Mauricio Redolés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Mauricio Redolés Bustos (Santiago, 6 de junio de 1953) es un poeta y músico chileno.

Biografía[editar]

Mauricio Redolés nació el 6 de junio de 1953 en el Barrio Yungay, en Santiago de Chile. En 1973, siendo estudiante de Derecho en la Universidad de Chile, sede Valparaíso, y militante de las Juventudes Comunistas, fue detenido por el Servicio de Inteligencia Naval y enviado a la bodega del buque Lebu. Así, comenzó su recorrido por distintas prisiones, campos de reclusión, interrogatorio y tortura, recorrido que incluyó una larga temporada en la antigua Cárcel Pública de Valparaíso, donde, como muchos de sus compañeros de presidio político, fue golpeado y torturado.

    Ante tales dificultades, los presos políticos que se encontraban en dicho recinto, generaban actividades al interior de este, para darse aliento los unos a los otros. Fue así como un primero de mayo de 1975 tuvo lugar en una de aquellas celdas, un acto organizado por los presos (con la excusa de celebrar el aniversario de un club de fútbol interno, subterfugio para conmemorar el primero de mayo, día internacional del trabajador). Allí Mauricio Redolés cantó, por primera vez, ante una audiencia.  “Los Momentos” de Eduardo Gatti; “Nuestro México, febrero 23”, el corrido mexicano que interpretaba Inti Illimani; y “Qué pena siente el alma”, el vals grabado por Violeta Parra, fueron las tres canciones que Mauricio tocó en aquella ocasión, un debut singular, pero que da cuenta de la profunda cultura de solidaridad que se dio en Chile en aquellos años, en el marco de la dictadura y la prisión política. Posterior a este acto y tras cumplir 21 meses prisionero, Mauricio Redolés fue expulsado del país, siendo exiliado a Gran Bretaña.
   En Birginham formó junto a otros compatriotas el grupo “Venceremos”, con el que interpretaban repertorio chileno y latinoamericano. En Londres estudió en la City University, donde obtuvo un bachillerato en Sociología. Paralelamente, siguió impulsando su carrera artística, publicando sus primeros trabajos en poesía con "Notas para una Introducción a un Estudio Materialista sobre los hermosos y horripilantes destellos de la (cabrona) tensa calma" (Budapest, Hungría, 1983) y "Chilean Speech", (Londres, Gran Bretaña, 1986). En música, integró los grupos “Pueblo” y “La Proyectora”, ensamble, este último, con el que comenzó a presentar canciones de su autoría. A mediados de los 80 grabó "Canciones & Poemas" (Londres, Gran Bretaña, 1985), registro que en palabras del periodista David Ponce integra “poemas dichos por un chileno medio afónico y canciones austeras, tocadas con dos guitarras acústicas y grabadas en Londres por un joven poeta comunista y exiliado. En este disco se oye el clásico “Nutrias en Abirl” desnudo tal como Redolés lo echó al mundo, el mismo blues que luego iba a tocar para un público nuevo, a su regreso a Chile a mediados de los '80”.
      Tal como lo indica David Ponce, Mauricio volvió al país en 1985, donde prácticamente inició desde cero su carrera poético - musical, esto debido a la débil relación que existía en ese momento entre el mundo chileno del exilio y el acontecer cultural local. Se instaló en la misma casa del barrio Yungay que había dejado atrás y armó una banda: Son Ellos Mismos. Con esta agrupación editó en forma independiente el casete “Bello Barrio”, material que lo convirtió en un poeta rockero de culto. “El brillante retrato de un vecindario utópico presente en este disco combinó versos sobre asuntos del todo diversos, desde los saludos en las micros a la explotación del cuerpo femenino adolescente en toples de mala muerte. Este último “Ciertos Especta - culos de Santiago” es uno de los escasos temas feministas de nuestra canción”, apuntó la periodista Marisol García.
   De este álbum destacaron también “El Blues de Santiago”, pieza que tributa a este noble género de raíz afroamericana y en cuyo texto el autor reivindica el derecho a cultivar este estilo en el cono sur, adaptado, desde luego, a la realidad local. También figura el célebre tema “Triste Funcionario Policial”, pieza basada en la experiencia de la tortura y una de las canciones más emblemáticas de su discografía, conocida por su famoso coro “¿Qué será de mi torturador?”. 
   Luego vino “Química” (de la lucha de clases)”, disco editado por el sello Alerce y álbum cuyo tema central le rindió homenaje a las luchas de los estudiantes secundarios de los años 80. A mediados de los años 90, en tanto, se publicó el clásico “¿Quién mató a Gaete?”, álbum seleccionado entre los 50 mejores discos chilenos por la revista Rolling Stone. Producido por Álvaro Henríquez y Hernán Rojas, este disco incluyó dos de los temas más emblemáticos de su carrera, el single “Eh Rica” y “¿Quién Mató a Gaete?”, tema que pese a su extensa duración (06:46), tuvo mucho éxito a nivel radial y masivo, llegando incluso a inspirar una obra teatral homónima.
    El coro de esta canción fue elaborado a partir del exonerado político Pedro Gaete, militante comunista que en ese entonces no estaba muerto, pero cuyo apellido (o las últimas sílabas de este) sirvieron para la construcción de la pieza, aunque “en el fondo, Gaete no era Gaete. Era una excusa para hablar de un país en transición, en medio de la impunidad y el desconcierto. Fue un himno de esa época y una canción de la que nunca pude despegarme", señaló el propio Mauricio Redolés.

Para la difusión de este disco, Redolés agrupó a su banda más representativa, Los Ex-Animales Domésticos, con quienes registró después “Bailables de Cueto Road”, disco conceptual que rindió tributo a la memoria de su querido Barrio Yungay y a la historia de la radiofonía chilena. De este disco sobresale el corrido “Choro Porteño”, adaptación de un texto escrito por Juan Urrutia, ex interno de la citada Cárcel de Valparaíso del cual Mauricio fue profesor, en el marco de los talleres dirigidos por Redolés en los años 90, en diversos recintos penitenciarios del país.

      “Que tan es cierto es aquello de lo local como garantía de universalidad, lo prueba este álbum, un trabajo que logra hacer de sus citas un asunto de tácita reflexión social, como antes ya lo había hecho Redolés en ciertas canciones de "Bello Barrio" (1987). Hay en toda la obra de este compositor un atractivo juego de "revelación" de lo cotidiano que descubre sin alardes conmovedores, sustratos en lo que nos rodea, y quizás sea "Bailables de Cueto Road" el disco más efectivo en ese intento”, escribió Marisol García.
    Junto a los Ex Animales Domesticos grabó también el disco “Redolés & Los Ex-Animales Domésticos en Shile” (donde destaca el tema Los Tangolpeando, conocido  como “La viejita que creía en el socialismo”) y el álbum “12 Thomas”.  El año 2006 formó la banda Ruido Bustos. Con esta formación y bajo etiqueta Oveja Negra, lanzó el disco-DVD “Cachai Reolé?”, registro que obtuvo el premio Altazor 2009 en la categoría Mejor Disco de Rock y que incluyó además material anexo. “Una serie de entrevistas hechas por el músico Tito Escárate dan espesor documental a Cachai Reolé? y termina por aclarar que entre Redolés, Ruido Bustos y la historia de este músico y poeta en las últimas tres décadas de música chilena hay mucho que cachar”, apuntó el periodista David Ponce.

En 2010 formó la banda Simellaman Boys, con quienes presentó un nuevo trabajo: “El hombre es un Saqueador”, pieza de visualización gratuita, cuyo texto abordó el saqueo que han hecho distintos estamentos sociales de los recursos públicos y naturales en Chile. En Junio del 2014, Mauricio Redolés estrenó su más reciente disco “One, Two, Tres, Cuatro”, grabado para el sello Algo Records con la participación de Carlos Corales y Denisse, miembros del legendario grupo de Rock Aguaturbia. Galardonado con el Premio Altazor 2014 al Mejor Álbum Rock, dos de las canciones que incluyó este disco ganaron también en otras dos categorías: “Recabarren's Blues” (dedica a Luis Emilio Recabarren) como la Mejor Canción Rock 2014, y “Suda Mery Cano”, como la Mejor Canción Tropical. En junio de 2015 Mauricio Redolés se presentó en la Ex Cárcel Pública de Valparaíso, hoy convertida en un recinto dedicado al desarrollo de la cultura y la preservación de la memoria. Allí, acompañado de colegas, familiares, seguidores y amigos, repasó los temas más importantes de su carrera y rememoró su primera actuación en vivo, aquella que tuviera lugar hace 40 años en el mismo lugar, pero en el contexto de la prisión política. Para el músico, el evento realizado este año 2015, en Valparaíso, fue una celebración. “¿Y qué celebramos? Haber hecho cultura en la cárcel. La literatura, la canción y el dibujo, eran elementos que nos liberaban. Estas actividades que hacíamos, además, reafirmaban la solidaridad y los lazos que había entre nosotros. Otra cosa importante que nos hizo sobrevivir como personas y revolucionarios, fue el humor, un humor que nos hacía reír y que nos sacaba del contexto en el que estábamos” remarcó el músico. Y ese humor (ácido y negro, a momentos) pero siempre ocurrente y vital, ha sido parte también de la obra y del trabajo de Mauricio Redolés.

   Por lo mismo, el 2015 el Instituto de Estudios Humorísticos de la Universidad Diego Portales le otorgó el Premio Nacional de Humor Jorge “Coke” Delano a Mauricio Redolés. El jurado compuesto por la comediante Natalia Valdebenito, el doctor en filosofía Miguel Orellana Benado y el dibujante Alberto Montt decidió premiar su trayectoria, considerada por el jurado como “una carrera a caballo entra la música popular y la poesía que cuenta con ironía salvaje y ternura recóndita de los cambios y transformaciones de la sociedad chilena”. Para Rafael Gumucio, Director del Instituto de Estudios Humorísticos UDP, este galardón consagra su arte, “sus canciones, coreadas por generaciones de jóvenes lo han convertido en un personaje fuera de norma, en que se mezcla el punk y la Unidad Popular, Londres y el Barrio Brasil. Hijo de la larga tradición poética chilena, ha sido quizás uno de los seguidores más fiel de mandato antipoético de Nicanor Parra, llevando la poesía al escenario y el disco, uniendo a su obra generaciones nuevas de poetas y músicos”.
  El total de la producción de Mauricio Redolés contempla nueve discos y cuatro libros de poesía que cimientan la sólida obra de este prolífico autor, un artista que, sin ser favorito de la prensa ni la televisión, ha logrado consolidar una extensa carrera con un público fiel y numeroso.  En su trabajo Mauricio ha rendido tributo a la cultura popular, a la sonoridad de las calles, al mismo Barrio Yungay en que habita desde hace años, y a todos quienes han luchado por un país más justo. Ha recogido y re-significado la experiencia de la prisión política y la tortura (de la cual él mismo es testimonio vivo) y ha entregado, además, importantes reflexiones sobre la experiencia del exilio, la transición y las contradicciones del Chile actual. Se trata de un autor lúcido, crítico y comprometido; un músico que mediante su canto ha hecho exorcismo, rescate y celebración de nuestra memoria política y cultural. Los actos conmemorativos, los paros y las poblaciones, han sido, durante 40 años, los escenarios de Mauricio Redolés, un artista cuyo nombre es, para el público chileno, sinónimo de música, poesía y humor pero también de compromiso y consecuencia. Se trata de una de las figuras más importantes y destacables que la música popular chilena del último siglo ha hecho aflorar.

Premios[editar]

Discografía[editar]

Álbumes de estudio

  • Canciones y poemas, cassette independiente, Londres, 1985 (remasterizado por Perrosky en estudios Algo Records, Santiago, 2006)
  • Bello barrio, cassette independiente, Santiago, 1987
  • Química (de la lucha de clases), cassette y cd, Alerce, Santiago, 1991
  • ¿Quién mató a Gaete?, cassette y cd, Sony Music, Santiago, 1996
  • Bailables de Cueto Road, cassette y cd, Beta Pictoris, Santiago, 1998
  • El hombre es un saqueador, cd, Algo Records, Santiago, 2009
  • One, two, tres, cuatro, cd, Algo Records, Santiago, 2013

Álbumes en vivo

  • Redolés en Shile (work in progress), cd, Beta Píctoris, Santiago, 2001
  • 12 Thomas, cd, Beta Pictoris, Santiago, 2004
  • Cachai Reolé?, cd-dvd, Oveja Negra, Santiago, 2008

Publicaciones[editar]

  • Poema homenaje a los caballos muertos en las cien mil batallas más importantes de la historia de los caballos, "pequeña edición fotocopiada de no más de 30 ejemplares".,[1] 1983
  • Treinta poemas guardados en la retina social y una de mí mismo , poesía, Publicación Independiente, 1984
  • Chilean Speech/Shilean Espich, poesía, edición bilingüe, traducción de Jhon Lyonns y Mairi Palmer; Artery Poets, 1986.
  • Tangos, poesía, con diez tangos dibujados especialmente para el libro por Nemesio Antúnez, Editorial Eléctrica Chilena, 1987.
  • Chileno feo, poesía, Publicación Independiente, 1992.
  • Chileno feo 2: La vida sigue, brother , poesía, Publicación Independiente, 1995.
  • Chileno feo 3: Webeo poético, poesía, Editorial SM Chile, 1996.
  • Guitarreo estándar, poesía, Editorial Beta Pictoris, Santiago, 2000.
  • Chileno Feo 4: Santiaguino, poesía, Under Books, 2002.
  • Los versos del subteniente o Teoría de la luz propia, poesía, LOM, 2011.

Referencias[editar]

  1. Mauricio Redolés. Los versos del Sub-Teniente o Teoría de la Luz Propia, El Ciudadano, Nº114, segunda quincena noviembre 2011; acceso 24.08.2012

Enlaces externos[editar]