Microcefalia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Microcefalia
Microcephaly.png
Resonancia Magnética de la Cabeza, Izquierda: Normal, Derecha:Microcefalia.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 Q02
CIE-9 742.1
CIAP-2 N85
OMIM 251200
DiseasesDB 22629
MedlinePlus 003272
MeSH D008831
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

La microcefalia es un trastorno neurológico en el que la circunferencia de la cabeza es más pequeña que la circunferencia promedio para la edad y el sexo del niño. Se define como una circunferencia de cabeza más de dos desviaciones típicas menos de lo normal según el sexo y la edad.[1] [2] Algunos académicos la definen como tres desviaciones en la circunferencia de la cabeza.[3] La microcefalia puede ser congénita o puede producirse en los primeros años de vida. El trastorno puede provenir de una amplia variedad de condiciones que provocan un crecimiento alterado del cerebro o de síndromes relacionados con alteraciones cromosómicas. Se sospecha que la fiebre del Zika causa microcefalia.[4] [5] [6]

Manifestaciones clínicas[editar]

Ilustración de un bebé con microcefalia (izquierda) en comparación a un bebé de cabeza normal.

Los niños con microcefalia nacen con una cabeza de tamaño normal o reducida[cita requerida]. Posteriormente, la cabeza deja de crecer mientras que la cara continúa desarrollándose normalmente, lo que produce que el niño tenga la cabeza pequeña, la cara grande, la frente en retroceso y el cuero cabelludo blando y a menudo arrugado. A medida que el niño crece, la pequeñez del cráneo se vuelve más obvia, aunque todo el cuerpo generalmente también presenta peso insuficiente y enanismo[cita requerida]. El desarrollo de las funciones motrices y del habla puede verse afectado. La hiperactividad y el retraso mental son comunes, aunque el grado de cada uno varía. También pueden producirse convulsiones. La capacidad motora puede verse afectada; las afecciones varían de torpeza en algunos casos a cuadriplejia espástica (parálisis) en otros.

Tratamiento[editar]

A excepción de la cirugía para la craneosinostosis, por lo general no hay ningún tratamiento para agrandar la cabeza del paciente o revertir las complicaciones de la microcefalia. El tratamiento se centra en las técnicas para gestionar la condición del paciente. Los programas de intervención en la infancia, que incluyen terapia del lenguaje, terapia física y ocupacional pueden ayudar al niño a fortalecer sus capacidades.

Ciertas complicaciones de la microcefalia, tales como convulsiones o hiperactividad, pueden ser tratadas con medicamentos.[7]

Pronóstico[editar]

En general, la esperanza de vida para los individuos con microcefalia se reduce y el pronóstico para la función normal del cerebro es pobre. Aproximadamente solo el 15% de los pacientes con microcefalia desarrollan una inteligencia normal. Los pronósticos de vida para los pacientes que sufren microcefalia, suelen variar y depender de la presencia y evolución de otras enfermedades existentes hoy en día. El cuidado que los familiares y el equipo medico y psicológico procuren, afectarán al pronóstico de vida.[8]

Vinculación con el virus Zika[editar]

Desde noviembre de 2015, el Ministerio de Salud en Brasil ha emitido informes de alerta respecto a una posible conexión entre la enfermedad y un notable incremento de casos de nacimientos con microcefalia en el noreste de Brasil. Esto se debe al aumento de casos de microcefalia coincidente con la aparición del virus zika: En 2015 hubo 4120 casos de microcefalia entre recién nacidos en Brasil, vinculados con la contracción del virus zika por la madre, según el Ministerio de Salud de este país. Anteriormente, la media era de apenas 160 casos al año. Incluso países como Colombia, Ecuador, El Salvador y Jamaica han aconsejado a las mujeres que eviten quedar embarazadas hasta el término de la epidemia (octubre de 2016 - 2018). Sin embargo, la OMS afirma que aún no hay pruebas científicas de un vínculo entre el virus y la microcefalia. [9]

Referencias[editar]

  1. Leviton, A.; Holmes, L. B.; Allred, E. N.; Vargas, J. (2002). «Methodologic issues in epidemiologic studies of congenital microcephaly». Early Hum Dev 69 (1): 91–105. doi:10.1016/S0378-3782(02)00065-8. 
  2. Opitz, J. M.; Holt, M. C. (1990). «Microcephaly: general considerations and aids to nosology». J Craniofac Genet Dev Biol 10 (2): 75–204. PMID 2211965. 
  3. Behrman, R. E.; Kligman, R. M.; Jensen, H. B. (2000). Nelson's Textbook of Pediatrics (16th edición). Philadelphia: WB Saunders. ISBN 0721677673. 
  4. Emily E. Petersen, Erin Staples, Dana Meaney-Delman, Marc Fischer, Sascha R. Ellington, William M. Callaghan, Denise J. Jamieson (January 22, 2016). «Interim Guidelines for Pregnant Women During a Zika Virus Outbreak — United States, 2016». www.cdc.gov/mmwr 65 (2). MMWR Early Release on the MMWR website. pp. 30–33. 
  5. Lavinia Schuler-Faccini, Erlane M. Ribeiro, Ian M.L. Feitosa, Dafne D.G. Horovitz, Denise P. Cavalcanti, André Pessoa, Maria Juliana R. Doriqui, Joao Ivanildo Neri, Joao Monteiro de Pina Neto, Hector Y.C. Wanderley, Mirlene Cernach, Antonette S. El-Husny, Marcos V.S. Pone, Cassio L.C. Serao, Maria Teresa V. Sanseverin. Possible Association Between Zika Virus Infection and Microcephaly — Brazil, 2015. 2016 (Jan 29) Morbidity and Mortality Weekly Report (MMWR) 2016 / 65(3);59–62.
  6. European Centre for Disease Prevention and Control. Rapid risk assessment: Microcephaly in Brazil potentially linked to the Zika virus epidemic – 24 November 2015. Stockholm: ECDC; 2015. (Associated press release "Microcephaly in Brazil potentially linked to the Zika virus epidemic, ECDC assesses the risk")
  7. http://microcefalia.org/tratamiento/
  8. http://microcefalia.com/
  9. http://www.infobae.com/2016/01/27/1785999-brasil-analizan-4120-posibles-casos-microcefalia-virus-del-zika

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]