Puerto San José

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Puerto San José
Puerto Quetzal at dawn.jpg
Datos
País Flag of Guatemala.svg Guatemala
Coordenadas 13°56′00″N 90°49′00″O / 13.933333333333, -90.816666666667Coordenadas: 13°56′00″N 90°49′00″O / 13.933333333333, -90.816666666667
[editar datos en Wikidata]

Puerto San José es una ciudad que pertenece al municipio de San José en la costa del Océano Pacífico de Guatemala, en el departamento de Escuintla. Su población asciende a aproximadamente 20000 personas, lo que lo hace el lugar más poblado a lo largo de la costa del Pacífico de Guatemala.

Historia[editar]

Siglo XIX[editar]

Así descendían los pasajeros en Puerto San José a finales del siglo xix. Esta fue una de las razones por las que el gobierno del general José María Reyna Barrios quiso construir el puerto de Iztapa.
Embarque de café en 1912. Fotografía de Alberto G. Valdeavellano.

Puerto San José era el puerto principal del litoral del Pacífico de Guatemala, y era controlado por la Empresa Marítima Nacional, la cual tenía el monopolio del desembarque de los bienes que se transportaban. A finales del siglo xix, surgió el primer competidor serio de Puerto San José como principal puerte de la costa del Pacífico: en esa época, el movimiento progresivo de Guatemala requería urgentemente cómodos y adecuados puertos, ya que para descargar a un buque se necesitaban de ocho a diez días y se utilizaban formas arcaicas para desembarcar a los pasajeros,[1] lo que provocaba que varias compañías navieras rehusaran enviar sus buques al país.[2] El gobierno del general José María Reyna Barrios, en un afán de promover el ferrocarril interoceánico de Guatemala -ya que para entonces aún no se había construido el Canal de Panamá[3] - durante la Exposición Centroamericana de 1897. Además, para ese entonces Guatemala dependía casi exclusivamente de la producción de café y -careciendo de industria- se veía obligada a importar una gran cantidad de bienes, por lo que mejorar las condiciones de los puertos nacionales era imperativo.[2]

Desafortunadamente, la sección del ferrocarril del Norte no se pudo concluir a tiempo para la Exposición Centroamericana, y toda la inversión en infraestructura fue un fracaso total para el gobierno. Cuando el general Reyna Barrios intentó extender su mandato las oposición no se hizo esperar: hubo revueltas en varios lugares del país, principalmente en Quetzaltenango y la situación desencadenó en el asesinato del presidente el 8 de febrero de 1898 y el inicio del gobierno de veintidós años del licenciado Manuel Estrada Cabrera.[4]

La Empresa Marítima Nacional en Puerto San José se oponía férreamente a la construcción en Iztapa porque eso equivalía a perder el monopolio que hasta entonces disfrutaba en el Puerto San José y que le representaba el dos por ciento del valor de la carga desembarcada; por otro lado, los comerciantes y cambistas de oro se oponían y declaraban imposible la construcción del puerto en Iztapa porque dicha construcción significaba uan considerable mejoría para la capacidad comercial del país, que dejaría de realizar préstamos a intereses muy elevados.[2] Finalmente, con el fracaso de la Exposición y el asesinato del general Reyna Barrios, quedó truncado el proyecto en Iztapa.[5]

Las incomodidades del desembargo quedan evidenciadas en el relato que de ello hace el arqueólogo Alfred Percival Maudslay, quien llegó a Guatemala procedente de Acapulco en la década de 1890: «Nuevamente anclamos en alta mar, y cuando llegó el momento de desembarcar fuimos balanceados por la borda del barco en una silla por turnos y luego colocados de sopetón sobre los otros pasajeros y los bultos de equipaje en una embarcación ligera que estaba junto al barco. Esta operación fue realizada a la inversa cuando nos aproximamos a la orilla, y una jaula fue descendida desde el muelle de hierro que se alzaba prodigiosa y a alarmantemente alto sobre nosotros, y fuimos alzados hacia un sitio seguro. Gracias al cielo que no había marea alta, solo las tranquilas olas que baten incesantemente la costa. Aun así, el desembarque fue una experiencia desagradable, y no quiero imaginar como sería en un día tormentoso; pero se debe recordar que aun el terror de aprovechar el momento exacto para salir como se pueda de una embaración ligera para entrar a una pesada jaula, que por momentos choca contra el suelo de la embarcación y por otros se balancea peligrosamente sobre las cabezas de los pasajeros, es preferible al método antiguo, en el que la embarcación ligera era remalcada sobre las olas, y los desafortunados pasajeros desembarcaban, empapados y aterrorizados, aun si tuvieron la suerte de no naufragar o escapar de los dientes de hambrientos tiburones.»[6]

Con respecto a como era San José a finales del siglo Siglo XIX, Maudslay relata: «Una larga playa de arena caliente viendo hacia el sur, un horizonte lleno de palmeras y bananales, unas cuantas casas y el océano sin fin describen el puerto de San José.[6] No hay una sola posada decente en el lugar, y nuestra condición al ver que el único tren hacia Guatemala partía sin nosotros (gracias al atraso en que nos dieran nuestras pertenencias en la aduana) hubiera dado lástima, si no hubiera sido por la amable hospitalidad del coronel Stuart, agente de la empresa naviera, quien nos acogió en su casa en la playa y nos acomodó para la noche.»[7]

Siglo XX[editar]

El puerto pasó a ser propiedad de la International Railways of Central America (IRCA), la cual controló el muelle hasta que cesó actividades en el país y traspasó sus bienes a Ferrocarriles de Guatemala (FEGUA); finalmente, durante el gobierno del general Fernando Romeo Lucas García (1978-1982), se construyó el Puerto Quetzal a pocos kilómetros al este de la ciudad. El complejo de Puerto Quetzal es ahora el principal empleador en la ciudad. La industria turística local abastece en gran parte para fines de semana desde la ciudad de Guatemala.

Siglo XXI[editar]

El aeropuerto de San José fue renovado en el siglo xxi y es el aeropuerto alterno oficial de Guatemala.

Caso «Drogas, Dinero y Poder local»[editar]

El 30 de julio de 2015, en el marco de la crisis política desatada desde el 16 de abril de 2015 cuando la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) hizo público el Caso de La Línea sobre contrabando multimillonario en las aduanas dirigido por los altos jerarcas de la Superintendencia de Administración Tributaria de Guatemala que provocó la renuncia de la ex vicepresidente de Guatemala, Roxana Baldetti, y de otros casos de alto impacto -Caso Redes, Caso IGSS-Pisa y Caso Lavado y Política, entre otros - la CICIG y el Ministerio Público de Guatemala capturaron a Odilia, Israel y Jairo González García - esposa y cuñados del alcalde de Puerto San José durante allanamientos domiciliares. La PNC indicó que fueron detenidos por presuntos delitos de lavado de dinero y asociación ilícita, por su posible relación con el mexicano Ramón Yanez, capturado hace algún tiempo por trasiego de sustancias químicas necesarias para producir drogas sintéticas.[8] El alcalde no fue capturado pues goza de derecho de antejuicio por su puesto público; la Fiscal General de Guatemala, Thelma Aldana aclaró que no se había detectado el involucramiento de ninguna empresa, lo que significaría que Rizzo actuaba por su cuenta, junto a la familia.[9]

El 4 de agosto los hermanos González García quedaron ligados a proceso y en prisión tras prestar primera declaración ante la jueza Carol Patricia Flores del caso «Droga, Dinero y Poder Local». La investigación determinó que entre 2007-2011 Rizzo fue tramitador de aduanas, sin autorización de la Superintendencia de Administración Tributaria de Guatemala (SAT), en contacto con Yáñez de quien recibía fuertes cantidades de dinero, lo cual se evidenció con la revisión de estados bancarios. La fiscalía y la CICIG comenzaron a atar cabos en 2012 al capturar al mexicano y secuestrar papelería en allanamientos a su casa.[9]

De acuerdo a las investigaciones del Ministerio Público y de la CICIG los siguientes habrían sido los movimientos sospechosos que dieron pié a la investigación:

  • José Alberto Rizzo Morán pagó Q438 mil por una camioneta agrícola de lujo Toyota Prado, en amortizaciones de Q50 mil para no declarar impuestos; también habría comprado una camioneta Hyundai Tucson, con dinero proveniente del narco mexicano Ramón Antonio Yáñez Ochoa, según la investigación.
  • Odilia González García de Rizzo tendría cuentas bancarias con depósitos por Q1 millón 840 mil, vehículos valuados en más de Q160 mil y bienes inmuebles, incluido uno que costó Q800 mil y que habría cancelado al contado. Ella es propietaria de una empresa de espectáculos y contrató al cantante mexicano Marco Antonio Muñiz por US$100,000 en 2014 para una presentación en Puerto San José, pero durante las diligencias judiciales del 4 de agosto de 2015 no pudo justificar la procedencia de esa suma.[10]
  • Israel y Jairón González contarían en los bancos con alrededor de Q40 millones, automotores e inmuebles caros.
  • Israel González dispondría de Q15 millones en el sistema financiero.
  • Se han evadido Q23 millones al no declarar las mercancías sacadas de las aduanas de los puertos Quetzal y Santo Tomás de Castilla.[9]

Caso de contenedores en Puerto Quetzal[editar]

El 15 de abril de 2016, a casi un año de descubrir el Caso de La Línea —y un día después de que Juan Carlos Monzón fuera aceptado como colaborador eficaz en el caso— el Ministerio Público y la CICIG desbarataron otra estructura de corrupción que involucra a los exmandatarios Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti: capturaron a más de diez personas por su supuesta implicación en el proceso anómalo de usufructo en la Empresa Portuaria Quetzal para favorecer a la empresa de capital español Transportes de Contenedores Quetzal (TCQ).[11]

El expresdiente Pérez Molina había entregado en usufructo por 25 años un área de 348 mil 171 metros cuadrados del Puerto Quetzal a la firma TCQ, que a su vez es –subsidiaria de la empresa española «Transporte de Contenedores» de Barcelona el día Miércoles Santo del 2013, un día en el que prácticamente nadie trabaja en el país.[11]

De acuerdo a lo reportado por los entes investigadores, la exvicepresidenta Baldetti, el expresidente Pérez Molina y el exsecretario general de la Presidencia, Gustavo Martínez, y el ex secretario privado de la vicepresidencia, Juan Carlos Monzón, participaron activamente en que se otorgara este contrato desde el momento en que se inició el gobierno del Partido Patriota el 14 de enero de 2012; de hecho, el 24 de enero de 2012 el operador Guillermo Lozano recomendó a Pérez Molina nombrar a Allan Marroquín como interventor de la Empresa Portuaria Quetzal, y posteriormente, por recomendación de Baldetti se nombró a Julio Sandoval como subinterventor de la entidad, todo en preparación para llevar a cabo la negociación con TCQ, específicamente con su representante en Guatemala, el ciudadano español Juan José Suárez.[11]

De acuerdo a lo reportado por el MP y la CICIG, habría habido una comisión para los gestores nacionales de treinta millones de quetzales, y que entre los beneficiados por habría estado el expresidente y la exvicepresidenta; de hecho, cuando se vió que Lozano no avanzaba con la negociación nombraron a Juan Carlos Monzón para que la agilizara, cosa que logró. Monzón se habría reunido con los representantes de TCQ por desacuerdos en el pago de la comisión, que Pérez Molina habría solicitado que fuera en efectivo y consiguió que se realizara en un plan de pagos hasta 2016.[11] También se informó que de la comisión se descontó el pago de soborno a sindicalistas y personas de la Procuraduría General de la Nación y de la Contraloría General de Cuentas.

La Fiscal General Thelma Aldana también anunció la interposición de un antejuicio en contra del magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Douglas Charchal Ramos, quien presuntamente ayudó a Monzón a evitar un obstáculo jurídico de la empresa TCQ para obtener una licencia de construcción; a cambio, Charchal se habría reunido con Monzón para acordar su elección como magistrado de la Corte Suprema de Justicia.La Fiscal General también anunció la interposición de un antejuicio en contra del magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Douglas Charchal Ramos, quien presuntamente ayudó a Monzón a evitar un obstáculo jurídico de la empresa TCQ para obtener una licencia de construcción.[11]

En el cine[editar]

Terminal del Puerto San José en la década de 1940, cuando era controlado por International Railways of Central America (IRCA) y la Great White Fleet, ambas propiedad de la United Fruit Company. En 1961 fue utilizada para filmar la película Pecado.[12]

Por su cercanía a la Ciudad de Guatemala, Puerto San José fue el elegido por varios productores para realizar cine en Guatemala.[12] Entre estos filmes, están:

Galería de imágenes[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. La Ilustración Guatemalteca, 1897, p. 340.
  2. a b c La Ilustración Guatemalteca, 1897, p. 341.
  3. Bucheanu, 1996.
  4. Arévalo Martínez, 1945, p. 8-45.
  5. Luján Muñoz, 2003.
  6. a b Maudslay y Maudslay, 1899, p. 7
  7. a b Maudslay y Maudslay, 1899, p. 8
  8. «Jueves de CICIG: capturan a esposa y cuñados del alcalde de Puerto San José por lavado de dinero y asociación ilícita». ElPeriódico (Guatemala). 30 de julio de 2015. Consultado el 30 de julio de 2015. 
  9. a b c «Auto de prisión a esposa y cuñados de alcalde porteño José Rizzo». ElPeriódico (Guatemala). 4 de agosto de 2015. Consultado el 4 de agosto de 2015. 
  10. «Esposa edil pagó US$100 mil por show del Buki». Siglo 21 (Guatemala). 5 de agosto de 2015. Consultado el 5 de agosto de 2015. 
  11. a b c d e «MP y CICIG desbaratan negocio de contenedores en Puerto Quetzal». Diaro La Hora (Guatemala). 15 de abril de 2016. Consultado el 15 de abril de 2016. 
  12. a b c d e Barillas, Edgar (2013). «50 películas filmadas en Guatemala y una que no (1935-1996). Apuntes para una cartografía de los lugares filmados en Guatemala». Revista Historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Guatemala. Consultado el 22 de octubre de 2015. 

Bibliografía[editar]