Rafael Bergamín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rafael Bergamín
Información personal
Nacimiento 1891 Ver y modificar los datos en Wikidata
Málaga, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1970 Ver y modificar los datos en Wikidata
Madrid, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Francisco Bergamín García y Rosario Gutiérrez López
Cónyuge Elvira Anné
Información profesional
Ocupación Arquitecto Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables Colonia de El Viso, Madrid; cines y bancos en Caracas
[editar datos en Wikidata]
Residencia Fundación el Amo (colaboración junto a Luis Blanco Soler)

Rafael Bergamín Gutiérrez (Málaga, 1891-Madrid, 1970) fue un arquitecto español.[1] Sus actividades profesionales le acercan al denominado racionalismo madrileño, construyendo uno de sus primeros exponentes: la Casa del Marqués de Villora (sita en calle de Serrano nº 130).[2] Fue también autor de algunas colonias de casas baratas como el El Viso y el Parque-Residencia[3] y desarrolló durante veinte años (1938-1958) una fructífera labor arquitectónica en Caracas.

Biografía[editar]

Hijo de Francisco Bergamín García —conocido ministro de la Restauración como miembro del Partido Liberal-Conservador— y de Rosario Gutiérrez López —católica fervorosa—, tuvo doce hermanos entre los que figura el escritor José Bergamín.[4]

Estudió en la Escuela de Arquitectura de Madrid (1918) y fue uno de los primeros en introducir en España el racionalismo. Carlos Flores le considera componente de la Generación del 25.

Tertuliano habitual de la Sagrada Cripta del Pombo, creada por Ramón Gómez de la Serna en el Café Pombo, realizó una intensa colaboración con el arquitecto Luis Blanco Soler, compañero de la misma promoción, en la Ciudad Universitaria, particularmente en la Fundación del Amo (1928-1930), desaparecida durante la batalla desarrollada en ese campus en el comienzo de la defensa de Madrid durante la guerra civil española.

En este periodo diseña igualmente la Casa del Marqués de Víllora (1928-1929) y más tarde, en 1931-1932, la Colonia Parque Residencia que construye, con Gregorio Iturbe y Javier Gómez de la Serna (hermano de Ramón) en un lugar en promoción cercano al Paseo de la Castellana. Como continuación de este levantó la Colonia El Viso (1933-1936).

Uno de sus más importantes proyectos fue el Sanatorio Antituberculoso de Los Montalvos a unos 8 km de Salamanca, obra del año 1935, de un depurado racionalismo, que no se terminará hasta 1948.[5]

Partidario de la Segunda República, debido a la guerra civil se exilió en Venezuela, donde coincidió un tiempo con su hermano José en Caracas.[6] Llegó a principios de febrero de 1938 en el barco Colombie.

Bergamín en Caracas[editar]

En sus viajes Bergamín había entrado en contacto con "revolucionadores de la arquitectura y de las artes plásticas en general —Gropius, Le Corbusier, Theo van Doesburg— entusiasmado, sobre todo en Holanda, con el ladrillo, cuya vuelta propugna. Caracas es todavía una ciudad teñida en lo arquitectónico de herencias coloniales, pero está a punto de comenzar a ser una capital moderna, con empuje y en pleno desarrollo económico. Bergamín contribuirá a ello con sus realizaciones personales, su espíritu emprendedor y su magisterio", explicó en su tiempo Agustín Rodríguez Sahagún.[7]

Aunque fracasan sus negociaciones con el gobierno venezolano para recibir un encargo público de urbanismo, Bergamín realiza ya el primer año una obra importante en Caracas: el Teatro-Cine Ávila, que ocupa la parcela en la que se encontraba el Gran Hotel, donde el arquitecto se alojó al llegar a la capital venezolana. Derribado este, en su lugar se emplazó el proyecto realizado conjuntamente por Bergamín y el venezolano Henrique García Maldonado.[8]

Construye también sus primeras quintas, en las urbanizaciones El Paraíso y La Florida —hay asimismo proyectos no realizados, como un Barrio Obrero con 300 casas y urbanización, siguiendo la pauta de las colonias económicas que diseñó en Madrid— e inicia su colaboración con la prensa, escribiendo artículos en los que, centrándose en el caso de Caracas, analiza temas de urbanismo. Por último, el prolífico año inicial de estadía en Venezuela termina con la creación de la empresa de proyectos y construcción Velutini y Bergamín C. A., fundada junto con los ingenieros Rafael Emilio Velutini y José María Manrique. Al año siguiente construye una serie de cines —Hollywood, América, Plaza, Los Jardines— y al subguiente, proyecta y ejecuta la reforma del Almacén Gathmann Hnos. "Para el año de 1941, Bergamín ya había realizado en Caracas 155 proyectos, de los cuales se habían ejecutado 42. En 1942 plantea a los Ejecutivos municipal y nacional, con los proyectos en la mano, la necesidad de construir un metro como forma de resolver el problema del transporte colectivo de la capital. Este proyecto será una de sus obsesiones a lo largo de los años. En 1943 Bergamín proyecta y construye el edificio Madrid, edificio de su propiedad, y en el que será significativo su nombre, remembranza nostálgica de la ciudad perdida. También realiza la Urbanización San Martín, conjunto de viviendas que recuerda las tratativas de Residencia y El Viso".[8]

Otras edificaciones suyas en Caracas son "Ambos Mundos (1944-1945), Sociedad (1945) Studebaker (1950); los bancos Unión (1945), Caracas (1951), Mercantil y Agrícola (1952-1953), Venezolano de Crédito (1952-1953) y Maracaibo (1955), en los que creó un tipo que durante años definió la imagen de edificio bancario en Caracas; y una gran cantidad de viviendas, incluyendo su propia casa, Las Moradas (1950)".[9]

Bergamín fue profesor de Urbanismo en la recién creada Escuela de Arquitectura de la Universidad Central de Venezuela (1944) y uno de los fundadores de la Sociedad Venezolana de Arquitectos (1945). Pero la nostalgia por su patria acabó por hacerlo regresar a España en 1959. Allí publicaría su libro 20 años en Caracas: 1938-1958 (Gráficas Reunidas, Madrid, 1959).

Obras[editar]

Referencias[editar]

  1. Castillo Cáceres, Fernando (2011). La Librería, ed. Madrid y el Arte Nuevo (1925-1936) Vanguardia y Arquitectura. Damián Flores Llanos (ilustraciones) (Primera edición). Madrid. pp. 132-134. ISBN 978-84-9873-163-7. 
  2. Rafael Bergamín, (1928), Casa del Marqués de Villora en Madrid, Arquitectura: órgano de la Sociedad Central de Arquitectos, ISSN 0211-3384, Nº. 113, 1928 , págs. 282-288
  3. Paloma Barreiro Pereira, (1992), Casas baratas: la vivienda social en Madrid, 1900-1939, Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, Madrid, ISBN 84-7740-052-0, pág. 75
  4. Biografía de Bergamín, en el portal de la Fundación Miguel Hernández, s/f; acceso 29.07.2013
  5. «El Hospital de los Montalvos». Consultado el 5 de diciembre de 2013. 
  6. Salomó Marquès Sureda y Juan José Martín Frechilla. La labor educativa de los exiliados españoles en Venezuela, Fondo Editorial de Humanidades y Educación Universidad Central de Venezuela, Caracas, 2002
  7. Agustín Rodríguez Sahagún. Evocación y recuerdo de Rafael Bergamín, El País, 14.09.1988; acceso 29.07.2013
  8. a b Vicente Garrido, Henry. «La ficticia “ilusión” del destierro, parte 1». Vitrubius. Consultado el 29 de julio de 2013. 
  9. Lorenzo González Casas y Henry Vicente Garrido. Mundos que se desvanecen: El exilio arquitectónico español en Venezuela, Congreso Internacional 1810-2010: 200 años de Iberoamérica; 2010; acceso 29.07.2013

Enlaces externos[editar]