Mostellaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Mostellaria es una obra de teatro escrita por el comediógrafo latino Tito Maccio Plauto. El título podría traducirse al español como La casa encantada, aunque habría que sobreentender el sustantivo domus (casa). En otras ocasiones, se ha preferido traducir como La comedia del fantasma o, incluso, como El aparecido. Se trata de una ingeniosa comedia de enredo, ambientada en una calle de la ciudad de Atenas, ante las casas de Teoprópides y Simón.

La comicidad de la pieza reside, ante todo, en el personaje de Tranión, un esclavo con una fecunda imaginación y una enorme capacidad para improvisar ante situaciones inesperadas, siempre con la intención de salvarse a sí mismo y a su joven amo.

Por la riqueza de sus ritmos métricos, normalmente suele considerarse como una obra de madurez del autor. Lo que no se sabe a ciencia cierta es cuál pudo ser el modelo griego en el que se basó Plauto. Sabemos que Menandro, Teogneto y Filemón escribieron una comedia titulada Phasma. Ritschl señala que en los versos 1149 ss. se menciona a Filemón y, basándose en este indicio, se inclina por pensar que el modelo debió de ser Filemón. Sin embargo, otros estudiosos, como Ernout, consideran que es éste un argumento demasiado inconsistente como para decantarse a favor de Filemón.[1]

Personajes[editar]

Personajes principales[editar]

  • Teoprópides - viejo, comerciante ateniense
  • Filólaques - hijo de Teoprópides
  • Tranión - esclavo de Teoprópides
  • Filematio - cortesana liberada por Filólaques
  • Calidámates - joven, amigo de Filólaques
  • Simón - viejo, vecino de Teoprópides
  • Misargírides - usurero

Personajes secundarios[editar]

  • Grumión - esclavo de Teoprópides
  • Esferión - esclavo de Teoprópides
  • Escafa - esclava de Filematio
  • Delfio - cortesana, novia de Calidámates
  • Fanisco, esclavo
  • Otros esclavos

Argumento[editar]

Filólaques es un joven al que los negocios le van bien. Con el dinero que ha ganado compra una esclava de la que está enamorado y le concede la libertad. En ausencia de su padre Teoprópides, se dedica a dilapidar la fortuna familiar y organizar fiestas con sus amigos. Un día, en medio de una de esas fiestas, irrumpe su esclavo Tranión y le avisa de que su padre ha regresado antes de lo previsto y puede llegar del puerto en cualquier momento. En medio de la confusión, Tranión urde una estratagema: encierra a su amo Filólaques y los amigos de éste en el interior de la casa y, cuando Teoprópides llega, le dice que la casa está encantada y que todos se han tenido que marchar por miedo a los espantosos sucesos que estaban teniendo lugar en su interior.

Por desgracia, en ese preciso momento se presenta un usurero, que le reclama a Teoprópides un dinero que había prestado a su hijo Filólaques. En ese instante, a Tranión se le ocurre a una nueva excusa con la que salvar a su amo: le dice al anciano que Filólaques ha pedido prestado ese dinero para comprar la casa de al lado. Cuando el padre acude a la casa del vecino y descubre la mentira, Tranión intenta huir para evitar el castigo por sus mentiras. Al final, sin embargo, todo acaba felizmente, ya que un amigo de Filólaques se ofrece a pagar la deuda, a cambio de que Teoprópides perdone a su hijo Filólaques y al esclavo Tranión.

Influencia en la literatura posterior[editar]

La obra ha tenido una cierta repercusión en la literatura y en el arte posteriores. En el teatro, Berardo publicó en el año 1501 una traducción italiana parafraseada de la Mostellaria; en 1545, Ercole Bentivoglio se inspiró en la obra para componer I fantasmi; también ha servido de fuente inspiración para Gli Sciamiti, de Giovanni Maria Cecchi (1518-1587), y para Le retour imprévu, de J. F. Regnard, (1700).

En época contemporánea, la Mostellaria ha sido una de las muchas obras de Plauto que sirvió de inspiración a Stephen Sondheim, Burt Shevelove y Larry Gelbart para el musical A Funny Thing Happened on the Way to the Forum: cuando el personaje de Erroneous regresa del extranjero, se le dice que su casa está encantada y debe dar siete vueltas alrededor de las siete colinas de Roma para expulsar de ella a los fantasmas. Igualmente, la obra de Kevin P. Joyce, When the Cat's Away, está libremente inspirada en la Mostellaria, aunque la historia se ha trasladado desde Atenas a Nantucket.

Fuera del mundo del teatro, no podemos olvidar que, en el cine, las múltiples películas que se han rodado sobre casas encantadas son indirectamente herederas de la Mostellaria.

Referencias[editar]

  1. Plauto. Comedias II: La comedia del fantasma. Gredos, Madrid, 1996, p. 3.