Perro de San Huberto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pix.gif San Huberto Dog.svg
Bloodhound 800.jpg
Perro de San Huberto
Otros nombres Chien de Saint-Hubert
St. Hubert Hound
Bloodhound
Región de origen BélgicaFlag of Belgium (civil).svg Bélgica
Características
Tipo perro
Otros datos
Federaciones FCI,[1]AKC,[2]ANKC,[3]CKC,[4]KC,[5]NZKC,[6]UKC[7]

El San Huberto (en francés: «Chien de Saint-Hubert» y en inglés: «Bloodhound») es una raza canina originaria de Bélgica, más concretamente de la región de las Ardenas. Es una de las distintas razas de sabueso reconocidas por la FCI en su grupo 6. Es uno de los perros con el olfato más agudo. Se ha documentado que son capaces de seguir un rastro de hasta quince días,[cita requerida] a causa de la enorme sensibilidad de su olfato, causada por los pliegues internos de sus fosas nasales.[cita requerida] Por esa razón se usa como perro policía en labores de rastreo.

Historia[editar]

Mi negrita bloodhound +5492942557396.jpg

Tradicionalmente se ha considerado a los monjes del monasterio de San Huberto como los creadores de la raza, y que basaron su selección en los perros de caza que utilizaba el monje Hubert, fundador de la orden y que más tarde al ser canonizado pasó a ser el patrón de los cazadores. El rey Guillermo el conquistador llevó ejemplares de esta raza a Inglaterra cuando accedió al trono. Los descendientes de estos ejemplares fueron conocidos en el país como Bloodhound, haciendo referencia a la pureza de su sangre.

Cuenta la leyenda que un noble muy rico cazaba en un viernes santo acompañado de un grupo de ruidosos perros, y a lo lejos pudo observar un ciervo y cuando se disponía a disparar vio dibujado en su cornamenta la imagen de la cruz de Jesucristo y desde entonces se retiró de su vida disipada para dedicar su fortuna a buenas obras. Desde entonces se acostumbró regalar a los nobles, el mejor ejemplar de sus amados perros. Actualmente la tradición se continúa, pero ahora se realiza un servicio religioso y se da la bendición a los ejemplares, continuándose con la exposición de la raza en la Comunidad de San Huberto Bélgica. Después la raza fue introducida en los Estados Unidos donde una de sus misiones fue la de buscar y dar caza a los esclavos fugitivos. Durante muchos años el reconocimiento por parte de un Bloodhound era considerada prueba incriminatoria por los juzgados estadounidenses.

Descripción[editar]

Son perros de gran tamaño y fortaleza, aunque ágiles. Su cuerpo es más largo que alto. Las arrugas en la cabeza y su papada son quizás uno de los rasgos más característicos, junto con la longitud de sus orejas colgantes. Los colores admitidos son el negro y fuego, marrón y fuego y el rojo en sus distintas tonalidades.

  • Cabeza: Grande, larga, no muy ancha. Piel de la cara arrugada.
  • Hocico y boca: El hocico no es prolongado y ancho. La piel es suelta y cae a los lados. Se prefiere la mordida de tijera, donde al cerrar la boca los dientes inferiores descansan en la parte interior de los superiores.
Bloodhound
  • Nariz: Fosas nasales grandes, abiertas.
  • Orejas: Bien largas, de piel suave y agradable al tacto. Colocadas bajas en la cabeza. Las mantiene caídas a ambos lados de la cabeza.
  • Cuello: Relativamente largo.
  • Cuerpo: Fuerte.
  • Pelo: Corto, suave. La piel es suelta.
  • Color del pelo: Negro y leonado, castaño rojizo oscuro (color hígado) y negro, leonado, castaño rojizo. Algunas federaciones permiten algunas pintas blancas en el pecho, patas y cola.
  • en algunos lugares se denominan de forma distinta los colores, negro fuego, marron fuego, marron higado, o tambien los denominan, Hígado y fuego, negro y fuego o rojizo.
  • Extremidades delanteras: Las patas delanteras deben ser rectas y fuertes.
  • Extremidades posteriores: Las patas posteriores son fuertes.
  • Bloodhound chocolate.jpg
    Pies: Redondeados.
  • Cola: Larga. Colocada alta. Cae sin ser curvada.
  • Altura: En la cruz o los hombros: Los machos miden de 63 a 69 cm. Las hembras de 58 a 63 cm.
  • Peso: El peso de los machos es de 40 a 50 Kg (de 90 a 110 libras). Las hembras pesan de 36 a 45.5 Kg (de 80 a 100 libras).
  • Camada: La camada usual de esta raza de perros es de seis a diez cachorros. Se registran camadas de hasta diecisiete cachorros.

Temperamento y carácter[editar]

Hermosa bloodhound.jpg

Algunos autores no recomiendan esta raza como mascota.[cita requerida] Sin embargo, es muy cariñoso con su dueño. Usualmente de carácter algo tímido, no debe ser regañado de forma brusca. Se recomienda que siempre que se saque de casa sea llevado con una correa, ya que en caso de que sus instintos se despierten, en su persecución no hay quien logre detenerlo.

Cualidades positivas[editar]

  • Usualmente bueno con los niños, realmente son los niños los que tal vez presenten el problema.
  • Usualmente se lleva muy bien con otras mascotas.
  • El pelo requiere poco mantenimiento.
  • No demanda mucho ejercicio, aunque una caminata diaria le viene muy bien.

Cualidades negativas[editar]

  • Algunos individuos pueden ser muy diferentes y convertirse en agresivos.
  • Por su forma de ser, este perro es uno de los que babean, llenando la casa de su saliva.
  • Hay que llevarlo al veterinario a menudo ya que siempre está haciendo agujeros en el suelo y recoge muchas bacterias.

Por:  Dr. Jorge Luis Lerin Martinez BLOODHOUND´S  LERIN MEXICO para Orbicanes.com

Su antigüedad le hace aparecer como padre de numerosas razas de sabuesos Como la mayoría de las viejas razas eminentemente cazadoras, el San Huberto en su utilización ha sufrido el paso del tiempo y sobre todo la evolución, modificación y desarrollo de los métodos de caza. De óptima aplicación para la caza mayor, es enormemente resistente y persistente en la consecución y seguimiento del rastro. Es de esta forma como demuestra sus sobresalientes cualidades olfativas.

Catalogado como el rey de los sabuesos, este apelativo se debe a que se vislumbra en esta raza el prototipo ideal de un perro de rastro , y su paternidad sobre gran parte de estas razas. También fue el rey de las jaurías de diversos monarcas Franceses con los mejores ejemplares regalados por los monjes de la Abadía del que reciben el nombre.

EN BUSCA DE SU ORIGEN

Conozcamos, pues, su devenir histórico. Cuál fue su origen? Una vez más, las manifestaciones artísticas del hombre van jugadas un enorme papel en la siempre difícil tarea de obtener y consolidar pruebas sobre las que asentar las principales hipótesis que aclaren el origen histórico de muchas de las actuales razas caninas.

Abundando en este sentido, la primera imagen de un San Huberto se requiere ver en una plancha de terracota de una antigüedad que datan los expertos entre el año 2000 y el 1000 antes de Cristo y que fue encontrada donde se enclavaba la antigua Babilonia .También es posible y no puede ser descartado su entronque con los molosos provenientes de Asia, que fueron seleccionados y perfeccionados por sus cualidades venatorias. Así lo demuestran unos relieves encontrados en el palacio del rey de Nineveh (asiria) fechado en el año 700 antes de Cristo

Otros teorías aportan otros matices sobre el posible origen de esta raza situando su cuna geográfica entre las márgenes de los ríos Tigris y Eufrates, a la sombra de sus fértiles tierras y bajo la influencia social y cultural de Egipto la obra The complete Dog Book del American Kennel Club identifica una mención sobre una raza de perros cazadores que no tenían competidores a la hora de seguir un rastro y poseedores de una gran determinación para ir tras las piezas.

Antes del comienzo de la era Cristiana Jenofonte, escritor y filósofo griego 8s.430-335aC.) Se atribuyó la autoría del tratado La Caza (cinegética) del que se viene dudando sea el autor, pero ahí se describe a los sabuesos como unos perros grandes, de frente ancha, ojos negros, orejas delgadas y largas. Autores anglosajones aseguran que el Bloodhound, llego a las isla Británicas con los primeros romanos sobre el año 55 AC. : Sus crónicas relatan que los acompañaban perros de guerra tipo moloso de que son los ancestros del actual Mastiff y otros que se encargaban de acompañar en la caza y en la persecución de prisioneros a través del rastro .Otra obra antigua sobre la caza de gran importancia es el tratado escrito por el historiador y filósofo griego, convertido a la ciudadanía romana: Flavio Arriano... ( C.105 - 180 A.C) . En el encontramos bellas consideraciones y comentarios sobre este noble arte y en especial me gustaría destacaron párrafo sobre la naturaleza de los perros de la Galia, y al respecto nos dice « Los Galos cazaban sin servirse de lazos y no para preocuparse por la presa, si no para gozar de la belleza de la caza, porque tenían una raza de perros, no menos hábiles que las razas caria y cretense. Para seguir una pista por el olor, pero en la cual las formas carecían de gracia. Tales perros venteaban ladrando y aullando como los perros de Carea, pero eran más ardorosos en seguir la pista, en su voz tienen quejidos y lamentos, en la persecución ladran, no como si estuvieran irritados contra el animal, sino como si se lamentasen y suplicasen. Por estas cualidades era llamado Canis Indagator por los romanos. Haciendo moción , " Es un perro que persigue el rastro de sangre con la nariz pegada al suelo y en silencio

LA HISTORIA MODERNA

Aquí encontraremos dos historias diferentes pero con un mismo resultado y varias similitudes.

Con los perros grises de San Luis traídos por el rey de sus cruzadas en Oriente, los Fauves de Bretaña y los perros blancos del rey el Chien de Saint Hubert, forma parte de las cuatro razas de perros reales citados por Carlos IX como antepasados de todos los perros de montería.

Ya en siglo XIV, Gaston Phebus, conde de Foix y uno de los más celebres cazadores de la historia alababa los méritos de los perros negros de la Abadía Ardenesa de Saint Hubert, tradicional protector de los cazadores. Los monjes de Saint Hubert, ofrecían

Cada afio los seis mejores ejemplares al rey de Francia en su aniversario. La raza declino a partir de la revolución. A finales del siglo XIX, el conde de Canteleuse lamentaba de que en Francia solo quedaran unos pocos; Saint Huberts, que además, debían de ser BLOODHOUNDS de origen Inglés. En efecto, ya en el siglo XI Guillermo el conquistador había llevado a Inglaterra perros de Saint Hubert que se cruzaron seguramente con Mastiff, una de las razas más antiguas en Gran Bretaña.

Y si bien los sabuesos descritos por Phebus suelen tener la cabeza voluminosa, ninguno la tiene tan arraigada como la que caracteriza al Mastiff y se encuentra, también en el Bloodhound.

Los ingleses mantuvieron durante mucho tiempo la costumbre de importar Saint Huberts. Y así durante el reinado de Enrique IV se llevaron jaurías enteras al otro lado del canal de la mancha, como las que Beaumont ofreció a la Reina Isabel.

El estándar actual de la raza lo detenta Bélgica de acuerdo con las reglas de la Federación Canofila Internacional, Se trata en efecto del regreso al país de origen (las Ardenas), de perros cruzados con otras razas en Inglaterra y fijados en un nuevo estándar. Los sabuesos suizos de los que se dice descienden de perros criados en antaño en la célebre Abadía Ardenesa, tienen la cabeza más fina, pero existe una excepción la de los sabuesos de jura, tipo Saint Hubert, cuya cabeza es masiva y arrugada. Así pues el Saint Hubert sobrevive hoy fundamentalmente bajo la forma del BLOODHOUND. La segunda, pero no menos importante, referencia histórica, menciona que hasta finales del siglo VII de nuestra era cristiana no se encontraban más referencias acerca de esta raza y son precisamente las más documentadas.

Puede resultarnos curioso que sean unos religiosos los que protagonicen los primeros episodios de la selección y preservación de esta raza canina .Fueron unos monjes moradores de un viejo monasterio en las Ardenas (hoy Bélgica), custodies de las reliquias de San Huberto los que establecieron un primer centre de cría selectiva de esta raza de perro corredor de rastro. El clérigo Huberto se convirtió en uno de los santos protectores medievales de la caza. La tradición de crianza de estos perros en el monasterio de Andain (Ardenas), pervivio hasta el afio 1789 y según la leyenda los monjes que la habitaban regalaban al rey de Francia los seis mejores ejemplares de cada ano. Si hacemos caso de lo que conto el conde de Cauteleu < uno de los más antiguos y afamados criadores de la raza que vivió en el siglo XIX>, este perro fue conocido en el siglo VIII como perro de Flandes. Prácticamente todos los autores que han profundizado en el estudio de la raza coinciden en establecer la existencia de dos tipos variados en el color, pero de casi igual configuración morfológica.

Una era de color blanco, poco apreciada, que fue desapareciendo paulatinamente y recibió el nombre de Talbot en honor de la aristocrática familia del rey (también conocidos como los perros blancos del rey), que los importo a las islas de la mano según se cree de Guillermo el conquistador en el siglo XI. Dicha variedad fue descrita por Richardson < El Talbot puede ser la más antigua entre los corredores. No es rápido, tiene la boca grande, las orejas muy grandes y largas, el vientre despoblado y de pelo duro, con un manto muy bello habitualmente de un blanco puro>. Ante la situación actual de total desaparición de esta raza, aficionados franceses han intentado recuperarla a través de otro gran rastreador , el sabueso Gran Gascon Saintogeois , que es el más próximo según Richardson . La otra variedad de color , marcada fuertemente por el negro , obtuvo mejor acogida y fue el que se consolido . Se le identifico en el continente con el nombre de Saint Hubert, en honor al patrono de la caza . Mientras en Inglaterra recibía el nombre de Bloodhound no se sabe bien si en consideración a su cometido de perro seguidor del rastro , o de la expresión blooded hound referida a la pureza de sangre , Fue el gran perro venteador utilizado en las fastuosas cacerías medievales de los duques de Normandía y de Borgoñita.

A lo largo de los años siguientes hasta llegar al momento presente, la evolución y el acontecer de esta raza es muy rico en detalles e historias , la evolución de la raza se produce de la mano de los grandes señores de la nobleza medieval de Francia que lo incorporan a las grandes jaurías de caza para el rastro Es un perro que se intenta mejorar sobre todo en su andadura y fijación en la eficacia de su capacidad olfativa y de búsqueda del rastro de la pieza .

El resurgir en Europa continental se ha dado en dos ocasiones, la primera en la época medieval de la mano de las líneas de sangre que se han preservado en Gran Bretaña , pues no olvidemos que muchos ejemplares fueron regalados a los nobles de estas tierras por otros franceses , y otros tantos fueron llevados por los normandos después de participar en las cruzadas. Corre la mitad del siglo XIX. Los ingleses no solo han preservado la raza , también la han mejorado . A partir de estos ejemplares se reinicia la crianza francesa fundamentalmente.

Ya en el siglo XX, el Bloodhound como se conoce en la actualidad había llegado a el continente Americano, se cree que fue  traído junto con esclavos negros que trabajaban en las plantaciones y que con estos se les localizaba cuando pretendían huir , cuando estalla la segunda guerra mundial esta raza se ve amenazada nuevamente , ya que se pierden un gran número de ejemplares y se teme la desaparición de la misma pero se llevan ejemplares americanos y la raza se realza nuevamente ahora con sangre de ejemplares americanos. Por esto entendemos que el Bloodhound está destinado a sobrevivir.

HABIA UNA VEZ ..

La fantasía popular sitúa al San Huberto, en el sequito de Francois Hubert. La leyenda cuenta que este noble se encontraba cazando un viernes santo del siglo VII, acompañado , al aparecer de unos ruidosos perros de olfato infalible mientras vagaba por el bosque buscando presas , el gentil hombre tuvo como blanco en el campo , una visión muy extraña vio a un ciervo sobre cuya hermosa cornamenta brillaba la cruz de Jesucristo Impresionado , abandono para siempre su vida disipada y se dedicó a la contemplación e incluso  fundo la Abadía para acabar siendo obispo de Lieja y mucho más tarde Patrón de los Cazadores . Su monasterio se levantó en las Ardenas y fue durante siglos criadero de perros para caza, desde entonces se les empezó como perros de San Huberto. Actualmente en esta zona continua impartiéndose la bendición a los perros de caza justo cuando comienza la temporada, de caza de venados y el primero que se bendice es precisamente el BLOODHOUND.

Esperanza de vida[editar]

De 10 a 12 años.

Galería de imágenes del Bloodhound[editar]

216.989x216.989px
mis cachorritos, las coloradas, neuquen, argentina

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • Barwick, M. Aspects of Bloodhound History
  • Boitard, Jean-Pierre, Le Chien de Saint-Hubert, éditions Artémis 2002. ISBN 2-84416-155-3
  • Dalziel, Hugh. British Dogs Ch IX
  • Fogle, Bruce (2000). The New Encyclopedia of the Dog. Dorling Kindersley (DK). ISBN 0-7894-6130-7.
  • Reed, Lena and Brey, Catherine F. (1991). The New Complete Bloodhound. Howell Book House. ISBN 0-87605-077-1.
  • Tweedie, Jan (1998). On the Trail!: A Practical Guide to the Working Bloodhound and Other Search and Rescue Dogs. Alpine Publications. ISBN 1-57779-005-7.

Enlaces externos[editar]