Carácter biológico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Atributo (taxonomía) redirige aquí.

En Biología Sistemática se llama carácter (plural caracteres) a cada atributo (rasgo heredable y por lo tanto apto para ser usado en la descripción de los organismos que componen un taxón) que posee función y por lo tanto, es una unidad evolutiva. Por ejemplo, un gen que codifica para una proteína es un carácter, el sector de ese gen que es económico de secuenciar y que es utilizado como ADN barcode es un atributo. Un carácter se debe definir con los posibles estados del carácter. Por ejemplo el carácter "color de ojos" en humanos y especies con las que se los está delimitando posee los diferentes estados marrón, azul y verde.

Los caracteres pueden ser en los seres humanos tanto como anatómicos, bioquímicos, citológicos, conductuales, fisiológicos, genéticos, geográficos, moleculares, morfológicos, o de cualquier otra naturaleza. La comparación de caracteres homólogos es la base del método comparativo aplicado en biología sistemática, especialmente del análisis filogenético.

En otro orden de cosas, los caracteres pueden ser cualitativos o cuantitativos. Los cuantitativos son los que, para ser descritos, deben ser medidos o contados. En ellos suele haber diferencias entre los individuos, y para la descripción y comparación hay que recurrir a intervalos de variación, o mejor, a parámetros estadísticos como la media y la varianza.

Tipos de caracteres evolutivos[editar]

Caracteres biológicos según su posición evolutiva

Entre los caracteres biológicos según su posición evolutiva puede considerarse los siguientes tipos:

  • Apomorfia: Es un rasgo evolutivamente novedoso que puede definir un grupo, por lo que es característico de un clado o grupo monofilético. Las apomorfias pueden a su vez subdividirse en:[1]​ ​
  • Plesiomorfia: Es una característica ancestral o primitiva que define un grado o grupo parafilético.
    • Simplesiomorfia: Cuando una plesiomorfia es compartida por dos o más taxones.
  • Homoplasia: Es un cambio evolutivo similar o análogo, adquirido independientemente por dos o más grupos y que en conjunto pueden considerarse un grupo polifilético. Puede tratarse a su vez de:
    • Paralelismo: Si el cambio es paralelo, propio de grupos filogenéticamente cercanos.
    • Convergencia: Conocida también como evolución convergente, cuando estructuras similares evolucionan independientemente en grupos filogenéticamente lejanos.

Grupos plesiotípicos y apotípicos[editar]

Plesiotípico y apotípico son términos con un doble uso, que varía según el autor o el contexto. En su acepción más generalizado se aplican a los caracteres y son sinónimos de plesiomórfico y apomórfico. En el uso más riguroso, apotípico es el taxón que más se aparta de las características del ancestro común cuando lo comparamos con otro. Por ejemplo, si comparamos a los mamíferos con los actinopterigios (los peces más comunes) podemos decir que los mamíferos son más apotípicos. El de las ballenas es un grupo apotípico cuando las comparamos con los hipopótamos (todos ellos encuadrados en el orden cetartiodáctilos); las primeras se apartan en un grado mucho mayor de las características del antepasado común de los dos grupos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Page, Roderic D.M. and Holmes, Edward C. Molecular evolution: a phylogenetic approach. Wiley-Blackwell, 1st edition, 1998.