Pintor de Darío

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pintor de Darío
Información personal
Nacimiento Siglo IV a. C. Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua materna Griego antiguo Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Pintor de cerámica de figuras rojas Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables Crátera de Darío Ver y modificar los datos en Wikidata
Dibujo con la representación de Darío el Grande y la inscripción (ΔΑΡΕΙΟΣ, arriba a la derecha) en el vaso epónimo llamado Crátera de Darío o Vaso de los persas, Nápoles, Museo Arqueológico Nacional de Nápoles H3253.
Crátera de Frixo (Antikensammlung Berlin).

El Pintor de Darío fue un ceramógrafo pullés, el más eminente representante del final del estilo ornato de la cerámica de figuras rojas italo meridional. Debe su nombre a la crátera de volutas Naples H3253 encontrada en la necrópolis de Canosa di Puglia en 1851, crátera sobre le cual está representado el rey aqueménida Darío I, exhibida en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles (H3253). Sus obras fueron producidas entre 340 y 320 a. C.

Periodo de actividad[editar]

Su periodo de actividad, situado según A. D. Trendall entre 340 y 320 a. C., es particularmente interesante porque es contemporánea de las conquistas en Asia de Alejandro Magno. Muchas exégetas antiguos y contemporáneos piensan que fue uno de los primeros artistas en ilustrar a Alejandro persiguiendo a Darío. El Pintor de Darío se sitúa en la línea del Pintor de Varrese, del Pintor de las sítulas de Dublín y el Pintor de Licurgo.

Temática[editar]

Muchas de sus obras, mayoritariamente cráteras, ánforas y lutróforos son de grandes dimensiones. Representa con frecuencia escenas de teatro, especialmente de las tragedias clásicas de Eurípides, y los temas mitológicos,[nota 1]​ y temas mitología. Una serie de motivos mitológicos que no están representados en textos literarios son conocidos exclusivamente por sus vasos (como el mito de Medea en Eleusis o el mito de Leucón).[1]

El interés de este artista por los temas orientales como la Guerra de Troya, la gesta de Jasón, las victorias militares de los griegos sobre los persas, suscita cuestiones, sobre todo por ser un habitante del sur de Italia, un italiota.

Si los vasos que decoró fueron para una clientela local indígena, no se entiende debido a que ilustraba numerosas personificaciones de la Grecia victoriosa, Hellas cuando estos mismos indígenas estaban en conflicto con los griegos de Magna Grecia.

En otra tipología de vasos, especialmente pélices, pintó escenas de boda, eróticas, de mujeres, y motivos dionisíacos. A diferencia de otros pintores contemporáneos apenas pintó escenas sepulcrales (naiskos): allí donde se reproducen tales motivos, es casi siempre en la parte posterior del vaso. Algunas de sus pinturas, como el de la propia Crátera de Darío, muestran temas históricos.

Características[editar]

Como la mayoría de ceramógrafos de finales del siglo IV a. C utilizaba la técnica de figuras rojas. Se sirvió de reflejos blancos, amarillos ocre, rojos vino, marrones. Su arte se caracterizaba por las decoraciones de una gran riqueza, composiciones sutilmente organizadas.

Plato de pescado del taller del Pintor de Darío (Antikensammlung Berlin).

Se puede reconocer su mano por la armonía de las proporciones del cuerpo, el dramatismo y la expresividad de los rostros. Los perfiles y los tres cuartos son otros elementos que permiten distinguir su pintura de la de sus predecesores y sus sucesores. No sabemos el alcance exacto de su producción: en primer lugar porque todas las tumbas que contienen sus vasos no se han encontrado y, en segundo, porque pocos comentaristas están lo suficientemente cualificados para reconocer su estilo.

El Pintor de Darío fue confundido inicialmente con el Pintor del Inframundo, pero Margott Schmidt fue capaz de distinguir en su estudio de 1960 en Der Dareiosmaler und Umkreis que era una personalidad artística por derecho propio.

Se encuentran algunos motivos decorativos utilizados por el Pintor de Darío, como volutas y palmetas en Alejandría, en Egipto, y en Vergina y Pela, ciudades de Macedonia.

Una de las características más llamativas de su trabajo es el uso frecuente de las inscripciones. No se limitaba a la práctica habitual de nombrar a figuras individuales, sino también la utilizaba temáticamente (como persai - persas). Hasta cierto punto, estas inscripciones se pueden considerar como «títulos». Tendía a utilizar todo el espacio disponible en el vaso para las representaciones figurativas, a menudo dispuestas en dos o tres registros. A veces, las zonas individuales están estructuradas por frisos ornamentales opulentos. El pintor Darío es considerado el primer pintor que explotó al máximo las posibilidades del gran formato en la pintura de vasos. Su estilo de dibujo tiene fama de ser especialmente bueno, especialmente en materia de caras, que a menudo representaba en un perfil de tres cuartos.

Muchos estudiosos modernos creen ver en su taller la marca de la influencia macedonia; otros, por el contrario, piensan que sus obras son anteriores a las de Macedonia. De cualquier manera, es la demostración de que los diseños y esquemas compositivos viajaban a través del Mediterráneo. Trabajó en un gran taller-factoría, probablemente en Tarento. Es posible que fuera el dueño o el capataz del taller. Muchas vasos pintados están muy próximos a su estilo, aunque no sean de su propia mano, se atribuyen a su taller. Fue el último ceramógrafo importante de Apulia; la pintura apulia de vasos disminuyó rápidamente en calidad en el siglo III a. C. Estilísticamente es seguidor del Pintor de Varrese y su grupo (e.g. el Pintor de Copenhague 4223), pero superó sus logros. Contemporáneos suyos que no solo produjeran mercancías de masas son el Pintor de Perrone y el Pintor de Frixo. Su más importante sucesor en el estilo fue el Pintor del Inframundo. Arthur Dale Trendall, una autoridad clave en la pintura de vasos del sur de Italia, describió al Pintor de Darío como el ceramógrafo más importante de escenas mitológicas del sur de Italia.

Notas[editar]

  1. La representación de Darío deriva posiblemente en sus detalles de Los persas de Frínico, como postuló C. Anti en 1952, y Schmidt en 1960 lo apoyó. Sin embargo, Oliver Taplin señala en Pots and Plays, 2007, pp. 235-237, que las únicas indicaciones precisas de la referencia a la tragedia es el propio Darío y el anciano del grupo de pedagogos en la inscripción del plinto ΠΕΡΣΑΙ, quien podría desempeñar el papel de mensajero. Taplin especula que la iconografía de la tragedia «podría estar asimilada en otros contextos, sin peligro de confusión», op. cit. p. 237.

Referencias[editar]

  1. Moret, J.-M. (2004). ««Médée à Eleusis»». Les cultes locaux dans les mondes grec et romain. (Actes du colloque de Lyon 7-8 junio de 2001) (en francés). París: G. Labarre. 

Bibliografía[editar]

  • Margot Schmidt. Der Dareiosmaler und sein Umkreis: Untersuchen zur Spätapulischen Vasenmalerei, Munich: Aschendorff, 1960.
  • Jean-Marc Moret. L'Ilioupersis dans la céramique italiote, les mythes et leur expression figurée au IVe siècle, Institut Suisse de Rome, 1975.
  • Alexandre Cambitoglou, Arthur Dale Trendall. The Red-figured Vases of Apulia, II, Late Apulian, Oxford, 1982: p. 482-522. Bibliography.
  • Christian Aellen, Alexandre Cambitoglou, Jacques Chamay. Le peintre de Darius et son milieu, Vases grecs d'Italie Méridionale, Hellas et Roma, Genf 1986.
  • Arthur Dale Trendall. Rotfigurige Vasen aus Unteritalien und Sizilien. Ein Handbuch. von Zabern, Mainz 1991 (Kulturgeschichte der Antiken Welt Vol. 47), ISBN 3-8053-1111-7 (p. 85-177).
  • Françoise-Hélène Massa-Pairault. Le Peintre de Darius et l'actualité. De la Macédoine à la Grande Grèce, in L'incidenza dell'Antico II: studi in memore di Ettore Lepore, Napoli, 1996.
  • Rolf Hurschmann. Dareios-Maler, in Der Neue Pauly Vol. 3 (1997), col. 324.
  • Claude Pouzadoux, Guerre et paix en Peucétie à l'époque d'Alexandre le Molosse (notes sur quelques vases du Peintre de Darius), in Le Canal d'Otrante et la Méditerranée antique et médiévale, colloque organisée à l'Université de Paris X - Nanterre (20-21 novembre 2000), Edipuglia, Bari, 2005.
  • Christian Aellen, Alexandre Cambitoglou, Jacques Chamay, Le peintre de Darius et son milieu, Vases grecs d'Italie Méridionale, Hellas et Roma, Genève, 1986.
  • Jean-Marc Moret, L'Ilioupersis dans la céramique italiote, les mythes et leur expression figurée au IVe siècle, Institut Suisse de Rome, 1975.
  • Margott Schmidt, Der Dareiosmaler und sein Umkreis, 1960.
  • Alexandre Cambitoglou, Arthur Dale Trendall, The red-figured Vases of Apulia, II, Late Apulian, Oxford, 1982.

Enlaces externos[editar]