Moritz (cerveza)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cervezas Moritz S.A
Moritz Bier.JPG
Tipo empresa
Industria Alimentación y bebidas
Fundación
Fundador(es) Louis Moritz
Sede Ronda de San Antonio, 39 - Barcelona, España
Personas clave Daniel Roehrich (Presidente)
Productos Cervezas
Matriz La Zaragozana
Sitio web www.moritz.com

Moritz es una marca de cerveza española, con sede en la Ronda de San Antonio de Barcelona, creada en 1856 por el francés, de origen alsaciano, Louis Moritz Trautmann, y relanzada al mercado en 2004.

La empresa Moritz está estrechamente vinculada a la ciudad tanto por su actividad comercial, por su producto, como por las diversas actividades de ocio y culturales vinculadas a la ciudad y a Cataluña en las cuales participa, pese a que es propiedad de "La Zaragozana" y su fabricación es en Zaragoza.

Relanzada por la quinta y sexta generación de la familia, la cerveza Moritz se involucra en la recuperación del patrimonio tanto arquitectónico como cultural de Barcelona y Cataluña. Ejemplos claros son la rehabilitación de la Fábrica Moritz Barcelona, en la Ronda de San Antonio, como proyecto principal, o la remodelación del mítico Bar Velódromo, en la calle Muntaner. Asimismo, la empresa colabora estrechamente con diferentes instituciones gastronómicas y culturales barcelonesas y catalanas.

Productos[editar]

Actualmente cuenta con tres productos en el mercado:

- Moritz, esta cerveza se elabora mediante la cocción de maltas extrapálidas y, a diferencia del resto de las cervezas del mercado, con agua del manantial de Font d'Or del macizo del Montseny-Guilleries, perteneciente al grupo Vichy Catalán. Esta cerveza está perfumada con una infusión de flores de lúpulo aromáticas de Saaz (República Checa), que le dan un aroma característico.

- Moritz Epidor, es la cerveza más fuerte de la marca y aunque se recuperó en 2009, la fórmula original data de 1923. Con una graduación de 7,2º es una cerveza braseada con malta caramelo, lo que le confiere un cuerpo compacto y un color único. Junto a esta malta, el agua del Montseny, el lúpulo aromático y un proceso de fermentación de larga duración son los secretos que dan potencia a la cerveza con más fuerza de Moritz.

- Aigua de Moritz, se trata de la cerveza 0,0 de la marca y vio la luz por primera vez el año 2007. Como el resto de productos Moritz está elaborada íntegramente con agua mineral del manantial Font d'Or y perfumada con flor de lúpulo de Saaz.

Historia[editar]

Para conocer el origen de la cerveza Moritz hay que remontarse al siglo XIX. Su fundador, Louis Moritz, llegó a Barcelona el 1851 proveniente de Pfaffenhofen, localidad alsaciana.

El año 1856 Louis Moritz empieza a elaborar su propia cerveza y tres años después compra la fábrica de Joan Maurer, situada en la calle del Portal de Santa Madrona, convirtiéndose en uno de los productores más importantes de Barcelona. La demanda de cerveza aumenta y el negocio crece con la adquisición de más terrenos. En poco tiempo, la cerveza Moritz gana un gran prestigio y en 1897 se inaugura la Cervecería Moritz, local de la ciudad y una clara muestra del arraigo de la compañía en Barcelona.

El año 1920 Louis Moritz muere, pero 2 años después sus herederos crean la “Fábrica de Cervezas Moritz, S.A.”. La calidad y reputación de Moritz se consolida durante la década de 1920.

El 1930, Moritz logra un volumen récord de ventas y, dos años después, la empresa ya controla el 34% del total del mercado catalán.

En la década de 1940, acabada la Guerra Civil Española que había provocado una bajada en la producción, la fábrica empieza a recuperar la producción, que irá aumentando año tras año hasta recuperar el ritmo de ventas anterior a la guerra.

Durante los años 1950 se mantiene esta tónica a la alza y se vive uno de los mejores momentos de la empresa. Se duplican las ventas y los beneficios.

A principios de los años 1960, la fábrica de la Ronda de San Antonio se queda pequeña y se decide cambiar la planta de producción adquiriendo unos terrenos para implantar una nueva fábrica y se crea la sociedad “Cervezas de Barcelona, S.A." para aumentar la producción. No obstante, en los años 1970, la crisis del petróleo afecta a varios sectores de la economía y, ante la imposibilidad de una recuperación después de la creación de “Cervezas de Barcelona, S.A.”, Moritz decide vender su parte del accionariado y desaparece el año 1978.

La familia siempre tuvo en mente el regreso de la Moritz a Barcelona. Objetivo que se hace realidad en 2004, cuando la quinta y la sexta generación de la familia deciden relanzar la marca. En esta nueva etapa, Moritz se implica en la recuperación del patrimonio arquitectónico y cultural de Barcelona y Cataluña. Ejemplos claros son la rehabilitación de la Fábrica Moritz Barcelona como proyecto principal, o la remodelación del mítico Bar Velódromo.

El año 2011 Moritz inaugura la rehabilitación de la antigua fábrica original en la Ronda de San Antonio. Una rehabilitación a cargo del reconocido arquitecto Jean Nouvel y que configura un punto de encuentro para los ciudadanos. La Fábrica Moritz cuenta con una 'microcervecería donde se elabora cerveza fresca sin pasteurizar, pero es mucho más. En este espacio socio-cultural la gastronomía juega un papel fundamental y se puede encontrar el Bar à Vins, la M-Store, la cervecería y salas polivalentes. Es un espacio vivo donde cada día hay actividades dirigidas al ciudadano de ámbitos muy variados: Gastronomía, emprendeduría, moda, diseño,música, arte, deporte, etc.

Actualmente las cervezas Moritz, Moritz Epidor y Aigua de Moritz se producen en la ciudad de Zaragoza, en la fábrica cervecera de La Zaragozana, S.A.

Locales[editar]

Fábrica Moritz Barcelona[editar]

La vuelta de la cerveza Moritz implica también la recuperación para la ciudad del complejo arquitectónico donde la empresa tuvo su fábrica y su sede corporativa, en la barcelonesa Ronda de San Antonio. Lo hace de la mano del prestigioso arquitecto francés Jean Nouvel, que conjuga la modernidad y el estilo con la moderación que implica trabajar sobre unas paredes con más de 150 años de vida.

Los tres edificios, cada uno con sus propias características, exponentes de la arquitectura barcelonesa de finales del siglo XIX y principios del XX, se han convertido en una enorme plataformade ocio, restauración y cultura, que la familia Moritz ha querido recuperar y reinventar por la ciudad de Barcelona. Este espacio multifuncional recibe el nombre de Fàbrica Moritz Barcelona.

Además de albergar la sede social de la empresa, la Fábrica Moritz Barcelona es un espacio abierto a los ciudadanos como plataforma para el desarrollo de diversas actividades, y como lugar de encuentro donde disfrutar del tiempo libre y vincular el acto de tomar una cerveza con un momento de placer. El espacio incluye una planta de elaboración decerveza de última tecnología para su consumo in situ.

Uno de los puntos fuertes de todo el proyecto es la vertiente gastronómica, donde el galardonado chef Jordi Vilà es el encargado de dirigir todos los espacios culinarios.

La estrella indiscutible, sin embargo, será la cerveza: una cerveza elaborada diariamente y a la vista de los consumidores, que podrán compartir la experiencia de la fabricación y la degustación in situ como nunca se ha podido hacer antes en Barcelona.

El Velódromo[editar]

Uno de los principales proyectos de la cervecera catalana dentro de la línea de recuperación del patrimonio arquitectónico de Barcelona ha sido la restauración del histórico bar Velódromo, situado en la calle Muntaner de la capital catalana.

Cervezas Moritz adquirió el establecimiento a su antiguo propietario cuando éste lo puso a la venta al jubilarse. La cervecera catalana tuvo desde el principio la intención de recuperar su aspecto original art decó para convertirlo en punto de encuentro del mundo cultural barcelonés, como ya fue en el pasado, mediante su oferta de restauración y las diversas actividades culturales y artísticas que se desarrollan. Moritz ha trabajado para rehabilitar el Velódromo más que reformarlo, porque elemblemático establecimiento pueda volver a ser el mítico bar de la calle Muntaner donde muchos barceloneses pasaban horas haciendo tertulias y jugando al billar.

Desde julio de 2009, esto es una realidad y el Bar Velódromo vuelve a ser una parte importante de la ciudad de Barcelona. La dirección gastronómica, corre a cargo de Jordi Vilà.

Enlaces externos[editar]