Narmer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Narmer
Faraón de la Dinastía I de Egipto
NarmerPalette-ROM-back.jpg
Paleta de Narmer
Información personal
Reinado c. siglo XXXI a. C.
Entierro Tumba B17-18, de la necrópolis de Umm el-Qaab, Abidos, Egipto
Predecesor Posiblemente Horus Ka u Horus Escorpión II
Sucesor Aha
Familia
Dinastía Dinastía I de Egipto
Consorte Posiblemente Neithotep
Descendencia Posiblemente Aha
Posiblemente Neithotep
[editar datos en Wikidata]

Narmer fue un rey del Antiguo Egipto durante el periodo arcaico de Egipto.[1] Probablemente fue el sucesor de los protodinásticos reyes Horus Escorpión II y/o Horus Ka, siendo considerado por algunos el unificador de Egipto y fundador de la dinastía I.

La identidad de Narmer es el tema del debate actual, aunque el consenso general egiptológico identifica a Narmer con el faraón Menes de la dinastía I, a quien también se le acredita la unificación de Egipto como el primer faraón.[2] [3] [4] [5] Esta conclusión se basa en la paleta de Narmer, que muestra a Narmer como el unificador de Egipto, y los dos sellos de necrópolis de Abidos que lo muestran como el primer rey de la dinastía I.

La fecha comúnmente dada para el comienzo de su reinado es 3100 a. C.[6] [7] Otras estimaciones principales que usan tanto el método histórico como la datación por radiocarbono lo sitúan en el rango 3273-2987 a. C. [a]

El primer faraón fue denominado Meni en la Lista Real de Abidos y el Canon de Turín, Men o Min por Heródoto y Menes de Tis por Manetón en sus epítomes, escritos por Julio Africano, Eusebio de Cesarea y el monje Jorge Sincelo.

Menes reinó 62 años según Julio Africano, o 60 años según Heródoto y Jorge Sincelo. Aunque en la versión armenia de Eusebio de Cesarea le asignan 30 años de reinado.

Menes era rey del Alto Egipto, posible sucesor de Hr skr, Horus Escorpión. Conquistó el Bajo Egipto (delta del Nilo) e instauró su capital en Ineb Hedy "Muralla blanca", la futura Menfis. Avanzó con su ejército más allá de las fronteras de su reino (Eusebio de Cesarea). Pereció arrollado por un hipopótamo (según Julio Africano). El triunfo de la primera unificación del Antiguo Egipto quedó registrado alegóricamente en la denominada Paleta de Narmer, según Gardiner.

Biografía[editar]

Menes era originario de Tinis, la capital del Alto Egipto, y estaba casado con Neithotep, originaria de Naqada, lo que parece indicar que este matrimonio selló la alianza entre ambas ciudades.

Fue el primer gran faraón y unificó los territorios egipcios bajo su mando, según reflejan los relieves de su Paleta y reconocieron sus sucesores. La fundación de Menfis, a cientos de kilómetros al norte de Tinis, fue una demostración de poder sobre el Bajo Egipto, al que, según se desprende de la Paleta, veía como pueblo conquistado. Menfis tenía una situación ideal para controlar todo el delta, así como las importantes rutas comerciales al Sinaí y Canaán.

Los sacerdotes egipcios contaron al escritor griego Heródoto —a quien se considera fundador de la historia como disciplina científica— que para construir la ciudad, Menes ordenó desviar el cauce del Nilo y levantar un dique de contención:

«Los sacerdotes explican de Menes, el primer rey de los egipcios, que había protegido a Menfis mediante un dique. Por aquel entonces, el río discurría a lo largo de grandes dunas hacia Libia. Menes logró la desviación del caudaloso río hacia al sur, a unos 100 estadios aguas arriba de Menfis, gracias a los diques; sacó al río del viejo cauce y consiguió que la corriente fluyera por un canal, entre las dunas. Aún hoy los persas observan recelosos esta desviación y nuevo cauce del río, y la vigilan durante todo el año. Saben que si el río consiguiera romper el dique, Menfis correría un gran peligro de inundarse. Cuando Menes, el primer rey, hubo desecado el viejo cauce, fundó inmediatamente en esa llanura esta ciudad, que hoy se llama Menfis. La ciudad se encuentra en la parte estrecha de Egipto. Alrededor de la ciudad, precisamente al norte y oeste, ya que al este corre el Nilo, el primer faraón hizo cavar un lago para que se alimentara del río.»

Heródoto
Restos de la tumba de Narmer, en Umm el-Qaab.

El nombre de Narmer aparece en fragmentos de cerámica en la región del delta, e incluso en Canaán, siendo prueba evidente del comercio entre estas zonas. La riqueza agrícola del Delta en minerales del Alto Egipto y la confluencia de diversas rutas comerciales ayudaron a levantar un gran imperio.

La tradición de dividir la historia egipcia en treinta dinastías se inicia con Manetón, historiador egipcio del siglo III a. C., que durante el reinado de Ptolomeo II compuso en griego la Aigyptiaka, obra desgraciadamente perdida pero transmitida y comentada parcialmente por Flavio Josefo, Julio Africano, Eusebio de Cesarea y el monje Jorge Sincelo.

Construcciones de su época[editar]

Estatua de babuino con el nombre de Narmer inscrito en la base. Altes Museum, Berlín.

Además de ordenar construir un dique, para desecar las zonas pantanosas de Menfis y desviar el cauce de Nilo hacia un lago, y de edificar la ciudad, erigió un grandioso templo a Vulcano "Ptah" (Heródoto).

Se atribuye a Narmer la tumba B17-18 en la necrópolis de Umm el-Qaab, en Abidos, excavada por Flinders Petrie, situada al lado de la tumba de Aha. También es posible que fuera enterrado en Saqqara, o en la necrópolis de Tarjan, aunque podría tratarse de cenotafios (tumbas simbólicas).

Datos arqueológicos[editar]

Se ha encontrado el nombre de Narmer inscrito en jeroglíficos en:

También se ha encontrado su nombre en muchos lugares del Alto y Bajo Egipto, como en el valle de Nilo, en el Delta, en los desiertos occidentales y orientales, y en el sur de Canaán (Rafiah, En Besor, Arad, Tell Erani).[8]

Sucesores de Narmer[editar]

Varios eruditos consideraban que Narmer era el último rey del Periodo Protodinástico de Egipto, diferente del faraón Menes, y otros lo asociaban con Aha, pero después del descubrimiento de Dreyer (1985-95) de varias marcas de sellos encontradas en las tumbas de Den y Qaa en Umm el-Qaab, Abidos, se puede determinar con seguridad que es exacta la sucesión dinástica: Narmer, Aha, Dyer, Dyet, Merytneit, Den, Adyib, Semerjet, Qaa.[9]

Titulatura[editar]

Titulatura Jeroglífico Transliteración (transcripción) - traducción - (referencias)
Nombre de Horus:
G5
Narmername.png
Srxtail2.svg
nˁr mr (Narmer)
Narmer: El magnífico siluro
Nombre de Nesut-Bity:
Hiero nswt&bity2.png
Hiero Ca1.png
mn
n
i
Hiero Ca2.svg
mn ỉ (Meni)
Menes
(L R Abidos nº 1)


Predecesor:
¿Horus Ka?
¿Horus Escorpión II?
Double crown.svg

Faraón

Dinastía I de Egipto
Sucesor:
Aha

Notas[editar]

  1. Establishing absolute dating for Ancient Egypt relies on two different methods, each of which is problematic. Using the Historical Method, an astronomical event that is recorded in Ancient Egyptian texts is used as a starting point, and then the date of the king in question is determined by “dead reckoning” – adding or subtracting the length of each king’s reign (based primarily on Manetho, the Turin King List, and the Palermo Stone) until you get to the reign of the king in question. Of course, there is uncertainty about the length of reigns, especially in the Intermediate Periods and the Archaic Period. Two astrological events are available to anchor the estimates, one in the NewKingdom, and one in the Middle Kingdom. ( for a discussion of the problems in establishing absolute dates for Ancient Egypt, see Shaw, 2000, pp. 1-16). Two estimates based on this method are: Hayes , 1970, p. 174, which gives the beginning of the reign of Narmer/Menes as 3114 BC which he rounds to 3100 BC; and, Krauss y Warburton, 2006, p. 487 which gives that date as 2950 BC. Several estimates of the beginning of the First Dynasty assume that it began with Hor-Aha. Setting aside the question of whether the First Dynasty began with Narmer or Hor-Aha, these calculations, must be adjusted by the length of Narmer’s reign in order to produce an estimate of the date of the beginning of Narmer’s reign. Unfortunately, we have no reliable estimate of the length of Narmer’s reign. The best we can do is use Manetho’s estimate of the length of the reign of Manetho ,, p. 29 (Africanus) of 62 years based on the assumption that Narmer and Menes are the same person. The date for the beginning of Narmer’s reign is, thus, 62 years earlier than the date given by the authors who assume the beginning of the First Dynasty is the start of Hor-Aha’s reign. Estimates of the beginning of Narmer’s reign calculated in this way include von Beckerath , 1997, p. 179 (3094-3044 BC); Helck , 1986, p. 28 (2987 BC); Kitchen, 2000, p. 48 (3092 BC), and Shaw, 2000, p. 480 (3062). Considering all six estimates gives us a range of 3114 – 2987 BC based on the Historical Method. The exception to the mainstream consensus, is Mellaart , 1979, pp. 9-10 who estimates the beginning of the First Dynasty at 3400 BC. However, he reached this conclusion by disregarding the Middle Kingdom astronomical date. His conclusion is not widely accepted. Radiocarbon dating sounds scientific, but also has its problems. According to Hendrickx, 2006, p. 90, “Furthermore the calibration curves for the (second half) of the 4th millennium BC show important fluctuations with long possible data ranges as a consequence. It is generally considered a ‘bad period’ for Radiocarbon dating.” Using a statistical approach, including all available carbon 14 dates for the Archaic Period, reduces, but does not eliminate, the inherent problems. Dee, et al., 2013,Table 1, use such an approach and derive a 65 % confidence interval estimate for the beginning of the First Dynasty of 3211 – 3045 BC. However, they define the beginning of the First Dynasty as the beginning of the reign of Hor-Aha. There are no Radiocarbon dates for Narmer, so to translate this to the beginning of Narmer’s reign we must again adjust for the length of Narmer’s reign of 62 years, to get to the beginning of Narmer’s reign, which gives us a range of 3273-3107 BC. This is reassuringly close to the range of mainstream Egyptologists using the Historical Method of 3114 - 2987 BC. Combining the results of two different methodologies, we get a range for the accession on Narmer of 3273 - 2987 BC.

Referencias[editar]

  1. Wilkinson, 1999, p. 6.
  2. Lloyd, 1994, p. 7.
  3. Edwards, 1971, p. 13.
  4. Cervelló-Autuori, 2003, p. 174.
  5. Heagy, 2014, pp. 59-92.
  6. Hayes, 1970, p. 174.
  7. Quirke y Spence, 1992, p. 223.
  8. Stephanie Pappas (10 de diciembre de 2012). «Oldest Pharaoh Carvings Discovered in Egypt» (en inglés). Livescience. Consultado el 3 de marzo de 2015. 
  9. University College London. «Narmer». Consultado el 2009. 

Bibliografía[editar]

  • Cervelló-Autuori, Josep (2003). «Narmer, Menes and the seals from Abydos». Egyptology at the dawn of the twenty-first century: Proceedings of the Eighth International Congress of Egyptologists (2000) (en inglés) (El Cairo: The American University in Cairo Press) 2: 168-175. ISBN 9774247140. 
  • Edwards, I. E. S. (1971). «The early dynastic period in Egypt». The Cambridge Ancient History (en inglés) (Cambridge: Cambridge University Press) 1. 
  • Hayes, Michael (1970). «Chapter VI: Chronology I. Egypt to the end of the Twentieth Dynasty». En Edwards, I. E. S.; Gadd, C. J. The Cambridge Ancient History - Volume I, Part I (en inglés). Cambridge. 
  • Heagy, Thomas C. (2014). «Who was Menes?». Archeo-Nil (en inglés) 24: 59-92. 
  • Lloyd, Alan B. (1994) [1975]. Herodotus: book II (en inglés). Leiden: E.J. Brill. ISBN 90-04-04179-6. 
  • Wilkinson, TAH (1999). Early Dynastic Egypt (en inglés). Londres, New York: Routlege. 
  • Martos, José Ángel (2007). Faraón. Aguilar (Madrid). ISBN 978-84-03-09744-5. 
  • Padró, Josep (1999). Historia del Egipto faraónico. Alianza Editorial. ISBN 84-206-8190-3. 
  • Gardiner, Alan (1994). El Egipto de los Faraones. Laertes. ISBN 84-7584-266-6. 
  • Pérez Largacha, Antonio (1993). El nacimiento del estado en Egipto. Universidad de Alcalá de Henares. ISBN 84-86981-98-0. 
  • Cimmino, Franco (2003). Dizionario delle dinastie faraoniche. Bompiani (Milano, Italia). ISBN 88-452-5531-X. 

Enlaces externos[editar]