No humana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

No humana, o no-humana/o, es una expresión utilizada para describir a cualquier entidad que presente características humanas pero no las suficientes como para ser consideradas como tales. El término es usado en varios contextos y puede utilizarse para referirse a objetos que han sido desarrollados con inteligencia humana, como algunos robots y/o vehículos.

Derechos de los animales y personería[editar]

Dentro del contexto de los movimientos por los derechos de los animales, comúnmente se distingue entre «animales humanos» y «animales no humanos». Quienes participan en dichos movimientos generalmente reconocen que los animales no humanos presentan atributos similares a las personas humanas. Por ejemplo, está demostrado que varios animales no humanos sienten dolor, compasión, poseen memoria, y algunas funciones cognitivas. Algunos activistas por los derechos de los animales argumentan que las semejanzas entre los animales humanos y los no humanos justifican darle a los no humanos derechos que la sociedad humana se ha proporcionado, como el derecho a la autopreservación. Incluso promueven darle el atributo de personería a todos los animales no humanos que tengan una mente plenamente pensante y consciente, como los vertebrados y algunos invertebrados como los cefalópodos.

Lo no-humano en Filosofía[editar]

Varios filósofos contemporáneos, a partir del trabajo de Henri Bergson, Gilles Deleuze, Félix Guattari, y Claude Lévi-Strauss, entre otros, dicen que la no-humanidad plantea problemas epistemológicos y ontológicos para la ética humanista y posthumanista, y han vinculado el estudio de los no-humanos a aproximaciones materialistas y etológicas al estudio de la sociedad y la cultura.[1][2]

Inteligencia artificial[editar]

El término «no-humano» ha sido usado para describir programas de computadora y dispositivos tipo robot que muestran ciertas características no humanas. En la ciencia ficción y en el mundo real, el software y los robots han sido construidos para llevar a cabo tareas que requiere interacciones entre un humano y una computadora de maneras que sugieren sintiencia y compasión. Hay un creciente interés en usar robots en guarderías y asilos de ancianos. Por décadas se han estado usando programas de computadora en escuelas para proporcionar educación «uno a uno» con niños. El juguete «Tamagotchi» requería que los niños le den cuidado, atención y le alimenten para mantenerle «vivo».[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Laurie, Timothy (2015), «Becoming-Animal Is A Trap For Humans: Deleuze and Guattari in Madagascar», Deleuze and the Non-Human 
  2. Whatmore, Sarah (2006), 'Materialist Returns: Practising Cultural Geography In and For a More-Than-Human World', Cultural Geographies, 13, pp. 600-09.
  3. Nick Bilton (19 de mayo de 2013), «Disruptions: Helper Robots Are Steered, Tentatively, to Care for the Aging», The New York Times, consultado el 24 de mayo de 2013 

Enlaces externos[editar]