Magda Portal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Magda Portal
Magda Portal.jpg
Nacimiento 27 de mayo de 1900
Lima Flag of Peru.svg Perú
Fallecimiento 11 de julio de 1989
Lima Flag of Peru.svg Perú
Nacionalidad peruana
Alma máter Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Ocupación Poeta, escritora, activista social
Años activa Siglo XX
Lengua de producción literaria Castellano
Género Poesía, cuento, novela, ensayo
Movimientos Vanguardismo
[editar datos en Wikidata]

María Magdalena Julia Portal Moreno (Barranco, Lima, 27 de mayo de 1900 – Íd., 11 de julio de 1989), más conocida como Magda Portal, fue una poeta, narradora y activista política de filiación aprista. José Carlos Mariátegui la elogió, calificándola como la "primera poetisa" del Perú.[1]

Biografía[editar]

Fue hija de Pedro Pablo Portal Ortega y de Rosa Moreno del Risco.

Fue premiada en los Juegos Florales de la Universidad Mayor de San Marcos por su poemario titulado Ánima absorta (1923); pero se negó a recibir el premio, cuando se enteró que se lo entregaría el presidente Augusto B. Leguía, ya convertido en dictador y en trance de perpetuarse en el poder. Fue así como empezó a ser conocida, como luchadora social impetuosa.

Era bella y casi angelical; sus amigos, los jóvenes políticos de entonces, la cortejaban y le llamaban “La Muñeca”. Se casó con Federico Bolaños, poeta y publicista huancaíno, pero se divorcio y se convirtió en pareja del hermano de éste, Reynaldo Bolaños, también poeta, más conocido por su seudónimo de Serafín Delmar. Junto con ellos publicó la primera revista literaria vanguardista del Perú, Flechas (1924).

Acompañó a Serafín Delmar en su viaje a Bolivia en 1925. De vuelta al Perú, se relacionó con el grupo que lideraba José Carlos Mariátegui, colaborando con la revista Amauta. También promovió las Universidades Populares “González Prada”. En coautoría con Serafín Delmar publicó un libro de cuentos titulado El derecho de matar (1926).

Célula de desterrados apristas en México, 1929. De izquierda a derecha: Pavletich, Carlos Manuel Cox, Magda Portal, Serafín Delmar, Haya de la Torre, Enríquez y Vásquez Díaz.

Junto con Serafín fue implicada en un supuesto "complot comunista", siendo desterrados amnbos por el gobierno de Leguía (1927). Pasó a Cuba y luego a México. Se afilió al APRA (1928) fundado por su amigo Haya de la Torre, y efectuó una gira por las Antillas y Colombia, para dar a conocer los iniciales planteamientos apristas, cuyo eje era entonces el antiimperialismo. Serafín Delmar y Magda Portal se hicieron conocidos por ser una pareja de poetas, de prédica revolucionaria y obrerista.

Pasó a Chile y regresó al Perú tras la caída del presidente Leguía (1930). Se entregó de lleno a las tareas partidarias en el seno del Partido Aprista Peruano, cuyo comité ejecutivo nacional integró como secretaria de asuntos femeninos. Logró esquivar la persecución del gobierno sanchecerrista, lo que no ocurrió con Serafín Delmar, que fue capturado, permaneciendo 20 años en prisión.

Durante el gobierno de Benavides fue detenida en Chiclayo (26 de noviembre de 1934). Permaneció 500 días en la cárcel de mujeres de Lima. Al ser liberada, marchó hacia Bolivia. De allí pasó a Chile, donde se estableció. Su única hija, llamada Gloria (fruto de su relación con Serafín Delmar), se suicidó de un balazo en 1946.

En 1945 retornó al Perú. Se alejó gradualmente de la militancia aprista, debido a discrepancias ideológicas, cuyo punto máximo se vislumbró a raíz de la intentona revolucionaria aprista del 3 de octubre de 1948, en el Callao. Acusó entonces a los dirigentes apristas de traidores y cobardes por no apoyar la insurrección del pueblo.

Alejada de la política, se consagró su vocación literaria y ejerció durante 12 años la representación del Fondo de Cultura Económica, de México. Fue también una de las abanderadas del movimiento feminista.

Tuvo el cargo de Presidenta de la Asociación Nacional de Escritores y Artistas (1980-1986). Murió en su natal Barranco, y de acuerdo a su voluntad, sus restos fueron incinerados y espolvoreados en el mar barranquino.

Obras[editar]

Poesía[editar]

  • Ánima absorta (1924)
  • Vidrios de amor (1925)
  • El desfile de las miradas (1926)
  • Una esperanza y el mar (Lima, 1927)
  • Costa sur (1945)
  • Destino del hombre (1948)
  • Constancia del Ser (1965).
  • Obra Poética (Fondo de Cultura Económica)

Narrativa[editar]

  • El derecho de matar (Lima, 1926), cuentos en colaboración con Serafín Delmar.
  • La trampa (1957), novela, testimonio de su militancia en el aprismo.

Ensayo[editar]

  • El nuevo poema y su orientación hacia una estética económica (1928)
  • América Latina frente al Imperialismo (1929, 1931 y 1950)
  • Frente al momento actual (1931)
  • Defensa de la revolución mexicana (1931)
  • Hacia la mujer nueva (1933)
  • Flora Tristán, la precursora (1944; corregida y aumentada en 1983)
  • El partido aprista frente al momento actual. Quiénes traicionan al pueblo (1950)

Un ejemplo de su poesía[editar]

[VEN, BÉSAME]

Ven, bésame!...qué importa
que algo oscuro
me esté royendo el alma
con sus dientes?

Yo soy tuya y tú eres mío... bésame!...
No lloro hoy... Me ahoga la alegría,
una extraña alegría
que yo no sé de dónde viene.

Tú eres mío... ¿Tú eres mío?...
Una puerta de hielo
hay entre tú y yo:
tu pensamiento!

Eso que te golpea en el cerebro
y cuyo martillar
me escapa ...

Ven bésame... ¿Qué importa?...
Te llamó el corazón toda la noche,
y ahora que estás tú, tu carne y tu alma
qué he de fijarme en lo que has hecho ayer?... ¡Qué importa!

Ven, bésame... tus labios,
tus ojos y tus manos...

Luego... nada.

Y tu alma? Y tu alma!

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]