Mary Celeste

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pintura del Amazon, más tarde renombrado Mary Celeste. Pintor y año desconocidos.

Mary Celeste (Incorrectamente escrito como Marie Celeste) es el nombre de un bergantín botado en Nueva Escocia en 1861. Es considerado un buque fantasma, ya que fue encontrado en pleno Océano Atlántico, navegando a toda vela y sin tripulación, rumbo a Gibraltar. El novelista inglés Arthur Conan Doyle escribió una historia de ficción, J. Habakuk Jephson's Statement, sobre el asunto, historia que levantó gran revuelo en su día, siendo juzgada como verídica por algunos periódicos.

Origen[editar]

El Mary Celeste fue un bergantín de 31 metros de eslora y 282 toneladas de peso. Fue construido en 1861 y bautizado con el nombre de Amazon en la Isla Spencer en Nueva Escocia, Canadá.

Algunos pensaban que el navío tenía mala suerte debido a algunas desventuras. Su primer capitán no alcanzó a dirigir el barco, ya que murió ahogado e igualmente el segundo durante el viaje inaugural. Sin embargo, después de su desafortunado comienzo, el bergantín tuvo varios años sin sobresaltos con sus dueños hasta que en 1867 quedó varado en tierra firme debido a una fuerte tormenta, en la bahía de Glace, Nueva Escocia. Fue rescatado y vendido a un estadounidense, quien realizó modificaciones importantes y lo rebautizó como Mary Celeste en 1869.

Hechos[editar]

El 5 de noviembre de 1872 el bergantín zarpó, con el capitán Benjamin Spooner Briggs al mando, desde el puerto de Nueva York. La tripulación consistía en siete hombres, además de la mujer y la hija de dos años del capitán. Transportaban 1.701 barriles de alcohol industrial hasta Génova, Italia.

Un mes después, el 5 de diciembre, hacia las tres de la tarde, la tripulación del Dei Gratia, un barco que navegaba desde Nueva York hasta Gibraltar, avistó el bergantín cerca de las Azores. El capitán de este barco, David Reed Morehouse, conocía a Briggs, por lo que, cuando estuvieron los dos barcos lo suficientemente cerca y leyó el nombre de la nave, Morehouse de inmediato se dio cuenta de que no había nadie en cubierta.

Oliver Deveau, primer oficial del buque "Dei Gratia", según un informe del asunto elaborado por el almirantazgo ingles, [1] declararía posteriormente que, por órdenes del Capitán Morehouse él y 4 marinos más fueron a inspeccionar el buque que navegaba aproximadamente a 2 nudos, y que luego de una rápida inspección comprobó que no había personas en el barco, que el único bote había desaparecido y que, por la forma de estar cortado el aparejo de éste le dio la impresión de haber sido cortado en rápida huida. Además, él y sus cuatro compañeros comprobaron que el antepecho lateral, correspondiente al lugar donde debió arriarse el bote, continuaba abierto; lo cual supuso para él otro indicio de una posible huida precipitada.

Sobre cubierta fue hallada tirada la barra de sondeo, y se usó para comprobar que el agua que había en la sentina tenia 1 metro de profundidad, algo normal en un buque como ese, no siendo motivo de abandono. Luego de la inspección en cubierta, se revisó en detalle el interior, hallándose restos de comida, colocados con orden en la mesa, al igual que objetos pequeños en mesas y estantes. lo que descartaría que el buque hubiese sido afectado por un temporal. Un sable fue encontrado cerca de una de las escotillas y su hoja estaba manchada por algo que parecía sangre, aunque después se supo que era óxido. Las ropas que estaban en el camarote del capitán, estaban ordenadas en sus baúles. No hubo evidencias de robo, ya que el dinero y equipaje de la tripulación estaban en sus lugares respectivos.

El diario de navegación fue hallado en la camareta del capitán que no era el lugar habitual. La última anotación era del 24 de diciembre de 1872 y en ella no se detalló acontecimiento alguno que pudiera explicar la desaparición de la tripulación. No se hallaron la documentación del barco, un sextante y algunas provisiones. De los 1701 de barriles de alcohol, 9 estaban vacíos y deteriorados.

La tripulación del Dei Gratia decidió llevar el bergantín hasta Gibraltar, para examinarlo mejor. Las dos naves arribaron el 13 de diciembre de 1872. [2] El buque quedó en custodia de la corte del Vice-Almirantazgo Británico y cinco días más tarde, se iniciaron las audiencias relacionadas con su desaparición, presididas por el juez Sir James Cochrane y con Frederick Solly Flood como fiscal general. [3] Al capitán Morehouse se le hicieron varios interrogatorios, sospechándose que se habría confabulado con Briggs para simular la desaparición del buque y cobrar el monto del seguro. Sin embargo, Morehouse quedó fuera de las sospechas y fue recompensado con 8.000 libras esterlinas de la época por el rescate. [1]

Historia posterior y naufragio[editar]

La nave recuperada fue utilizada durante doce años por distintos propietarios.

  • En enero de 1885 fue cargado en exceso con chatarra, incluyendo botas y comida para gatos, por su capitán, quién intentó hundirlo para reclamar la póliza del seguro. El plan no funcionó y una investigación por parte de la aseguradora reveló el fraude.
  • Luego de este suceso la carrera del Mary Celeste fue muy ajetreada. Fue vendido muchas veces y siempre por un precio inferior al del mercado, ya que era difícil encontrar tripulación para un barco embrujado. Su último viaje fue de Boston a Haití en 1884, encallando el 3 de Enero de 1885en la escollera de Roshel, en aguas de la costa de Haití. En la investigación posterior se demostró que el capitán Parker, el cónsul americano en Haití y los expedicionarios, estaban de acuerdo para estafar a la compañía aseguradora. Parker había llevado al "Mary Celeste" a los escollos deliberadamente; no obstante fue absuelto gracias a una formalidad burocrática, y murió antes de que se instituyese un nuevo proceso.
  • El 9 de agosto de 2001, una expedición encabezada por Clive Cussler (Representante de la Agencia Nacional Marina y Submarina) (NUMA en inglés) y el productor canadiense John Davis anunciaron que habían hallado los restos del navío en la isla de la Gonâve, Haití. El arqueólogo James P. Delgado identificó los restos como los del Mary Celeste.

Teorías[editar]

En la actualidad aún se sigue buscando una explicación para lo ocurrido. La teoría que los jueces declararon oficial, supone que, debido quizá a una fuga de gases del alcohol que se transportaba, el capitán pensó que una explosión o envenenamiento general iban a tener lugar, dando la orden de desalojar el barco inmediatamente.

Hay alguna otra, como la que sugiere que la tripulación se emborrachó con parte de la mercancía a bordo y que, enfurecidos, mataron al capitán Briggs, a su mujer y a su pequeña hija, para después huir en el bote salvavidas. Sin embargo esto resulta difícil de creer, ya que el consumo de alcohol del tipo industrial que portaban es mortal y tampoco se encontraron rastros de un posible motín, aparte de unas manchas rojas en cubierta, que más tarde se comprobaría que no era más que óxido (otras versiones afirman que sí podía tratarse de sangre, pero posiblemente procedente del pescado que se usaba para cocinar.). Además el capitán era un experimentado marino, respetado como hombre recto, capaz y abstemio, que había reunido su tripulación entre marineros de similares condiciones.

Otras explicaciones son quiméricas, como la que sostiene que los tripulantes y el capitán hicieron una borrachera masiva, empezaron a alucinar por la falta de agua y se lanzaron al mar con un solo bote salvavidas al creer ver sirenas, que toda la tripulación pereció por la acción de alguna monstruosa criatura marina, quizá un calamar gigante (o kraken) o la que cuenta que una banda de piratas capturó pacíficamente a todos los tripulantes. Lo único sabido es que el capitán Briggs, hombre serio y religioso, su mujer, su hija Sofía de dos años y los siete marinos restantes, desaparecieron sin dejar rastro en la inmensidad del océano.

Otra teoría, [4] relaciona la desaparición de la tripulación del Mary Celeste con la aparición de varias personas muertas, en el interior de dos balsas, cerca de las costas asturianas seis meses después de los sucesos acaecidos al Mary Celeste, noticia que se publicó en el periódico El Imparcial en mayo de 1873. Esta teoría es defendida por el periodista Francisco García Novell. [4]

Cronología[editar]

  • 1861 - El Amazon es construido en Nueva Escocia, Canadá.
  • 1867 - Queda varado en tierra debido a una tormenta en la bahía Glace, Nueva Escocia.
  • 1869 - Rescatado y reparado, es vendido a un estadounidense. Es rebautizado como Mary Celeste.
  • 1872 - Zarpa de la Ciudad de Nueva York a Génova, Italia el 7 de noviembre.
  • 1872 - Última anotación en la bitácora del capitán, el día 24 de Noviembre.
  • 1872 - Última anotación en la pizarra, el día 25 de Noviembre.
  • 1872 - El navío fue encontrado abandonado el 4 de diciembre.
  • 1885 - Se hundió en unos arrecifes el 3 de enero.
  • 2001 - Restos del naufragio son re-descubiertos en las costas de Haití. (En disputa)

Manifiesto[editar]

Capitán Benjamin Briggs.

La tripulación y los pasajeros se enumeran en el registro del Mary Celeste así:

Tripulación


Benjamin S. Briggs - Capitán (Estadounidense - 37 Años)

Albert C. Richardson - Primer Oficial (Estadounidense - 28 años)

Andrew Gilling - Segundo Oficial (Danés - 25 años)

Edward W. Head - Camarero y Cocinero (Estadounidense - 23 años)

Volkert Lorenson - Marinero (Alemán - 29 años)

Arian Martens - Marinero (Alemán - 35 años)

Boy Lorenson - Marinero (Alemán - 23 años)

Gottlieb Gondeschall - Marinero (Alemán - 23 años)

Pasajeros


Sarah Elizabeth Briggs - Esposa del capitán - 30 años

Sophia Matilda Briggs - Hija del capitán - 2 años

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Ossó, Marcelo (4 de junio de 1999). «El misterio del Mary Celeste». Ciber - N@utica. Consultado el 15 de agosto de 2015. 
  2. Corrado, John (16 de octubre de 2001). «What really happened to the Mary Celeste?» (en inglés). Consultado el 16 de agosto de 2015. 
  3. «The Cursed Brigantine: The Mary Celeste» (en inglés). 22 de diciembre de 2011. Consultado el 16 de agosto de 2015. 
  4. a b Fernández, Saúl (29 de julio de 2013). «La clave asturiana del «Mary Celeste» El «Dei Gratia» remolcó el navío americano a Gibraltar». Grupo Editorial Prensa Ibérica. Consultado el 16 de agosto de 2015. 

Coordenadas: 38°20′N 17°15′O / 38.333, -17.250