Nemequene

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nemequene
Zipa de Bacatá
2 Nemequene.jpg
Nemequene representado en un grabado de la Historia General de las Conquistas del Nuevo Reino de Granada (1688), del cronista Lucas Fernández de Piedrahita.
Zipa de Bacatá
14901514
Predecesor Saguamanchica
Sucesor Tisquesusa
Información personal
Coronación 1490
Fallecimiento 1514
[editar datos en Wikidata]

Nemequene († 1514) fue el tercer zipa de Bacatá, que gobernó entre 1490 y 1514. Ascendió al trono tras la muerte de su tío, el zipa Saguamanchica, en la Batalla de Chocontá.

Etimología del nombre[editar]

La palabra Nemequene, en muysccubun, tiene dos significados:

1. "Hueso de jaguar", interpretado erróneamente por los españoles como "hueso de león".

2. Y "fuerza de jaguar".

Se trata de una palabra compuesta por dos partes: nymy (jaguar, o gato montés)[1] y quyne (hueso o fuerza).[2]

Como la vocal "y" era pronunciada por los muiscas de manera intermedia entre la "e" y la "i", pero más cercana a la "e",[3] ha perdurado la grafía "e" en la escritura de la palabra.

Reinado[editar]

Representación pictórica de Nemequene.

En 1490, luego de que en la Batalla de Chocontá murieran el zipa Saguamanchica y el zaque Michuá, y a pesar de que el ejército del zipa había ganado la batalla, el joven Nemequene, recién posesionado cono nuevo zipa de Bacatá, quiso continuar la confrontación contra el nuevo zaque, Quemuenchatocha, y hacerlo tributario del Zipazgo. Sin embargo, las condiciones no eran favorables para la continuación de una guerra tan extenuante para ambos ejércitos. Por otra parte, los panches y los sutagaos se habían rebelado de nuevo, y atacaban las fronteras del Zipazgo. Sobre este punto, los uzaques, "caballeros más nobles del reino", aconsejaron a Nemequene que disciplinara a los güechas jóvenes enviándolos a la lucha contra los enemigos externos, para luego sojuzgar también a los caciques rebeldes al interior del Zipazgo. Para esto, Nemequene nombró a su sobrino y heredero, el psihipqua (príncipe) Tisquesusa, como general del ejército de Bacatá.[4]

Tisquesusa, al mando de 40.000 güechas, marchó por entre la senda de Tibacuy y Pasca para atacar a los sutagaos mientras se fortificaban y guarnicionaban las fronteras de los panches. El cacique de Fusagasugá, al enterarse de la cercanía de Tisquesusa, intentó huir, dejando a su ejército desorganizado. Sin embargo, Tisquesusa le capturó y ejecutó. Posteriormente, Tisquesusa dejó en Tibacuy una guarnición de güechas y partió para Bacatá cargado con un inmenso botín.[5]

Mientras Tisquesusa se enfrentaba a los sutagaos de Fusagasugá, el zipa Nemequene estaba en plena batalla contra los panches. Esta situación de desorden fue aprovechada por el cacique de Zipaquirá para aliarse con los de Ubaté y Guatavita en una nueva rebelión al interior del Zipazgo. Sin embargo, Nemequene alcanzó a reunir a 16.000 de sus mejores güechas con los que marchó a Zipaquirá, derrotando definitivamente al cacique rebelde. Luego de esta batalla, Nemequene regresó triunfante a Bacatá.[6]

Entre tanto, el cacique de Guatavita, deseoso de vengarse del zipa, le envió un mensaje a Nemequene instándolo a que le enviara dos de sus súbditos por cada uno de los suyos. Nemequene accedió, enviando camuflados a los güechas más valerosos y leales con órdenes de que mataran al cacique de Guatavita y a su familia tan pronto como el zipa atacara el poblado. En efecto, Nemequene, apoyado por el ejército del cacique de Guasca, marchó sigilosamente durante la noche y atacó Guatavita por dos frentes, pereciendo gran número de pobladores. Tan pronto como los güechas del zipa sintieron el ataque, dieron muerte al cacique de Guatavita y a toda su familia. Nemequene nombró entonces como nuevo cacique de Guatavita a su hermano, y poco después se dirigió a Ubaque, cuyo cacique también se había rebelado. La batalla contra Ubaque duró siete meses, pero al final, el cacique, observando la penosa situación de su gente, se rindió ante el zipa, y como muestra de sumisión le dio a dos de sus hijas, una como esposa de Nemequene, y otra como esposa de su hermano, el nuevo cacique de Guatavita.[7]

Terminada la pacificación de Guatavita y Ubaque, Nemequene marchó contra los cacicazgos de Ubaté, Susa y Simijaca, que tampoco querían sujetarse a la autoridad del zipa. Al llegar a Ubaté, comenzó la batalla, que duró un día entero, con una tregua durante la noche. A día siguiente, Nemequene hizo pregonar que la lucha sería a sangre y muerte, sin dar cuartel a nadie. Presas del miedo, los defensores de Ubaté huyeron, dejando el paso libre al zipa, quien se tomó la población. Posteriormente, partió contra Susa y Simijaca, que sufrieron igual suerte, fijándose aquellas tierras como fronteras del Zipazgo con los muzos.[7]

El nuevo cacique de Guatavita, hermano de Nemequene, deseoso de poseer los tesoros de Ubaque, le pidió al cacique de Chiguaní que enviara espías para conocer el estado de la defensa del cacique de Ubaque. Luego de conocer la débil situación del poblado, llegó una noche y masacró a casi todos los habitantes de Ubaque. Unos pocos escaparon protegiendo al cacique y cargando el tesoro. Se refugiaron en un peñón frente a la laguna de Ubaque, pero luego de estar sitiados por el enemigo durante cinco días, el cacique decidió arrojar su tesoro a la laguna y abrirse paso por entre las tropas enemigas, muriendo en el intento. El cacique de Guatavita envió entonces emisarios a su hermano, el zipa Nemequene, justificando su conducta y enviándole cuantiosos presentes. Sin embargo, Nemequene rechazó las donaciones por considerar que el cacique de Ubaque había resistido muerto de manera honorable.[8]

Luego de haber aplastado los movimientos rebeldes al interior del Zipazgo, Nemequene preparó un ataque contra el Zacazgo, al mando del zaque Quemuenchatocha. Al enterarse del plan de invasión, el zaque preparó un ejército de 50.000 güechas. Entre tanto, el ejército del zipa fue organizado así: Zaquesazipa, futuro sucesor de Tisquesusa, comandaría la vanguardia del ejército; Tisquesusa iría a la retaguardia, mientras que Nemequene obraría como general en jefe. La batalla tuvo lugar en el sitio de "Las Vueltas", por donde corre un pequeño arroyo del mismo nombre, y fue sostenida por ambas partes desde el medio día hasta casi entrada la noche. El ejército del zipa ya contaba con la victoria, cuando Nemequene, entusiasmado por el ardor del combate, se lanzó al campo contrario, donde recibió un dardo mortal en el pecho. La noticia se propagó rápidamente entre sus hombres, pero Zaquesazipa impidió la deserción, ordenando en cambio una retirada cuidadosa. El zaque Quemuenchatocha volvió a Hunza satisfecho por no haber perdido territorio, mientras que el zipa Nemequene fue trasladado a sus aposentos de campaña, donde murió cinco días después. Fue sucedido por su sobrino, Tisquesusa.[9]

Además de las acciones bélicas, Nemequene fue célebre por haber promulgado un cuerpo de leyes conocido como el Código de Nemequene, del que se mantuvieron vigentes algunas disposiciones incluso después de la conquista española.[10]

Referencias[editar]

  1. Diccionario Muysccubun / nymy
  2. Diccionario Muysccubun / quyne
  3. Uricoechea, Ezequiel. Gramática, confesionario, catecismo y vocabulario de la lengua chibcha (París, 1871), Libro Primero, Capítulo 2
  4. Marta Herrera Ángel, "Los señores muiscas", Revista Credencial Historia No. 44 (Bogotá, 1993).
  5. Plaza, José Antonio de. Compendio de la historía de la Nueva Granada: desde antes de su descubrimiento, hasta el 17 de Noviembre de 1831 (Imprenta del Neogranadino; Bogotá, 1850), p. 6
  6. Plaza, José Antonio de. Compendio de la historía de la Nueva Granada: desde antes de su descubrimiento, hasta el 17 de Noviembre de 1831 (Imprenta del Neogranadino; Bogotá, 1850), pp. 6-7
  7. a b Plaza, José Antonio de. Compendio de la historía de la Nueva Granada: desde antes de su descubrimiento, hasta el 17 de Noviembre de 1831 (Imprenta del Neogranadino; Bogotá, 1850), p. 7
  8. Plaza, José Antonio de. Compendio de la historía de la Nueva Granada: desde antes de su descubrimiento, hasta el 17 de Noviembre de 1831 (Imprenta del Neogranadino; Bogotá, 1850), pp. 7-8
  9. Plaza, José Antonio de. Compendio de la historía de la Nueva Granada: desde antes de su descubrimiento, hasta el 17 de Noviembre de 1831 (Imprenta del Neogranadino; Bogotá, 1850), p. 8
  10. Marta Herrera Ángel, "Los señores muiscas", Revista Credencial Historia No. 44 (Bogotá, 1993).

Bibliografía[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Saguamanchica
Zipa de Bacatá
(1490-1514)
Sucesor:
Tisquesusa