Pinus uncinata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Pino negro de montaña»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Pinus uncinata
Pinus uncinata0.JPG
Taxonomía
Reino: Plantae
División: Pinophyta
Clase: Pinopsida
Orden: Pinales
Familia: Pinaceae
Género: Pinus
Especie: P. uncinata
Raymond ex A.DC.
Distribución

Distribución del pino negro.  :     Pinus mugo subsp. uncinata (Pinus uncinata). :     Pinus mugo subsp. mugo y Pinus mugo subsp. rotundata.
Distribución del pino negro.

     Pinus mugo subsp. uncinata (Pinus uncinata).
     Pinus mugo subsp. mugo y Pinus mugo subsp. rotundata.
[editar datos en Wikidata]
Pinus uncinata
Pinus uncinata

Pinus uncinata o pino negro es un árbol perteneciente a la familia de las pináceas.

Descripción[editar]

Es un árbol poco elevado que raramente supera los 20 metros de altura, con copa generalmente cónica o piramidal y follaje muy denso y oscuro. Tronco derecho, columnar, salvo en situaciones muy expuestas o ventisqueros, en que se arquea por el peso de la nieve, ramificado casi desde la base, con corteza gris oscura o pardo-grisácea. Hojas aciculares, color verde-oscuro, de 3 a 8 cm de largo por 1,5 a 2 mm de grosor, con borde áspero, en disposición muy densa sobre las ramas y agrupadas por parejas; se mantienen de 2 a 5 años y son algo rígidas pero poco punzantes. Piñas casi sentadas, aovadas o aovado-cónicas, asimétricas, de color pardo algo lustroso, con escamas provistas de un escudete, recurvado hacia atrás, ganchudo, miden de 5 a 7 cm por 2 ó 3 de ancho. Piñones de color pardo-grisáceo o negruzcos de 4 a 5 mm, largamente alados (con ala de hasta 1,6 cm).

Floración[editar]

La floración se produce de junio a julio y maduran sus piñas en el verano, dos años después, diseminando en la primavera siguiente.

Hábitat[editar]

En las montañas elevadas, principalmente entre los 1600 y 2400 metros, aunque sube en ejemplares aislados hasta los 2700 y puede descender hasta los 1400 m. Es el árbol que alcanza mayor altitud en la península ibérica, colonizando todo tipo de terrenos y substratos, incluso los canchales y grietas de la rocas; soporta muy bien los fríos intensos y prolongados y requiere un suelo algo húmedo, no aguantando las sequías estivales.

Se mezcla en su nivel inferior con el pino albar y con abetos y hayas; sobre suelos ácidos convive frecuentemente con arándanos (Vaccinium myrtillus, Vaccinium uliginosum) y rododendros (Rhododendron ferrugineum) y sobre suelos calcáreos con sauce pirenaico (Salix pyrenaica) y otros arbustos del piso subalpino.

Distribución[editar]

Se distribuye de forma natural en la zona occidental de los Alpes, los Vosgos y los Pirineos, teniendo como límite meridional en España las sierras de Gúdar (Teruel) y Cebollera (Soria y La Rioja). Sus mejores masas se encuentran en las provincias de Gerona, Huesca y Lérida. Se ha usado ocasionalmente para repoblaciones forestales en el Macizo Central español, en el Moncayo y en otras zonas. En fechas históricas se ha extinguido en la Cordillera Cantábrica como demuestran la persistencia de individuos de pino silvestre autóctonos híbridados con esta especie en el Pinar de Lillo, en la Cordillera Cantábrica, taxon híbrido al que se denomina Pinus x rhaetica. Este híbrido se caracteriza por poseer apófisis ganchuda.

Especie autóctona de todo el norte de España, en la cordillera Cantábrica ocuparía principalmente fajas superiores de la montaña y hábitats adversos para otras coníferas autóctonas, como turberas, trampales, zonas muy nivosas como nichos de nivación y formas perinivales y otros medios adversos. Se emplea en diversas repoblaciones forestales de la Cordillera como en Pardomino o Puerto de San Glorio, con excelentes resultados, tanto para recuperar la cubierta vegetal como para restaurar la biodiversidad. Su desaparación en Cantabria, Asturias y León, al igual que la del pino silvestre en la Cordillera, está enlazada con la expansión de la cultura megalítica en todos los pastos altos de la cordillera Cantábrica, como demuestran los múltiples dólmenes, menhires y megalitos del Alto Campoo, Liebana o Montaña Leonesa.

Observaciones[editar]

Algunos botánicos consideran al pino negro como una subespecie de "Pinus mugo". Entonces, si se sigue ese criterio, debería denominarse "Pinus mugo subsp. uncinata" y así es como aparece el pino negro en algunas publicaciones. No obstante el Pinus mugo es una especie rastrera mientras que Pinus uncinata es un árbol.

Su nombre específico deriva del adjetivo latino uncinatus, que significa "ganchudo" y alude a la uña revuelta que presentan las escamas de sus piñas. Es un pino de crecimiento lento y larga vida, puede superar los 600 años. Su madera es compacta, de grano fino, ligera y fácil de trabajar, resinosa de calidad muchas veces superior a la del pino albar, pero menos empleada por su escasez.

Por sus exigencias ecológicas, es insustituible para repoblar en el piso subalpino, donde desempeña de forma natural un importante papel protector del suelo e incluso colonizador.

Taxonomía[editar]

Pinus uncinata fue descrita por Raymond ex A.DC. y publicado en Flore Française. Troisième Édition 3: 726. 1805.[1]

Etimología

Pinus: nombre genérico dado en latin al pino.[2]

uncinata: epíteto latino que significa "enganchado" o ganchudo.[3]

Sinonimia
  • Pinus sanguinea Lapeyr.[4]

Nombre común[editar]

  • Castellano: pino negro, pino negro de montaña, pino uncinado, pino uncinata, pineda loca, pino de ganchos, pino de montaña, pino moro, pino moruno, pino mugo, pí negre.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Pinus uncinata». Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Consultado el 11 de abril de 2013. 
  2. En Nombres Botánicos
  3. En Epítetos Botánicos
  4. a b «Pinus uncinata». Real Jardín Botánico: Proyecto Anthos. Consultado el 12 de abril de 2013. 

Enlaces externos[editar]