Hermanos Lumière

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Lumière»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Auguste y Louis Lumière
Fratelli Lumiere.jpg
Auguste (izquierda) y Louis Lumière
Información personal
Nombre de nacimiento Auguste Marie Louis Nicolas Lumière
Louis Jean Lumière
Nacimiento Auguste: Besanzón, 19 de octubre de 1862
Louis: Besanzón, 5 de octubre de 1864
Fallecimiento Auguste: Lyon (Francia), 10 de abril de 1954 (91 años)
Louis: Bandol (Francia), 6 de junio de 1948 (83 años)
Nacionalidad francesa
Educación
Educado en La Martiniere Lyon
Información profesional
Ocupación Inventores y directores de cine
Distinciones Medalla Elliott Cresson

Auguste Marie Louis Nicolas Lumière (Besançon, 19 de octubre de 1862-Lyon, 10 de abril de 1954) y Louis Jean Lumière (Besançon, 5 de octubre de 1864-Bandol, 6 de junio de 1948) fueron dos hermanos franceses, inventores del cinematógrafo.

Biografía[editar]

Hijos de Antoine Lumière y de Jeanne Joséphine Costille, Auguste y Louis nacieron en Besançon (Francia), pero crecieron en Lyon. Ambos trabajaron en el taller fotográfico de su padre, Louis como físico y Auguste como administrador. Louis hizo algunas mejoras en el proceso de fotografías estáticas.

A partir de 1892, empezaron a trabajar en la posibilidad de fotografiar imágenes en movimiento. Patentaron un número significativo de progresos notables.

De regreso de un viaje a París, Antoine Lumière trajo un kinetoscopio. Los dos hermanos lo examinaron atentamente y pronto concibieron un proyecto que harían realidad partiendo de los inventos ya existentes. Crearon un aparato que servía como cámara y como proyector: el cinematógrafo, que se basaba en el efecto de la persistencia retiniana de las imágenes en el ojo humano. Al comienzo, ellos mismos cargaban las piezas de la cámara filmadora en un cajón para transportarlo de un lugar a otro.

El cinematógrafo[editar]

El cinematógrafo fue patentado el 13 de febrero de 1895. Ese mismo año, los Lumière rodaron su primera película, La sortie des ouvriers des usines Lumière à Lyon Monplaisir (Salida de los obreros de la fábrica Lumière en Lyon Monplaisir). Fue presentada el 22 de marzo de 1895, tres días después del rodaje, en una sesión de la Société d'Encouragement à l'Industrie Nacional en París.

El primer cartel de cine de la historia, el de la película El regador regado de los hermanos Lumière (1895)

Tras diversas presentaciones en sociedades científicas, en la Universidad de la Sorbona, en Bruselas y en otros lugares, los Lumière decidieron hacer una exhibición comercial de las películas que habían rodado. Finalmente, lo celebraron en el Salon indien du Grand Café, un sótano en el número 14 del Boulevard des Capucines, el 28 de diciembre de 1895. De esta manera, esta se convirtió en la primera proyección pública del cinematógrafo con pago de entradas. Se proyectaron, además de Salida de la fábrica Lumière, otras películas como Llegada de un tren a la estación de la Ciotat y El regador regado, en la que aparece el jardinero Jean-François Clerc. Así, con este catálogo, el cine comenzó su historia a modo de documental, como testigo objetivo de la vida cotidiana.

Para lograr esta sensación de testigo de la vida cotidiana, los hermanos Lumière acercaban la cámara, empleando un plano medio, de manera que esta se situase a la misma distancia que podría estar un espectador de una obra de teatro, reproduciendo exactamente esa embocadura teatral. Además, poco a poco las películas van adquiriendo mayor dinamismo, porque las personas estaban preparadas para aparecer desde detrás de la cámara.

Cámara cinematográfica de los hermanos Lumière, expuesta en el Instituto Lumière de Lyon

Aunque los hermanos dijeron «el cine es una invención sin ningún futuro», aprovecharon todo lo que el nuevo invento les ofreció para montar un negocio rentable. Los Lumière enviaban un cinematógrafo y un operador donde fuera requerido, por ejemplo, a la coronación de Nicolás II de Rusia.[1]

Su posición económica y el interés que mostraban hacia la ciencia les hizo menospreciar las posibilidades comerciales de su invento, por lo que finalmente abandonaron la producción cinematográfica.

El cine[editar]

Antonie Lumiére era el padre de Louis Auguste. Este, en 1894, asistió a la Exposición de París dónde se podía observar el quinetoscopio patentado por Thomas Alva Edison. Después de observar el funcionamiento de este invento, Antoine Lumiére propuso a sus hijos la posibilidad de crear un aparato que pudiera reciclar el invento del norteamericano Edison y hacerlo útil para proyectos públicos. Ese mismo invierno de 84, los dos hermanos empezaron a trabajar e investigar sobre ese invento con el objetivo de superar y terminar con las limitaciones y problemas del quinetoscopio de Edison, ya que presentaba una serie de problemas principales: por un lado, el problema de su peso y sus medidas, además de su coste. Por otro lado, sus limitaciones se hacían evidentes ya que la única opción de ver una película era individualmente. Es decir, solo un espectador podía hacer uso del invento a la vez.

Aunque los hermanos empezaran a trabajar conjuntamente, estos decidieron hacerse cargo de partes diferentes en la creación del invento: August Lumiére prefirió encargarse de la parte óptica, y trabajaba estrechamente con el óptico Alfred Molteni; mientras que Louis Lumiére se centraba en encontrar el sistema por el cual pudiese sincronizar el paso de la película por delante del objetivo del proyector, con la ayuda del técnico Charles Moisson.

Finalmente, el cinematógrafo fue patentado el 13 de febrero de 1895.

A lo largo de todos estos años y parte de los siguientes, Louis Lumière, que era de los dos hermanos el que tenia más aptitudes artísticas para la composición fotográfica, fue en encargado directo de supervisar todas las películas, mientras que su hermano era el modelo para muchas de estas. Después de hacer diferentes presentaciones en sociedades científicas y fotográficas, hicieron su primera presentación pública, proyectando los filmes Lumiére en el Salón Indi del Grand Café de la calle de los Capuchinos de París, en el 28 de diciembre de 1895.

Fotografía en color[editar]

En 1903, patentaron un proceso para realizar fotografías en color, el Autochrome Lumière, lanzado al mercado en 1907.

Posteriormente, Louis Lumière continuó con sus experiencias inventando el photorama y la fotografía en relieve. Fue nombrado doctor honoris causa en la Universidad de Berna.

Por su parte, Auguste Lumière continuó con sus estudios de bioquímica y fisiología.

Su cámara se encuentra en el Musée du Cinéma Henri Langlois de París, con la de Georges Méliès.

Filmografía[editar]

  • La Mer (1895).
  • La salida de la fábrica (1895). Es la primera película que se proyecta. Se trata de una secuencia narrativa de una sola toma: al principio se abren las puertas de la fábrica, después los obreros salen, y por último se cierran las puertas.
  • Las calaveras (1895) inicia las películas de cine de horror.
  • El regador regado (1895), se puede considerar cine de comedia. Existen dos versiones de esta película. La primera de ellas se considera la primera película con argumento. En la segunda se empieza a jugar con la profundidad de campo, y por eso se considera la versión más cinematográfica de las dos. En ambas se utiliza el humor y técnicamente se emplea un encuadre centrado en el centro de la imagen.
  • La llegada del tren (1895). En esta película se empleó la técnica del travelling inverso, que permite apreciar la profundidad de campo. Una curiosidad de la primera proyección de esta película es que el público se asustó porque pensó que el tren iba a estrellarse contra ellos.
  • La llegada de los congresistas (Le débarquement des congresistes). Esta película de 1895, en la que se muestra a congresistas bajando de un barco y proyectada 24 horas después de su filmación, es considerada el inicio del noticiero moderno.
  • Partida de cartas (Partie de cartes) (1895). En esta película empiezan las asignaciones de papeles. Aparece el padre de los hermanos Lumière con un familiar y un mayordomo.
  • La comida del bebé (Le repàs du bebe) (1895). En el caso de esta película la cámara estaba situada más cerca de los personajes, con un plano más cerrado.
  • La demolición de un muro (1896), película en la que se utilizaron los primeros trucajes de la historia del cine. Esto se dio porque el proyeccionista accionaba al revés la manivela del cinematógrafo, de manera que el muro demolido volvía a su lugar. En esta película podemos observar al propio Auguste Lumière representando al capataz que dirige la operación de derribo del muro.
  • Vida y Pasión de Jesucristo (1898), una de las primeras aproximaciones cinematográficas a la vida de Jesús de Nazaret.

Los hermanos Lumière contribuyeron al desarrollo del montaje y la edición al juntar cuatro películas de su autoría (Sortie de la pompe, Mise en batterie, Attaque du feu y Le sauvetage). Sin embargo, el primer montaje como tal es La coronación del zar Nicolás II, dirigido por Perrigot en 1896.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Barnouw (1993), p. 11

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]