Roberto García (periodista)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Roberto Ángel García (02 de junio de 1945) es un periodista argentino de extensa trayectoria en gráfica, radio y televisión, miembro de la Academia Nacional de Periodismo de la República Argentina.

Biografía[editar]

A los 20 años abandonó los estudios de Derecho en la Universidad Nacional de La Plata y comenzó a trabajar en la revista Para Ti. Luego en 1968 de la mano de Tomás Eloy Martínez, amigo de su hermano, ingresó al semanario Primera Plana como redactor, llegando a ser secretario de redacción 3 años más tarde. En 1972 se incorporó como columnista en La Opinión, el diario de Jacobo Timerman, hasta 1980, año de la desaparición de ese medio gráfico. En 1981 llega a Ámbito Financiero y tras una enfermedad de Julio Ramos, propietario del diario, en 1983 asume la dirección periodística, conservando ese puesto durante 25 años. Además de su labor en gráfica, fue responsable del noticiero de Canal 9 entre 1970 y 1972, conductor y productor televisivo y también desarrollo actividad radial.

Tras la muerte de Julio Ramos en noviembre de 2006, además de los conflictos entre los herederos, sufrió la embestida de José Luis Manzano y Daniel Vila, por entonces parte del grupo accionario de Ámbito Financiero.[1] Vila y Manzano intentaban tener mayor control, cierta injerencia editorial y reclamaban un lugar en el directorio del diario.[2] García, que tenía el 4 por ciento de las acciones, llegó a contestar 36 cartas documento en un día.

Alejado de los medios unos meses, en 2009 comenzó a colaborar como columnista para el Diario Perfil e inicio su programa de televisión La Mirada -de Roberto García-, por Canal 26.[1] En 2011 la justicia argentina lo imputo junto a otros personajes como Carlos Pagni (La Nación), Roberto García (Perfil)y Edgar Mainhard (Urgente 24)que habrían integrado una red de espionaje dedicada a “pinchar. La jueza Arroyo Salgado ordenó trabar embargo con respecto a cada uno de los imputados sobre sus bienes y/o dinero por la suma de $500.000 con respecto a Yofre, 300.000 pesos con respecto a Carpintero, 300.000 pesos con respecto a Alderete, y 200.000 pesos con respecto a Reimundes, García, Pagni, Ick y Mainhard.[3]

Procesamiento por asociación ilícita, sustracción de documentos y encubrimiento agravado[editar]

Los cinco primeros habrían hecho jaquear correos electrónicos de funcionarios del Gobierno nacional y los tres últimos habrían comercializado la información. García fue imputado por «obtención de secreto por revelación y encubrimiento agravado». La jueza dio por probado prima facie que Pagni fue uno de los beneficiarios de esta asociación ilegal, mientras trabajaba en el diario Ámbito Financiero y luego en La Nación.[4] [5]


El 18 de septiembre de 2012, la justicia lo procesó, junto a Juan Bautista Tata Yofre, Carlos Pagni y otros por asociación ilícita, sustracción de documentos y encubrimiento agravado.[6] [7]

Referencias[editar]