Silvania

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Silvania
Municipio
Bandera de Silvania (Cundinamarca).svg
Bandera
Escudo de Silvania (Cundinamarca).svg
Escudo
Silvania ubicada en Colombia
Silvania
Silvania
Localización de Silvania en Colombia
Colombia - Cundinamarca - Silvania.svg
Ubicación de Silvania en Cundinamarca
Coordenadas 4°24′12″N 74°23′17″O / 4.4033333333333, -74.388055555556Coordenadas: 4°24′12″N 74°23′17″O / 4.4033333333333, -74.388055555556
Entidad Municipio
 • País Colombia
 • Departamento Flag of Cundinamarca.svg Cundinamarca
 • Provincia Sumapaz
Alcalde Jorge Enrique Sabogal Lara (2016-2019)
Eventos históricos  
 • Fundación 21 de febrero de 1935[1]
 • Erección 10 de febrero de 1936[1]
Superficie  
 • Total 163 km²[1]
Altitud  
 • Media 1470 m s. n. m.
Distancia 44 km a Bogotá[1]
Población (2015)  
 • Total 21 984 hab.[2]
 • Urbana 6270 hab.
Gentilicio Silvanense
Huso horario UTC -5
Sitio web oficial
[editar datos en Wikidata]

Silvania es un municipio de Cundinamarca (Colombia), ubicado en la Provincia del Sumapaz, se encuentra a 44 km de Bogotá. En la época de la conquista se conocía como Subia o Uzathama y era habitado por los sutagaos. Fundado por Ismael Silva el 21 de febrero de 1935.

PANORÁMICA DE SILVANIA - Fotografía: Ciro Alexander Cortes Vásquez

Gobierno[editar]

  • Alcalde: Jorge Enrique Sabogal Lara
  • Secretario de Gobierno: Armando Rincón
  • Secretaria de Desarrollo Social y Comunitario: Dania Maritza Álvarez Barrera
  • Director de la UMATA: Juan Carlos Patiño Moller
  • Tesorero Municipal: Oscar Vargas Rodríguez
  • Secretaria de Salud: Carmen Yaneth Melo
  • Jefe de Planeación Municipal: Narley Santana

Historia[editar]

FUNDACIÓN DEL MUNICIPIO DE SILVANIA:

Las estancias de ganado mayor adjudicadas en 1.608 a FRANCISCO GOMEZ DE LA CRUZ vinieron a convertirse tres siglos después en la Hacienda el Chocho, con 23.850 fanegadas que abarcan la jurisdicción de los Municipios de Tibacuy, Fusagasuga y Soacha y tocaban con los de San Antonio y El Colegio por linderos no muy precisos, pues en esa época eran calculados y no medidos. Con ese nombre, que ya lo traía desde 1.760, se consolidó en 1.806 a propósito de la verificación de sus linderos con la de Usatama, ordenada por el Virrey AMAR y BORBON, lo que no fue posible porque los mojones habían desaparecido.

Su estructura vial una vasta red de caminos que empalmaban con los departamentos, en cuya salida había aduanillas para control de transeúnte y comercio.

Silvania 1935.jpeg

Por el año 1.930 tenía varias plantas electrizasen las principales casas y edificaciones y en los aserríos. Una central telefónica, instaladas bajo la dirección de Don Francisco Florez, con seis magnetos o conmutadores, conectadas a las líneas nacionales, que permitían la comunicación entre las dependencias de la hacienda y entre esta y sus vencidas de Usatama y Novillero. Y el famoso cable aéreo de Aguabonita. Había tres aduanillas para el Control del Café: Una en los Puentes, otra delante de la casa de la hacienda sobre el camino a Tibacuy, y otra en la Aguadita, en el puente sobre el Barro blanco.

La Hacienda tenía su propia moneda, el “medio real”, para las transacciones comerciales con los arrendatarios, con la que se les pagaba el café que cosechaban en sus parcelas y ellos a su vez misma hacienda, que estaban en los Puentes. Tanta era su autonomía que tenía su propio reglamento de trabajo, especie de “constitución”, que regia no simplemente para los arrendatarios sino también para cuantos dentro de su jurisdicción vivían, cuyos pleitos y disputas, de carácter familia o de policía, eran resueltos por los Caballero o su Administrador, para lo cual estaban asesorados de un cuerpo de gendarmería o comisarios, que hacían comparecer a su presencia a los querellantes o infractores del orden social o moral, y vigilaban el cumplimiento de la “sentencia”, o bien, ponían en el cepo como castigo.

La hacienda el Chocho reunía todas las condiciones para provocar en ella la revolución agraria y la forma en la tenencia de la tierra a través de su parcelación ; para crear las primeras Ligas Campesinas (especie de sindicatos ruralles9 y las primeras cooperativas cafeteras; para enseñar el comunismo y poner en practica ideas de socialismo agrario; en fin, para toda clase de injertos políticos e ideológicos, al mismo tiempo que para redimir y explotar el campesino por oros medios, en aras de esos mismo movimientos reivindicativos de unos derechos que ahora se comenzaba a reconocerles.

El Chocho al desintegrarse en más de mil parcelas se convirtió en símbolo de revolución agraria, de modelo de parcelaciones, y en cuna del primer partido agrario, el Unirismo y consecuencialmente en baluarte electoral de una nueva clase de políticas provinciales o provincialitas, así como también fue un ejemplo de superación que daban sus gentes de trabajo.

La suspensión de la parcelación hubiera sido de graves consecuencias por cuanto alteraba el proceso de re estructuración social por la misma iniciado si Ismael Silva no asume el compromiso de promoviendo la fundación de un pueblo en el mismo corazón del Chocho, a inmediaciones de los Puntes y del extinguido pueblo de Usatama en el cruce de los caminos que de allí partían en cuatro direcciones, para concentrar a los arrendatarios en un lugar que fuese su sede social y política e hiciesen suyo el principio de soberanía local que consagra el Municipio.

El caserío de los Puntes no solo era poco grato a los arrendatarios por estar allí los almacenes, tiendas y compras de café, a donde obligadamente iban a vender y comprar, sino que tampoco daba cabida para más edificaciones.

Como comunidad necesitaban una autoridad política y una autoridad eclesiástica que les diese amparo en lo uno y consuelo en lo otro. Ismael Silva, que aquí vivía desde 1.930, trabaja con ellos y a la vez compartía con los patrones el manejo de la Hacienda; se sentida hermanado con su destino, comprendía la situación del arrendatario y el colono, al mismo tiempo que la de los Caballero, entonces sumidos en la desesperación por las ofensas que recibían y al borde de la crisis económica por las deudas que los agobiaban, lo cual permita entender que la única solución era vender la tierra que otros necesitaban comprar.

Siete días después de aceptada la renuncia de Ismael Silva como Administrador de la parcelación, o sea el 21 de febrero de 1935, convoco a las gentes del Chocho para que viniesen con él a tomar posesión de un terrero abierto en un claro de monte señalado para sede del pueblo que iba a fundar; invito tan bien los habitantes de los Puentes y a cuantos tenían algo que hacer allí hoy o mañana.

El 21 de febrero de 1935, bajo llovizna tenaz y mientras Doña Herminia Caldas de Moreno instalaba bajo unas tejas la cocina para manutentacion de la gran cantidad de personas, se daba principio a la construcción de seis casa, con todo su tren de picas, azadas, bueyes, carretillas y gritos de inmenso entusiasmo.

Fue así como en esa fecha Veintiuno de febrero de mil novecientos treinta y cinco se fundó a Silvania, bajo la tenacidad y dirección de Ismael Silva, a quien se calificó de loco.

Silvania en los años 50.jpeg

Luego del desmonte se procedió al trazado de la plaza pequeña, sobre cuyo marco los principales pobladores eligieron su lote, y de las calles, longitudinalmente a través de la ladera y atravesándolas otras más cortas, que iban a caer hacían la orilla del subía. En un recodo del camino, pasando el puente Tablas, silva escogió su lote, que en el plano vino a quedar señalado con el número 1-A, con 1.751 varas cuadradas, en el que de inmediato empezó a levantar su casa de dos plantas, para establecer en ella su compra de café, ya dentro de un régimen de libre comercio para los arrendatarios.

La situación topográfica no era la más apropiada para poblar por ser de ladera y tener muchos barrancos, sobre los cuales las casas parecían trepadas; pero allí se hizo por que era el más estratégico desde el punto de vista comercial y vial y aun político puesto que sobre esa tarea confluían haciendas de otros dueños.

En los primeros acompañantes de Silva como cofundadores figuran CARLOS SEGURA, SIXTO RODRIGUEZ, ENRIQUE GARCIA NAVARRETE, PABLO E. CALDAS, JORGE REINGA PEREZ, ADAN MORENO CASALLAS Y ROSA HERMINDA CALDAS DE MORENO.

El 10 de febrero de 1936 por los Directores del “Comité Central de Silvania”, que contiene la partida de bautismo expedida al cumplir su primer año, en la cual se otorgaba el nombre al Municipio de Silvania, como reconocimiento y en gratitud de los esfuerzos del fundador de este caserío Señor ISMAEL SILVA.

Crecimiento y Desarrollo[editar]

CRECIMIENTO DEL MUNICIPIO DE SILVANIA:

Se inicia la formación del pueblo de Silvania en el corazón del Chocho, en el caserío de los puentes; no era el lugar mas grato, pero allí se encontraba el almacén principal, tiendas y otros expendios para el consumo de la población.

El sector de los puentes se comenzó a extender pero su localización geográfica y topográfica no permitía el desarrollo progresivo de las construcciones y esto genero el desplazamiento de los asentamientos hacia la ladera de la vereda Yayata donde se empezaron a consolidar nuevas casas inicialmente de un piso a lado y lado de una vía inicial que se construyó para la comunicación hacia otros sectores.

Por el pie del asentamiento cruza el río Subía, cuyo cause es la juntura de esta ladera y la del otro lado, más pequeña y menos inclinada, Las carreras, que no fueron en un principio sino 3, la atravesaban, y las calles fueron siete (7) contadas a partir de la 3. Aquellas son su eje principal; sobre la 2ª y 3ª carreras formaron una plazoleta frente a la iglesia y una plazoleta más adelante, en cuyo costado norte hicieron casa los primeros pobladores; por el costado de arriba y en la otra manzana haciendo esquina sobre la plaza se acentuaron otros pobladores.

Por otro costado se encuentra la manzana del fundador (ISMAEL SILVA) haciendo esquina en el camino de la entrada al pueblo pasando el viejo puente de tablas, hoy calle 5; La carrera 1ª va por la orilla del río Subia, de cuyo cause trata de apartarse subiéndose por la ladera. De todas las carreras la única que tiene nombre es la carrera 3ª llamada “Avenida Ananías Herrera“, que en los últimos años es la vía es la principal, la cual fue prolongada en línea sinuosa y ascendente, enroscada a las sinuosidades de pequeños promontorios, para salir a la autopista mucho más arriba del primer puente sobre el río Subia, prolongación que viene a dar lugar a nuevas urbanizaciones.

De la otra orilla del río, sobre la autopista, empezó a formarse a partir de 1970 un caserío alargado de provisionales casas de expendio de bebidas y comidas, que va del primer puente sobre el Subia al puente sobre el Barroblanco; conocida por sus pobladores como la calle turística de Silvania.

Así, a través de los siguientes años Silvania fue poco a poco consolidando hasta llegar a lo que hoy en día es; constituido por barrios y calles importantes de intercomunicación hacia su centro y hacia y sus alrededores y otros Municipios.

El Municipio de Silvania tiene características especiales dadas sus condiciones geográficas que permiten identificar claramente el tipo de formación geológica y de suelos, sus accidentes naturales y la conformación de los diferentes paisajes entornos y la articulación de las especies con la adaptación a climas variados; hace que el Municipio se vea rodeado de contraste de zonas verdes, zonas agrícolas, sus mismos pobladores y el interés por la conservación y preservación de sus tierras, y el medio ambiente, vistas a través de sus prácticas pastoriles, mineras y agrícolas.

Con gran variedad y extendida a lo largo de todo su territorio encontramos una gran red de fuentes hídricas que ha permitido el encuentro de lo natural con el abastecimiento necesario para el consumo de su misma tierra y pobladores, articulando los campos de producción en afloramiento de gran potencialidad económico y a su vez de vital importancia para el asentamiento de familias que día a día proveen para su usufructo, con una apropiación que solo ese espacio puede darles, por ser estos los forjadores y modeladores de las tierras que a gran parte del territorio abastece dando vida a la conservación de la población aledaña.

Así como se extiende las aguas también sus caminos que a través del tiempo sus pobladores por la necesidad de comunicación y producción, forjaron largos senderos que fueron tomando forma por la misma condición en el que el desarrollo llegaba, tanto así que día a día buscaron la forma de articular más y conectarse no solo hacia el interior de su principal centro urbano sino a otras regiones vecinas para la diversificación económica y cultural.

Hoy en día la gran variedad de fuentes hídricas, vías de comunicación, campos agrícolas, zonas turísticas y todo ese conglomerado que forma su población, hace que el Municipio sea potencialmente rico; por esto debemos conservarlo no solo por patrimonio histórico sino natural, por que ha sido el gran remanente de luchas y esfuerzos para la superación de un pueblo que día a día ha tenido grandes obstáculos y que ha generado grandes expectativas, por que su desarrollo lo ha puesto en un lugar privilegiado de moderada solvencia, que ha contado con el pujante empeño de su gente la cual en medio de la crisis actual ha mostrado que el Municipio pose los mejores medios para hacer de este un paraíso natural y cultural, donde se de ejemplo hacia la región del Sumapaz.

El patrimonio no solo se da por la herencia establecida jerárquicamente a través del tiempo, si no de la permanencia y conservación de hechos históricos importantes que hace de un elemento el valor cualitativo generando una connotación de predominio con una característica especial.

Las costumbres de nuestros viejos y las generaciones que por largos años han luchado contra los mismos agentes y factores que nuestra tierra ha proveído, ahora solo prevalecen en la mentes como un recuerdo que hace, que algunos no escatimen esfuerzos en volver a encontrarse con ese marco y legado cultural que ha quedado atrás; la Seguridad y la supervivencia hacen que hoy en día los pobladores se vean obligados ha desconocer cierto progreso y mantenerse arraigados a lo único que tienen.

Por todo esto debemos emprender campañas de desarrollo social, cultural con prácticas de buen manejo e intercambio de ideas para la mejor conformación del espacio en el cual se desea vivir; llegando finalmente a que debemos conservar nuestros arraigos culturales y no dejar morir lo que se tiene, especialmente el campo; el cual es la fuente más importante para que toda una región no muera y se mantenga fuerte a los cambios que vivimos hoy y que nos parecen de alto riesgo para la conservación de la vida propia.


Este Municipio es netamente agrícola, extensas tierras son utilizadas en la ganadería, producción avícola, porcícola y otras especies que caracterizan a la región ante otras del país.

Los usos del suelo destinados a las actividades mencionadas, son de alta importancia ya que se proveen de vertimientos y afluentes extendidos a lo largo de su territorio; contando también con una gran red vial forjada tiempos atrás por sus pobladores y que han sido de gran importancia para los Municipios vecinos por el permanente contacto con la vía principal.

Los asentimientos humanos que a través del tiempo se han ido formando a lado y lado de la vía panamericana, teniendo un moderado desarrollo por las perspectivas de progreso que están generando ya que su uso principal es el comercial artesanal, dependiendo en gran medida de la afluencia de turistas para mantener su actividad económica.

Turismo[editar]

Silvania tiene el privilegio de estar situada a 44 kilómetros de la Capital de la república la ciudad de Bogotá DC, sobre una autopista que atraviesa ciudades importantes como Fusagasuga, Girardot, Ibagué, Cali etc. Sus gentes como primer patrimonio del territorio, brindan su atención a los viajeros y turistas que a diario transitan por este corredor y que propician un canje comercial, debido a que en su trayecto se ofrece gran variedad de alimentos, exquisitos platos de la región, fabricas de muebles hechos en mimbre y otros artículos en el que se aprecia la mano de obra artesanal; también la selección de productos que ofrece y el establecimiento de sitios de recreación y descanso.

Atractivos Turisticos:

  • Artesanías: tejeduría en mimbre: muebles y cestería, productos en lana, cuero, fique y bambú
  • Caminos Indígenas.
  • Casa de Juan Melo
  • Casa de La Hacienda El Chocho.
  • Club El Bosque
  • El alto de la Tierra
  • Casa de Doña Matilde
  • El alto de la virgen
  • La villa Olímpica
  • La casa de Don Hortua
  • El Baile de Luz Mery


Referencias[editar]

  1. a b c d «Información general de Silvania». Alcaldía del municipio. Consultado el 1 de mayo de 2015. 
  2. «Resultados y proyecciones (2005-2020) del censo 2005». DANE. Consultado el 1 de mayo de 2015. 

Enlaces externos[editar]