Puerto de Indias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Puerto de Indias, en el río Guadalquivir. En los siglos XVI y XVII acogía a un gran número de embarcaciones venidas de América. El cuadro muestra la Giralda al fondo, el Puente de Barcas a la izquierda y la Torre del Oro a la derecha.

El Puerto de Indias fue el principal puerto marítimo de enlace con América, manteniendo un monopolio artificial como vía de entrada y salida de mercancías las Indias mediante un asiento otorgado por decreto real.

Para su administración, los Reyes Católicos fundaron la Casa de Contratación de Indias, con sede en Sevilla de 1503 hasta 1717. Desde allí se dirigían y contrataban los viajes, se controlaban las riquezas que entraban desde América y se regulaban las relaciones mercantiles, científicas y judiciales con el Nuevo Mundo. Esto conllevó una gran expansión urbana, superando Sevilla los 100 000 habitantes, y convirtiéndose en la ciudad más grande de España y la mejor urbanizada de la época, destacando sus calles enladrilladas o empedradas. Los problemas de navegación que planteaban los nuevos buques, de mayor tonelaje, y la mejora de las fortificaciones gaditanas ayudaron a la Corona a decidir el traslado de la institución a Cádiz en 1717.

Historia[editar]

Sevilla ya concentraba su actividad portuaria entre la Torre del Oro y el puente de Barcas en la Baja Edad Media. En el siglo XVI, las mercancías traídas de las Indias eran almacenadas en las Atarazanas y existía una Aduana que ocupaba alguna de sus naves. La Casa de la Contratación de Indias se encontraba en los Reales Alcázares y la Lonja de Mercaderes, también llamada Consulado o Universidad de Mercaderes o Consulado de Cargadores a Indias, órgano dependiente de esta, pasó a colocarse en un edificio que, desde el siglo XVIII, alberga el Archivo de Indias, próximo a la Catedral. La prosperidad alcanzada por Sevilla gracias al comercio con América la convirtió en el centro financiero y mercantil más importante de Europa, superando a otros importantes centros, como la ciudad portuaria de Amberes.

La orilla este del río tenía varios muelles. En primer lugar, y más próximo a la Torre del Oro, estaba el muelle de la Aduana, seguido del muelle del Arenal, y, posteriormente, y más cerca del puente de barcas, el muelle del Barranco, que posteriormente fue conocido como muelle de la Sal. En la orilla oeste estaba el muelle de los Camaroneros y el muelle de las Mulas.

En 1506 se despacharon en el puerto 35 barcos y en 1550 la cifra aumentó a 2015 215, pasándose de las 3000 a las 30 000 toneladas. A América se enviaba vino, aceite, harina, telas, ropas, jabón, miel, cera, bizcocho, papel, cerámica, vidrios, instrumentos, medicinas, higos, sardinas, zapatos, aceitunas, herramientas, libros, etcétera. De todos estos productos, los más exportados eran el vino, el aceite y la harina. El envío de harina fue polémico, porque no siempre existía para el mercado sevillano. Los barcos que llegaban de América descargaban metales preciosos, perlas, cueros, azúcar, sebo, zarzaparrilla, algodón, palo Brasil, guayacán, añil, maderas preciosas, etcétera.[1]

En 1680 se decidió que los barcos que vinieran de las Indias podrían despacharse tanto en Sevilla como en Cádiz. Sevilla perdió su condición de Puerto de Indias en 1717, con el traslado de la Casa de la Contratación a Cádiz, aunque la actividad portuaria en esa zona del río Guadalquivir prosiguió, e incluso se amplió al sur con el muelle de Nueva York, o junto al puente de Triana con el comercio de la sal hasta los años 1960. El Puerto de Sevilla se encuentra en la actualidad en una zona industrial, varios kilómetros al sur del centro histórico.

En la región de Cádiz, los cargadores a Indias hicieron vida y se hicieron bellas casas-palacios ya desde el siglo XVII; sin embargo, la institución de la Casa de Contratación perdió parte de su sentido en la segunda mitad del siglo XVIII cuando se concedió a varios puertos españoles el derecho a comerciar con varios puertos americanos. En 1790 se suprimió la institución de la Casa de la Contratación.

Referencias[editar]

  1. Morales Padrón, op. cit., pp. 527-567

Bibliografía[editar]

  • Antonio E. Cuesta López y Antonio Guerra (2005). Sevilla, hospital de Indias. Sevilla: Almuzara. 
  • Francisco Morales Padrón, Francisco (1992). Historia de Sevilla. Publicaciones del Diario 16. ISBN 847405818X. 

Enlaces externos[editar]