Olimpia Maidalchini

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Retrato de Olimpia Maidalchini, modelado en barro por Alessandro Algardi (San Petersburgo, Museo del Hermitage).

Olimpia Maidalchini, también conocida como Donna Olimpia y Olimpia Pamphili (Viterbo, 26 de mayo de 1591[1]​-San Martino al Cimino, 27 de septiembre de 1657) fue una noble italiana, cuñada del papa Inocencio X a raíz de su matrimonio con un miembro de la saga Pamphili. Fue la mujer más poderosa de Roma en el siglo XVII llegando a influir en la política papal y en el cónclave que supuso la elección de su cuñado como papa, por lo que fue apodada «la papisa». La retrataron artistas prestigiosos como Alessandro Algardi y Diego Velázquez.

Biografía[editar]

Olimpia Maidalchini nació en Viterbo, en una familia medianamente acomodada. Era la hija de Sforza Maidalchini, un Condotiero, y de Vittoria Gualterio, una patricia de Orvieto y Roma, noble de Viterbo. Vittoria era hija ilegítima de Sebastiano Gualterio, obispo de Viterbo, nuncio papal en Francia en el Concilio de Trento.

Por decisión familiar estaba destinada a ingresar como novicia en un convento, al igual que dos hermanas suyas; algo habitual en las familias de abolengo que no podían dar una dote adecuada a sus hijas y preferían reservar la herencia familiar al primogénito varón. Maidalchini logró eludir los hábitos de monja que le querían imponer acusando al consejero espiritual del convento de proposiciones indecentes.[2]​ La acusación se consideró verosímil por la juventud y belleza de Maidalchini; y el religioso fue suspendido «ad divinis». Aunque las investigaciones no hallaron pruebas concluyentes, el escándalo fue tal que ningún convento quiso acogerla; con lo cual ella logró el desenlace deseado. Años después, cuando ya era poderosa en Roma, Maidalchini medió para que nombrasen obispo al religioso defenestrado.[3]

Maidalchini contrajo matrimonio dos veces. Se casó por primera vez con Paolo Nini, uno de los hombres más ricos de Viterbo; pero este matrimonio duró menos de tres años, por la muerte de Nini. Contrajo matrimonio en segundas nupcias, en 1612, con Pamphilio Pamphili veintisiete años mayor que ella, que era miembro de la noble familia romana Pamphili. Introdujo a Olimpia en la nobleza romana y la convirtió en cuñada del cardenal Giovanni Battista Pamphili, un brillante abogado de la curia romana que sería papa con el nombre de Inocencio X.[3]

Retrato de Olimpia Maidalchini por autor anónimo.

Influencia papal[editar]

Tras la muerte de su segundo marido en 1639, Olimpia se convirtió en la principal asesora de su cuñado Giovanni Battista, intercediendo en su favor en el cónclave de 1644 que lo elegiría como papa. Por su estrecha relación con él, se rumoreó que era su amante, afirmación que circuló en libelos que los historiadores actuales descartan.[2]

Nepotismo[editar]

Durante el papado de Inocencio X, Olimpia ejerció un fuerte poder; acaparó grandes riquezas y se sirvió del nepotismo habitual en la Santa Sede para favorecer a su familia. Así, el 14 de noviembre de 1644, se produjo el nombramiento de su hijo, Camillo Francesco Maria Pamphili, como cardenal nepote y legado apostólico de Aviñón, compartiendo de facto el cargo de cardenal secretario de Estado con Giovanni Giacomo Panciroli. Sin embargo en 1647, Camillo renunciaría al cardenalato para contraer matrimonio con Olimpia Aldobrandini. Tras la renuncia, Inocencio X nombró nuevo cardenal nepote al sobrino de Olimpia, Francesco Maidalchini, y posteriormente a Camillo Astalli.[4][5]

En 1645 el papa concedió a Maidalchini el título de Princesa de San Martino al Cimino, una abadía en ruinas cerca de Viterbo que reconstruyó y dotó de un palacio, donde viviría sus últimos años y donde está sepultado su cuerpo.

Su poder en Roma declinó a partir de1652, cuando Inocencio X empezó a favorecer a Fabio Chigi: le llamó para que regresase de Colonia (Alemania), donde ejercía de nuncio, y le nombró cardenal y secretario de estado, lo cual restó capacidad de influencia a Olimpia. El declive de Olimpia se agravó cuando en 1655 Inocencio X falleció y Fabio Chigi le sucedió como papa, bajo el nombre de Alejandro VII.

Según la leyenda, los días previos y posteriores al fallecimiento de Inocencio X fueron convulsos: cuando él aún agonizaba, Olimpia empezó a apropiarse de valiosos bienes del pontífice, y se rumoreaba que cuando el papa murió, ella bloqueó el acceso al dormitorio para sustraer dos arcas llenas de oro escondidas bajo el lecho donde yacía el cadáver. El cuerpo del papa, roído por los ratones, fue sepultado sin ninguna pompa con varios días de retraso y Olimpia alegó que, como viuda que era, carecía de recursos para costearle un entierro digno.[2]

El nuevo papa Alejandro VII la obligó a dejar Roma así que se instaló en su feudo de San Martino al Cimino. Se emprendió una investigación para destapar la corrupción masiva que había perpetrado en sus años de apogeo; pero Olimpia falleció víctima de la peste en 1657, antes de concluirse las indagaciones. Dejó en herencia unos dos millones de escudos, una fortuna formidable considerada la mayor de Italia en la época.[2]

Mecenas[editar]

Fue una gran mecenas, así impulsó mejoras decorativas en el hoy famoso Palacio Pamphili, el más suntuoso de la popular Plaza Navona. En estos trabajos intervinieron Pietro da Cortona y Borromini. Promovió la Fuente de los Cuatro Ríos de Bernini construida frente a su palacio.[6]

Proveyó de comida y leña a los conventos y tomó a las prostitutas bajo su protección permitiéndoles usar su escudo en sus puertas y en sus carruajes. Cuando el Papa la convirtió en la princesa de San Martín en 1644, construyó 250 casas que entregó a las niñas pobres como dote para que no se vieran obligadas a ingresar en un convento o convertirse en prostitutas.[6]

Olimpia Maidalchini en el arte[editar]

Olimpia Maidalchini Pamphilij, óleo sobre lienzo, 77,4 x 61 cm, atribuido a Diego Velázquez.

Olimpia fue retratada por varios de los artistas más destacados de la época. El escultor Alessandro Algardi esculpió un busto de ella: la dama posa con un ampuloso velo que enmarca su rostro, de expresión severa. Subsisten dos versiones de la escultura de Algardi: una en barro, ahora en el Museo del Hermitage de San Petersburgo (Rusia), y otra en mármol, actualmente en el Palazzo Doria-Pamphili de Roma, fastuosa mansión repleta de obras de arte que sigue siendo la residencia de la saga. En esta misma residencia cuelga el Retrato de Inocencio X pintado por Diego Velázquez, de modo que en cierta manera, Olimpia y su cuñado el papa siguen después de muertos bajo un mismo techo (si bien en salas diferentes).

Diego Velázquez también retrató a Olimpia Maidalchini en el verano de 1650 según consta por dos notas fechadas el 13 de julio y el 13 de agosto de ese año dirigidas al duque de Módena por su agente en Roma.[7]​ Mencionado por Jusepe Martínez en su Discursos practicables del nobilísimo arte de la pintura junto con el retrato de Inocencio X como el «el de la señora doña Olimpia, cuñada del dicha Sumo Pontífice», que los dice alabados en conjunto por cuantos los vieron,[8]​ y por Antonio Palomino, en 1677 era citado en el inventario de las pinturas del cardenal Camillo Massimi como «Un ritratto di Dª Olimpia Pampilij di mano di Diego Velasco».[9]​ En 1678 el marqués del Carpio, embajador de España en Roma, adquirió el retrato a los herederos del cardenal junto con el del mismo cardenal, también de Velázquez, y ambos de semejantes dimensiones.[10]​ En el inventario de sus pinturas hecho en Roma en 1682 figuraba con el número 429, describiéndose como «Un Ritratto di Donna Olimpia Pamfilio con velo nero in testa di mano di Diego Velasco di palmi 3 e 2 1/2 in circa con sua cornicia tutta indoratta».[11]​ En 1692 Eugenio de los Ríos, caballero de Santiago y mayordomo de Carpio en Nápoles, hizo entrega a Cesare Barbo de dos cuadros de Velázquez procedentes de la testamentaría del marqués, citados solo por sus números de inventario y medidas, números que correspondían a los retratos de Olimpia y del cardenal Massimi.[12]​ En 1724 ambos retratos se encontraban en la colección del cardenal Pompeo Aldrovandi, perdiéndose desde ese momento las noticias directas, hasta su posible reaparición en 2019, con significativas pérdidas de pintura. Enriqueta Harris sugirió que pudiera tratarse del retrato citado como «superbe tëte de religieuse» en el catálogo de una venta celebrada en París en 1829 de obras procedentes de la colección Aldobrandini Borghese y se ha querido identificar con un retrato de doña Olimpia con toca blanca en colección suiza que no ha encontrado el consenso de la crítica.[13]​ En junio de 2019, la casa de subastas Sotheby's presentó como el original de Velázquez procedente de la colección del marqués del Carpio, con su marca y número de inventario, un retrato procedente de colección particular holandesa que previamente había sido vendido en La Haya en abril de 1986 (Venduhuis der Notarissen, lote 205) como obra de escuela holandesa de hacia 1650.[14]​ Dicho cuadro fue vendido por 2.780.000 euros.[15]

Referencias[editar]

  1. Ludwig von Pastor: History of the Popes vol. 30, London 1940, p. 32, dice que nació en 1594 y este dato por otros autores [1]. Sin embargo, Eleanor Herman, biógrafa de Olimpia Maidalchini, indica que nació el 26 de mayo de 1591 y que murió a la edad de 66 años y añade que esta fecha está confirmada con la partida de bautismo del obispado de Viterbo. El website of the Galleria Doria-Pamphilj también mantiene que nació en 1591.
  2. a b c d Olimpia Maidalchini. Enciclopedia Católica
  3. a b García, Eladio Romero (2 de noviembre de 2015). Roma. Del Renacimiento al Barroco. Ediciones Nowtilus S.L. ISBN 9788499677590. Consultado el 5 de julio de 2019. 
  4. Chadwick, Owen (1981). Oxford University Press, ed. The Popes and European Revolution. pp. 303. ISBN 0198269196. 
  5. Boutry, Philippe; Levillain , Philippe (2002). «Inocencio X». Routledge, ed. The Papacy: an encyclopedia. p. 801-802. ISBN 0415922283. 
  6. a b «La feminista que Velázquez nos ha descubierto casi cuatro siglos después». www.publico.es. Consultado el 5 de julio de 2019. 
  7. Salort, p. 114.
  8. Corpus velazqueño, p. 534.
  9. Corpus velazqueño, p. 536.
  10. Corpus velazqueño, p. 539.
  11. Corpus velazqueño, p. 542.
  12. Corpus velazqueño, p. 554.
  13. Harris (1999), p. 356.
  14. «Diego Rodríguez de Silva y Velázquez. Portrait of Olimpia Maidalchini Pamphilij (1591-1657), half length, wearing black», Sotheby's, Londres, Old Masters, 3 de julio de 2019, lote 28.
  15. Miguel, Rafa de (3 de julio de 2019). «Sotheby’s vende la ‘Papisa’ de Velázquez por 2,8 millones de euros». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 5 de julio de 2019. 

Bibliografía[editar]

  • Corpus velazqueño (2000). Corpus velazqueño. Documentos y textos, 2 vols., bajo la dirección de J. M. Pita Andrade. Madrid. ISBN 84-369-3347-8. 
  • Harris, Enriqueta (2006 [1999]). Estudios completo sobre Velázquez. Madrid : Centro de Estudios Europa Hispánica. ISBN 84-934634-2-5. 
  • Salort Pons, Salvador (2002). Velázquez en Italia. Madrid : Fundación de Apoyo a la Historia del Arte Hispánico. ISBN 84-932891-1-6.