jefe central.

Referencias[editar]

  1. Nicholas Goodrick-Clarke (2003), Sol Negro: Aryan Cults, Esoteric Nazism and the Politics of Identity, NYU Press, ISBN 0814731554

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]