Fiebre del Zika

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fiebre del Zika
Alexius Salvador Zika-Virus.jpg
Erupción cutánea durante infección de la fiebre del Zika.
Clasificación y recursos externos
Especialidad Infectología
CIE-10 U06.9
CIE-9 066.3
DiseasesDB 36480
MedlinePlus 007666
MeSH D000071243
Orphanet 448237
Sinónimos
  • Enfermedad de Zika
  • Zika
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

La fiebre del Zika, enfermedad de Zika o simplemente zika[1] es una enfermedad causada por el virus del Zika, perteneciente al género Flavivirus, la cual se transmite por la picadura de mosquitos vectores del género Aedes. Produce síntomas similares a otras enfermedades transmitidas por mosquitos, como el dengue o el chikunguña,[2] aunque una gran parte de los casos (60-80%) son asintomáticos.[3] En general, los síntomas de la enfermedad son leves y de corta duración (2 a 7 días), entre los que se incluyen fiebre, conjuntivitis, artritis o artralgias transitorias (principalmente en las articulaciones pequeñas de las manos y los pies) y eflorescencia (rash) o erupciones cutáneas que a menudo comienzan en la cara y luego se esparcen por todo el cuerpo.[2]

A comienzos de abril de 2015, un gran brote epidémico de virus del Zika comenzó en Brasil y se extendió a otros países en sur, centroamérica y el Caribe. Los oficiales de la salud que estudiaron el brote de virus del Zika en Brasil, sospechan que la enfermedad puede causar microcefalia, una malformación congénita en los recién nacidos de mujeres infectadas con la enfermedad.[4] Sin embargo, existen pocos informes de casos en la literatura.[5] Solo se ha informado de un tipo de manifestaciones hemorrágicas, hematospermia (sangre en la esperma).[6] También, durante el brote de 2013 en la Polinesia Francesa, se notó un aumento concurrente en casos de Síndrome de Guillain-Barré aunque no se ha probado una asociación definitiva entre Zika y este síndrome.[2] [3] [7]

Los efectos del virus Zika también han provocado crisis de ámbito social dada la epidemiología de este agente. Incluso la participación de muchos atletas en los JJOO de Río de Janeiro se ha visto comprometida.[8]

Transmisión[editar]

Aedes aegypti
Un Aedes aegypti, mosquito vector del virus del Zika.

La transmisión es llevada a cabo mediante la picadura de mosquitos del género Aedes, principalmente el Aedes aegypti en regiones tropicales. También se ha encontrado en otras especies como A. africanus, A. apicoargenteus, A. furcifer, A. hensilli, A. luteocephalus, y A. vitattus. Durante el brote de las Islas Yap en el Pacífico sur, el vector fue el mosquito Aedes hensilli, mientras que el Aedes polynesiensis fue el causante de la diseminación del virus en la Polinesia Francesa en 2013.[9]

También han sido confirmados casos de transmisión sexual y varios casos de transmisión vertical perinatal.[10] Como otros Flavivirus, tiene potencial de ser transmitido mediante transfusión sanguínea y algunos de los países afectados han desarrollado estrategias para intentar detectarlo en sangre proveniente de donantes.[11] Por otra parte, científicos de la Fundación Oswaldo Cruz detectaron la presencia del virus en la saliva y en la orina de varias muestras de laboratorio.[12]

Diagnóstico[editar]

La infección causada por el virus del Zika es difícil de diagnosticar basándose solo en indicaciones y síntomas clínicos, debido a su similitud a otros arbovirus endémicos en áreas similares.[13] Se pueden identificar pacientes con síntomas agudos de la enfermedad usando la técnica RT-PCR. Sin embargo, el tiempo de duración de la viremia puede ser corto,[14] por lo que la Organización Mundial de la Salud recomienda que se hagan pruebas de RT-PCR en el suero sanguíneo recogido entre 1 y 3 días de la aparición de síntomas, o con una muestra de saliva u orina.[9] Más tarde, se puede usar serología para la detección de anticuerpos de inmunoglobulina M e inmunoglobulina G. Se puede detectar inmunoglobulina M dentro de los primeros tres días del inicio de la enfermedad.[15]

Existe reacción cruzada serológica con otros Flavivirus como el dengue y el virus del Nilo Occidental.[14] [16] [17] Sin embargo, no existen pruebas comerciales de fácil acceso para diagnosticar la infección del Zika.[13] Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos aconsejan que el diagnóstico diferencial de casos de infecciones sospechosas por virus del Zika sea amplio e incluyan, además del dengue, «leptospirosis, malaria, rickettsia, Streptococcus pyogenes A, rubéola, sarampión, parvovirus, enterovirus, infección de adenovirus, e infecciones de alphavirus (por ejemplo, los virus de Chikunguña, Mayaro, fiebre del río Ross, bosque Barmah, o’nyong’nyong, y Sindbis)».[18]

Síntomas[editar]

Eflorescencia (rash) en un brazo debido al virus del Zika.

Los síntomas son similares al dengue, pero son más leves y por lo general duran de dos a siete días,[5] aunque una gran parte de los casos (60-80%) son asintomáticos.[3] Se desarrolla un cuadro agudo de eflorescencia (rash) o erupciones cutáneas maculopapulares que comienzan en la cara o tronco antes de pasar al resto del cuerpo, y pueden venir acompañadas de fiebre, artritis o artralgias, conjuntivitis no purulenta, dolores musculares, dolor de cabeza, dolores en la parte posterior de los ojos, y en menor medida vómito y diarrea. Las manifestaciones hemorrágicas se han documentado en una sola instancia, siendo esta la hematospermia.[6] [19] En casos raros, se sospecha que el zika genera complicaciones como el Síndrome de Guillain-Barré.[7] En términos generales es una enfermedad benigna sobre la cual no se reportan comúnmente casos fatales.

Relación con microcefalia[editar]

Ilustración de un bebé con microcefalia (izquierda) en comparación a un bebé de cabeza normal.

La microcefalia es la degeneración o malformación del cerebro que causa que los recién nacidos nazcan con una cabeza más pequeña de lo normal y en ocasiones provoca la muerte. En noviembre de 2015, algunos informes del Ministerio de Salud de Brasil alertaron sobre un vínculo previamente desconocido entre el virus del Zika y casos de recién nacidos con microcefalia en el noreste del país, basándose en dos casos de fetos severamente afectados en los cuales las amniocentesis confirmaron la presencia del virus del Zika dentro del líquido amniótico.[20] [21] [22] [23] Las conclusiones de los ultrasonidos en estos dos fetos, reportadas el 5 de enero de 2016, mostraron que ambos tenían cabezas con circunferencias pequeñas (microcefalia) debido a la destrucción de varias partes del cerebro.[24] También en uno de los fetos se halló calcificación intraocular y microftalmia. El ministerio brasileño confirmó a finales de enero de 2016 que el vínculo previamente sospechado entre la infección de zika en mujeres embarazadas y microcefalia en recién nacidos existe,[25] [26] indicando que hubo por lo menos 2400 casos reportados de microcefalia en Brasil para mediados de diciembre de 2015, con 29 muertes.[27] [28] El gobierno de Brasil, así como el de otros países como Colombia, Ecuador, El Salvador y Jamaica, aconsejó a las mujeres aplazar sus embarazos por los posibles riesgos.[29] [30] El 25 de julio de 2016 nació en Barcelona el primer bebé de España con microcefalia a causa del virus del Zika. [31]

Tratamiento[editar]

Históricamente, el virus del Zika había sido poco estudiado antes del brote epidémico de 2015-2016, por lo que no hay tratamientos antivirales específicos.[32] Un estudio in vitro encontró que el virus del Zika podría ser sensible al tratamiento con interferón, el cual es usado contra otras infecciones virales. Sin embargo, estos resultados no han sido probados en animales o en seres humanos.[33]

En general, el tratamiento recomendado es sintomático para los dolores y la fiebre utilizando analgésicos como el paracetamol, ya que otros AINES como la aspirina solo deberían ser utilizados tras descartar infección por dengue u otros Flavivirus, con el fin de reducir el riesgo de hemorragias.[34] Además, el uso de aspirina debería evitarse en niños debido al riesgo de adquirir síndrome de Reye.[35]

Para evitar riesgos de enfermedades congénitas en el feto durante el embarazo, se advierte a las mujeres embarazadas que eviten la probabilidad de infección como los viajes a zonas endémicas hasta donde sea posible, ya que una vez haya una infección, es poco lo que se puede hacer más allá del tratamiento sintomático.[36]

Prevención[editar]

Toldillo o mosquitera.

No existe una vacuna contra este virus, aunque el desarrollo de una es prioritario para los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de los Estados Unidos.[37] [13] [14] Ya que el virus es transmitido por mosquitos, el control de este vector epidemiológico y el evitar su picadura es un elemento esencial en el control de la enfermedad. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan las siguientes medidas preventivas:[38]

  • Cubrir la piel expuesta utilizando camisas de mangas largas y pantalones.
  • Utilizar repelente contra insectos con los siguientes ingredientes activos:
  • Seguir siempre las instrucciones de los productos y reaplicar como se indica:
  • Si se utiliza un protector solar, aplicar primero el protector solar, dejar secar y luego aplicar el producto repelente.
  • Seguir las instrucciones para aplicar el repelente en niños. Evitar la aplicación en sus manos, ojos o boca.
  • Utilizar o tratar la ropa y otros elementos con permetrina (como botas, pantalones, calcetines, tiendas de campaña).
    • La vestimenta tratada con permetrina mantiene su protección después de varias lavadas. Se debe revisar la información de los productos para conocer el tiempo de duración total.
    • Si se van a tratar los elementos, se deben seguir las instrucciones de forma cuidadosa.
    • No utilizar permetrina directamente en la piel.
  • Quedarse y dormir en sitios y habitaciones cerradas o protegidas con mallas.
  • Utilizar toldillos o mosquiteras si el área donde se va a dormir está expuesta a la intemperie.

Epidemiología[editar]

Mapa de la distribución del virus Zika en el mundo en enero de 2016. En púrpura son los casos adquiridos localmente o aislados.[39]

El primer caso conocido de fiebre del Zika fue documentado en un macaco Rhesus (Macaca mulatta), encontrado en una plataforma en un árbol del bosque de Zika en Uganda en 1947 y en 1968 fue aislado por primera vez en seres humanos, a partir de una muestra obtenida en Nigeria.[40] De 1951 a 1981, se reportó evidencia de infección en seres humanos en otros países africanos tales como la República Centroafricana, Egipto, Gabón, Sierra Leona, Tanzania, y Uganda, así como en algunas partes de Asia incluyendo India, Indonesia, Malasia, Filipinas, Tailandia, y Vietnam.[40] El primer brote importante se reportó entre abril y julio de 2007 en las Islas Yap, en los Estados Federados de Micronesia (FSM). Esta fue también la primera vez que la fiebre del Zika había sido reportada fuera de África y Asia. Un total de 108 casos fueron confirmados por PCR o mediante serología, los 72 casos adicionales fueron considerados como sospechosos. Los síntomas más comunes fueron sarpullido, fiebre, artralgias y conjuntivitis, pero no se reportaron muertes. El mosquito Aedes hensilli, el cual era la especie predominante identificada en Yap durante el brote, fue probablemente el principal Vector epidemiológico de transmisión. Mientras que el modo de introducción del virus en la isla de Yap sigue siendo incierto, es probable que haya ocurrido por la introducción de mosquitos infectados o un humano portador.[5] A finales de octubre de 2013, se inició un brote en la Polinesia Francesa, también en el Pacífico, en el que se identificaron aproximadamente 10.000 casos. El Aedes polynesiensis sería el causante de la diseminación del virus durante este nuevo brote.[41]

Brote epidémico en América[editar]

Situación en el continente americano a febrero de 2016:      Más de un millón de casos confirmados.      Menos de un millón de casos confirmados.

La transmisión del virus en América comenzaría en febrero de 2014 cuando las autoridades chilenas confirmaron un caso de transmisión autóctona en la Isla de Pascua, aunque el mismo coincidió con un brote en Nueva Caledonia y las Islas Cook en el Océano Pacífico.[42] Sin embargo, el territorio continental americano se mantendría libre de la transmisión del virus hasta abril de 2015, cuando un gran brote epidémico comenzó en el noreste de Brasil y se extendió a otros países en sur, centroamérica y el Caribe durante el resto del año. Para finales de 2015, 9 de los estados miembros de la Organización Panamericana de la Salud habían confirmado circulación del virus del Zika: Brasil, Chile (en la Isla de Pascua), Colombia, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Surinam y Venezuela.[43] Las autoridades locales brasileñas sospecharon que el brote se debió al aumento de visitantes extranjeros que llegaron al país para la Copa Mundial de Fútbol de 2014, ligado a la gran población de los mosquitos vectores Aedes aegypti y Aedes albopictus en la región.[44] Sin embargo, investigadores de la Polinesia Francesa argumentaron que ninguno de los países del Pacífico con poblaciones circulantes de virus del Zika, habían participado en el campeonato de fútbol y sugirieron que el brote estuviera relacionado probablemente al Campeonato Mundial de Va'a de carreras de canoas, que ocurrió en agosto de 2014.[44] Algunos medios de comunicación brasileños también sugirieron que el zika pudo haber entrado a Brasil a través de viajeros que asistieron a la visita del papa Francisco a Río de Janeiro en 2013. No obstante, ninguna de esas tres teorías se ha confirmado.[44]

El 27 de noviembre de 2015, la OMS lanzó una alerta por la posible relación de este virus con la microcefalia.[45] La OMS detalló que hasta el 30 de noviembre del 2015, se habían detectado 1,248 casos de microcefalia en 14 estados de Brasil, que están en investigación. Según el informe, en ese país la incidencia de microcefalia en recién nacidos ha aumentado 20 veces desde el año 2010. En ese año, se registraban 5 casos cada 100 mil nacidos. Cinco años más tarde se registraron casi 100 por 100 mil.

El 28 de noviembre de 2015, el Instituto Evandro Chagas, de enfermedades tropicales, volvió a detectar el virus del Zika en la sangre de un bebé del estado de Pará, que tenía microcefalia y otras anomalías, y que murió a los cinco minutos de nacer. Fue en esta ocasión que el Ministerio de Salud de Brasil estableció por primera vez la relación entre el virus y la microcefalia, de allí la alerta lanzada por el ente de Vigilancia en Salud Pública. El mismo día, la entidad notificó tres defunciones asociadas a la infección por virus del Zika, que corresponden a dos adultos y un recién nacido. El primer caso fatal es un adulto, masculino sin trastorno neurológico con diagnóstico de Lupus eritematoso, historia de uso crónico de corticoides, artritis reumatoide y alcoholismo. Ingresó con sospecha de dengue, sin embargo, el diagnóstico final de laboratorio fue infección por zika por la técnica RTp-PCR. Se detectó el genoma del virus del Zika en muestra de sangre, cerebro, hígado, bazo y en un pool de vísceras (riñón, pulmón y corazón). Adicionalmente se realizó una secuenciación parcial del virus identificándose el zika. El segundo caso fatal es del sexo femenino, 16 años de edad, del municipio de Benevides, en el estado de Pará. No presentó trastorno neurológico, ingresó al servicio hospitalario con sospecha de dengue. Inició síntomas el 29 de septiembre de 2015 (cefalea, náuseas y petequias) y falleció a finales del mes de octubre. Se confirmó infección por zika a través de la técnica RTp-PCR. El tercer caso fatal es el de cinco recién nacidos cuya información se compartió en el apartado anterior.

El 15 de enero de 2016, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, emitieron una alerta de viaje, aconsejando a las mujeres embarazadas que consideraran aplazar sus viajes a Brasil, así como a los siguientes países y territorios donde la fiebre del Zika ha sido reportada: Colombia, El Salvador, Guayana Francesa, Guatemala, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Surinam, Venezuela, y Puerto Rico.[46] El 22 de enero de 2016 se agregaron ocho países más a la lista: Barbados, Bolivia, Ecuador, Estados Unidos, GuadalupeIsla de San Martín, Guyana, Cabo Verde, y Samoa.[47] La agencia emitió directrices adicionales y sugirió que las mujeres que planean quedar embarazadas consulten a su médico antes de viajar.[48] Gobiernos y agencias de salud de países como Gran Bretaña, Irlanda, Nueva Zelanda, Canadá, y otros de la Unión Europea, emitieron alertas de viaje similares.[49] [30] [50] [51] [51]

Investigación[editar]

Algunos métodos experimentales de prevención incluyen la cría y liberación de los mosquitos que han sido modificados genéticamente para evitar que la transmisión de agentes patógenos, o que han sido infectadas con la bacteria Wolbachia, que se cree que inhibe la propagación del virus.[52] La genética dirigida es una forma de modificar genéticamente los mosquitos y otros vectores de enfermedad para que no puedan transmitir enfermedades como la zika, el dengue o la malaria. Otro método que se ha investigado es hacer a los mosquitos machos estériles mediante la radiación nuclear con la esperanza de reducir las poblaciones, esto se hace con un irradiador de células gamma de cobalto-60. En 2016 la Organización Mundial de la Salud incentivó pruebas de campo de mosquitos Aedes aegypti machos transgénicos desarrollados por Oxitec para tratar de detener la propagación del virus del Zika.[53]

Referencias[editar]

  1. «Recomendación: zika, escritura adecuada». Fundéu BBVA. 22 de enero de 2016. 
  2. a b c Musso, D.; Nilles, E.J.; Cao-Lormeau, V.-M. «Rapid spread of emerging Zika virus in the Pacific area». Clinical Microbiology and Infection 20 (10): O595-O596. doi:10.1111/1469-0691.12707. 
  3. a b c «Factsheet for health professionals». ecdc.europa.eu. Consultado el 22 de diciembre de 2015. 
  4. Lisa Schnirring (30 Nov 2015). «Zika virus spreads to more countries». Center for Infectious Disease Research and Policy, U. of Minnesota Academic Health Center. Consultado el 11 Dec 2015. 
  5. a b c Duffy MR, Chen TH, Hancock WT, et al. Zika Virus Outbreak on Yap Island, Federated States of Micronesia (2009). The New England Journal of Medicine. 360:2536–43, http://content.nejm.org/cgi/reprint/360/24/2536.pdf
  6. a b Foy BD, Kobylinski KC, Foy JL, Blitvich BJ, Travassos da Rosa A, Haddow AD, teal (May 2011). «Probable non-vector-borne transmission of Zika virus, Colorado, USA» (PDF). Emerging Infectious Diseases 17 (5): 880-882. doi:10.3201/eid1705.101939. PMC 3321795. PMID 21529401. 
  7. a b http://www.eurosurveillance.org/ViewArticle.aspx?ArticleId=20720
  8. «Zika and Rio Olympic Games». Pubmed. Consultado el 12 de julio de 2016. 
  9. a b «WPRO | Zika virus». www.wpro.who.int. Consultado el 24 de diciembre de 2015. 
  10. «Caso de aborto confirma que zika consegue atravessar a placenta». Bem Estar (en portuguese). globo.com. 20 de enero de 2016. 
  11. «Los investigadores estudian si el zika se contagia por la saliva y la orina». El País - 5 FEB 2016 - 21:13 CET. 
  12. «Descubren el Zika en la saliva y la orina». ELMUNDO. Consultado el 5 de febrero de 2016. 
  13. a b c Fauci, Anthony S.; Morens, David M. (13 de enero de 2016). «Zika Virus in the Americas — Yet Another Arbovirus Threat». New England Journal of Medicine 0 (0): null. doi:10.1056/NEJMp1600297. ISSN 0028-4793. PMID 26761185. 
  14. a b c «Factsheet for health professionals». ecdc.europa.eu. Consultado el 24 de diciembre de 2015. 
  15. Brack, Manfred (2012). Agents Transmissible from Simians to Man. p. 35. ISBN 3642719112. 
  16. Faye O, Faye O, Dupressoir A, Weidmann M, Ndiaye M, Alpha Sall A (Sep 2008). «One-step RT-PCR for detection of Zika virus». J Clin Virol 43 (1): 96-101. doi:10.1016/j.jcv.2008.05.005. 
  17. Lanciotti RS, Kosoy OL, Laven JJ, etal. «Genetic and serologic properties of Zika virus associated with an epidemic, Yap State, Micronesia, 2007». Emerging Infectious Diseases 14: 1232-9. doi:10.3201/eid1408.080287. 
  18. «For Health Care Providers: Clinical Evaluation & Disease | Zika virus | CDC». www.cdc.gov. Consultado el 24 de diciembre de 2015. 
  19. «RSOE EDIS on recent Zika fever outbreak». Consultado el 27 de junio de 2007. 
  20. Microcephaly in Brazil potentially linked to the Zika virus epidemic, ECDC assesses the risk, http://ecdc.europa.eu/en/press/news/_layouts/forms/News_DispForm.aspx?ID=1329&List=8db7286c-fe2d-476c-9133-18ff4cb1b568&Source=http%3A%2F%2Fecdc.europa.eu%2Fen%2FPages%2Fhome.aspx
  21. "Zika virus: Health alerts in South America and Caribbean following fears illness may cause birth deformities" http://www.independent.co.uk/news/world/americas/health-alerts-in-south-america-and-caribbean-following-fears-spreading-zika-virus-may-cause-birth-a6740301.html
  22. "Brazil reports 739 suspected microcephaly cases in nine states" http://agenciabrasil.ebc.com.br/en/geral/noticia/2015-11/brazil-reports-739-suspected-microcephaly-cases-nine-states
  23. «Ministério da Saúde divulga boletim epidemiológico». Portal da Saúde – Ministério da Saúde – www.saude.gov.br. Consultado el 16 de enero de 2016. 
  24. Oliveira Melo, A. S.; Malinger, G.; Ximenes, R.; Szejnfeld, P. O.; Alves Sampaio, S.; Bispo de Filippis, A. M. (1 de enero de 2016). «Zika virus intrauterine infection causes fetal brain abnormality and microcephaly: tip of the iceberg?». Ultrasound in Obstetrics & Gynecology 47 (1): 6-7. doi:10.1002/uog.15831. ISSN 1469-0705. 
  25. (En portugués) Governo confirma relação entre zika vírus e epidemia de microcefalia http://www.bbc.com/portuguese/noticias/2015/11/151127_confirma_zika_microcefalia_mdb
  26. Brazil confirms Zika virus link to fetal brain-damage outbreak, http://www.reuters.com/article/brazil-health-zica-idUSL1N13N0NH20151128#x4sFsU0kCzW0J1Uk.97
  27. «MONITORAMENTO DOS CASOS DE MICROCEFALIAS NO BRASIL (Portuguese)». CENTRO DE OPERAÇÕES DE EMERGÊNCIAS EM SAÚDE PÚBLICA SOBRE MICROCEFALIAS. 12 de diciembre de 2015. Consultado el 24 de diciembre de 2015. 
  28. (En Portugués) País registra 1.248 casos de microcefalia e sete mortes; maioria em PE http://noticias.uol.com.br/saude/ultimas-noticias/redacao/2015/11/30/pais-tem-1248-casos-de-microcefalia-ligacao-com-virus-zika-e-confirmada.htm
  29. «Zika virus triggers pregnancy delay calls». BBC. 23 de enero de 2016. Consultado el 23 de enero de 2016. 
  30. a b «Pregnant Irish women warned over Zika virus in central and South America». RTE. 22 de enero de 2016. Consultado el 23 de enero de 2016. 
  31. http://www.efe.com/efe/espana/sociedad/nace-en-barcelona-el-primer-bebe-de-espana-con-microcefalia-por-virus-zika/10004-2994716
  32. http://www.medicosypacientes.com. «Dr. Juan Martinez Hernández: "Decretar alerta sanitaria internacional implica un gran impacto social y económico"». Madrid. Consultado el 3 de febrero de 2016. 
  33. Hamel R, Dejarnac O, Wichit S, Ekchariyawat P, Neyret A, Luplertlop N, Perera-Lecoin M, Surasombatpattana P, Talignani L, Thomas F, Cao-Lormeau VM, Choumet V, Briant L, Desprès P, Amara A, Yssel H, Missé D. Biology of Zika Virus Infection in Human Skin Cells. J Virol. 2015 Sep;89(17):8880-96. doi: 10.1128/JVI.00354-15 PMID 26085147
  34. «For Health Care Providers: Clinical Evaluation & Disease». Zika Virus. DVBD, NCEZID, Centers for Disease Control and Prevention. 19 de enero de 2016. 
  35. Fulginiti, Vincent; et al (1982). «Aspirin and Reye Syndrome.». Pediatrics 69 (6): 810-812. 
  36. Petersen EE, Staples JE, Meaney-Delman D, Fischer M, Ellington SR, Callaghan WM, Jamieson DJ. Interim Guidelines for Pregnant Women During a Zika Virus Outbreak – United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2016 Jan 22;65(2):30-3. doi: 10.15585/mmwr.mm6502e1 PMID 26796813
  37. «U.S. Launches 'Full-court Press' for a Zika Vaccine». TIME.com. Consultado el 23 de enero de 2016. 
  38. «Zika Virus in Central America—Watch—Level 1, Practice Usual Precautions—Travel Health Notices | Travelers' Health | CDC». wwwnc.cdc.gov. Consultado el 24 de diciembre de 2015. 
  39. «Geographic Distribution - Zika virus - CDC». www.cdc.gov. 18 de enero de 2016. 
  40. a b Hayes, E. B. (2009). «Zika Virus Outside Africa». Emerging Infectious Diseases 15 (9): 1347-50. doi:10.3201/eid1509.090442. PMC 2819875. PMID 19788800. 
  41. Fauci, Anthony S.; Morens, David M. (14 de enero de 2016). «Zika Virus in the Americas – Yet Another Arbovirus Threat». New England Journal of Medicine 374 (2): 160113142101009. doi:10.1056/NEJMp1600297. PMID 26761185. 
  42. «Qué es el virus zika, la enfermedad que se está propagando por América Latina». 27 de enero de 2016. Consultado el 28 de enero de 2016. 
  43. «1 de diciembre de 2015: Síndrome neurológico, anomalías congénitas e infección por zika. Implicaciones para la salud pública en las Américas – Alerta epidemiológica». http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_topics&view=article&id=427&Itemid=41484&lang=es. Consultado el 10 de diciembre de 2015. 
  44. a b c «¿El Mundial? ¿La visita del Papa? Las teorías sobre cómo el virus zika entró a América Latina». BBC Mundo. 26 de enero de 2016. Consultado el 28 de enero de 2016. 
  45. OMS, OMS. «ZIKA». ZIKA. 
  46. Lowes R (15 de enero de 2016). «CDC Issues Zika Travel Alert». CDC. Consultado el 16 de enero de 2016. 
  47. «CDC expands Zika travel advisory to include more countries». STAT. Consultado el 23 de enero de 2016. 
  48. Petersen, Emily E.; Staples, J. Erin; Meaney-Delman, Dana; Fischer, Marc; Ellington, Sascha R.; Callaghan, William M.; Jamieson, Denise J. «Interim Guidelines for Pregnant Women During a Zika Virus Outbreak — United States, 2016». MMWR Morb Mortal Wkly Rep 65 (2): 30-33. doi:10.15585/mmwr.mm6502e1. 
  49. «Zika virus: Advice for those planning to travel to outbreak areas». ITV News. 22 de enero de 2016. Consultado el 24 de enero de 2016. 
  50. Nina Burton (24 de enero de 2016). «Zika virus prompts travel warning for Kiwis». 3News, New Zealand. Consultado el 24 de enero de 2016. «The New Zealand Government has followed Britain's lead. Official advice recommends any women who are pregnant or plan to conceive in the near future to delay travel to countries affected with the Zika virus.» 
  51. a b «Zika: Olympics plans announced by Rio authorities». BBC. 24 de enero de 2016. Consultado el 24 de enero de 2016. «The Rio de Janeiro authorities have announced plans to prevent the spread of the Zika virus during the Olympic Games later this year. ... The US, Canada and EU health agencies have issued warnings saying pregnant women should avoid travelling to Brazil and other countries in the Americas which have registered cases of Zika.» 
  52. Jason Gale (4 de febrero de 2016). «The Best Weapon for Fighting Zika? More Mosquitoes». Bloomberg.com. 
  53. Kelland, Kate (18 de marzo de 2016). «WHO backs trials of genetically modified mosquitoes to fight Zika». The Globe and Mail. Consultado el 19 de marzo de 2016. 

Enlaces externos[editar]