Moda en Estados Unidos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Estados Unidos es uno de los países líderes en la industria textil y de moda, junto con países como Francia, Italia, Reino Unido, Alemania y Japón. Dejando de lado la vestimenta formal utilizada en el ámbito laboral, la moda estadounidense es ecléctica y mayoritariamente informal. Mientras que las raíces culturales estadounidenses están reflejadas en su ropa, particularmente en aquellas relacionadas con los inmigrantes, los sombreros vaqueros, botas vaqueras y las chamarras de motociclista hechas de piel, son piezas emblemáticas de los estilos americanos.

Nueva York y Los Angeles son los principales centros de la industria de la moda en Estados Unidos de América. Son considerados como las capitales líderes de la moda. La ciudad de Nueva York es considerada como una de las "cuatro grandes" capitales mundiales de la moda junto con París, Milán y Londres.

Historia[editar]

Con el paso de los años, las reglas de la moda han cambiado. Los Estados Unidos de América siempre ha seguido, y en algunos casos liderado, las tendencias en la historia de la moda occidental. Ésta cuenta con algunos estilos regionales únicos, tal como la moda western.

Los pantalones de mezclilla fueron popularizados como prendas de trabajo en la década de 1850 en San Francisco por Levi Strauss, un comerciante estadounidense de origen alemán, y fueron adoptados por muchos adolescentes estadounidenses un siglo después. Ahora, son utilizados ampliamente en todos los continentes por personas de todas las edades y clases sociales. Junto con la comercialización masiva de la vestimenta informal en general, los pantalones de mezclilla son quizás la primera contribución americana a la moda global.[1]

Industria de la moda[editar]

Los Estados Unidos de América también es hogar de grandes marcas de diseñadores como Ralph Lauren, Calvin Klein, Tommy Hilfiger y Victoria's Secret. Marcas como Abercrombie & Fitch y Eckō están enfocados en varios nichos del mercado. La camiseta o "T-shirt" es usada en Estados Unidos por muchas personas, esta puede ser lisa y blanca, o con colores y logotipos de la compañía y en ocasiones hasta con mensajes graciosos. Se podría decir que las polos son el tipo de prenda más usada en Estados Unidos. Una nueva tendencia en los Estados Unidos es la vestimenta sustentable, ésta ha llevado a la creación de distintos tipos de playeras elaboradas a base de algodón orgánico, producidas por marcas como BeGood Clothing[2]​ y American Apparel.

Variación regional y cultural[editar]

Las normas de vestimenta en Estados Unidos son consistentes con las de otras naciones occidentales post-industriales, y se han convertido en un estilo informal desde mediados del siglo XX. La vestimenta en Estados Unidos también depende de una gran variedad de factores como: la locación y el origen de producción; y, de factores demográficos como las etnias. Los pantalones de mezclilla son una tendencia consistente entre todas las clases sociales.

Los estados occidentales comúnmente se diferencian por ser más informales en su manera de vestir, en comparación con los estados cercanos a la costa este. El consumismo llamativo ha ocasionado el incremento de preferencia hacia las marcas de diseñador entre las clases media y alta.

La tolerancia hacia formas de expresión corporal que se desvían de la corriente principal, como los tatuajes en el cuerpo completo o nudismo, están fuertemente enlazados a la subcultura y el origen del individuo. Generalmente, los Estados Unidos tienden a ser menos tolerantes frente a la desnudez en comparación con Europa Occidental e inclusive en áreas más tolerantes como California. La tolerancia hacia el travestismo y perforaciones varía mucho de ubicación a ubicación y por la subcultura, ya que mientras en un lugar puede ser completamente apropiada, en otro puede llegar a considerarse como un tabú.[3]

Referencias[editar]

  1. Davis, Fred (1992). Moda, Cultura e Identidad. Chicago: Prensa de la Universidad de Chicago, p. 69. ISBN 0-226-13809-7.
  2. Guzman, Jacqueline. «The secrets of going sustainable». The Guardian. Consultado el 15 de marzo de 2014. 
  3. Thompson, William; Joseph Hickey (1995). Society in Focus. Boston, MA: Pearson. 0-205-41365-X.