María Ana de Austria (1718-1744)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María Ana de Austria
Archiduquesa de Austria
Maria Anna of Austria.jpg
María Ana de Austria.
Información personal
Nombre secular Maria Ana Eleanor Wilhelmina Josefa de Austria
Nacimiento 18 de septiembre de 1718
Viena, Austria
Fallecimiento 16 de diciembre de 1744
(26 años)
Bruselas
Entierro Cripta Imperial de Viena (Kaisergruft)
Familia
Casa real Casa de Habsburgo
Padre Carlos VI
Madre Isabel Cristina de Brunswick-Wolfenbüttel
Consorte Carlos Alejandro de Lorena
Descendencia Niño muerto (1744)
[editar datos en Wikidata]

María Ana de Austria (Viena, 18 de septiembre de 1718–Bruselas, 16 de diciembre de 1744) fue la tercera hija del matrimonio formado por Carlos VI e Isabel Cristina de Brunswick-Wolfenbüttel.

Primeros años[editar]

Archiduquesa María Ana, por Andreas Möller, 1727

María Ana nació en el Palacio Imperial de Hofburg en Viena. Ella y su hermana María Teresa fueron los únicos hijos de Carlos VI del Sacro Imperio Romano Germánico y de Isabel Cristina de Brunswick-Wolfenbüttel que llegaron a la edad adulta. Su nacimiento no fue en absoluto bien acogido por su padre, y pasarían meses hasta que él se dispusiera a tratarla con gentileza. Se supo que el emperador había atemperado su actitud hacia la niña en el instante en el que se lo oyó referirse a la archiduquesa empleando el apodo de "Mariandl".

Fue muy unida a su hermana María Teresa, y las dos compartían desde juegos infantiles hasta las horas de estudio. No se separaban nunca.

María Ana creció junto a sus hermanas en la corte imperial. Confiado de poder tener más hijos varones después de la muerte de su primogénito Leopoldo, Carlos no tuvo en cuenta a sus hijas como posibles emperatrices.

Durante su juventud conoció a su futuro cuñado, Francisco de Lorena y a su hermano menor y futuro esposo Carlos Alejandro de Lorena.

Matrimonio[editar]

En 1725, las negociaciones con la reina de España, Isabel de Farnesio tenían como objetivo una posible unión con María Ana y su hijo Felipe, duque de Parma, que en ese momento contaba con cinco años de edad. Este matrimonio iba a suavizar las relaciones con España. El 30 de abril de 1725 se firmó una alianza entre España y Austria y por lo tanto garantizaba la Pragmática Sanción de los Habsburgo, que fue declarada por primera vez en 1713. Sobre la base de los términos del tratado, el Imperio austríaco renunció a todas las demandas del trono español.

Se enamoró del príncipe Carlos Alejandro de Lorena, el hermano menor de su cuñado Francisco de Lorena. Hubo mucha resistencia contra el matrimonio, ya que su padre quería un esposo de rango más acorde con la hija del emperador. Solo después de la muerte de su padre en 1744, María Teresa dio su aprobación para la boda.

La pareja sólo tenía dos meses como esposos en los Países Bajos, cuando Carlos tuvo que irse para participar en la guerra contra Prusia. María Ana, embarazada de su primer hijo, se quedó en Bruselas.

Muerte[editar]

En octubre de 1744, en el Palacio de Carlos de Lorena, María Ana dio a luz a un niño muerto. Nunca se recuperó y murió el 16 de diciembre de 1744, debido a las secuelas del difícil alumbramiento. Ambos fueron enterrados en la Cripta Imperial de Viena. Carlos nunca se volvió a casar.

Carlos seguiría siendo el gobernador hasta su muerte en 1780.

Ancestros[editar]

Enlaces externos[editar]