Luis Pérez Mínguez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Luis Pérez Mínguez (Madrid, 1950-Madrid, 15 de octubre de 2014)[1][2]​ fue un fotógrafo español.

Luis Pérez Mínguez
Información personal
Nacimiento 1950
Madrid
Fallecimiento 15 de octubre de 2014 Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Fotógrafo

Biografía[editar]

A los quince años sufrió un accidente al saltar al mar y desde entonces padece una paralización parcial del cuerpo o hemiparesia. Marchó a París para tratar de recuperarse y allí comenzó a iniciarse en la técnica fotográfica.

La medida en que este incidente marcó al fotógrafo resulta claramente innegable. Su obra no es otra cosa que la muestra de un eterno camino hacia el descubrimiento de la naturaleza y el hombre. El cuerpo humano y la figura, su relación con la naturaleza, la integridad del hombre para con su oficio,... y sobre todo las fronteras donde todo ello comienza a desvanecerse, constituyen los verdaderos referentes de su obra creativa.

Luis Pérez Mínguez ha denostado en multitud de ocasiones la técnica fotográfica para reivindicar el valor creativo del medio. Sus obras son ejemplos constantes de alteraciones de las reglas básicas de la composición y el encuadre, pero también de cómo esta alteración puede ser elevada a un grado de intensidad magistral aprovechando la tensión visual que se produce en su contemplación. Alejado del valor etnográfico o social de la fotografía documental, que durante años dominó el panorama fotográfico mundial, Pérez Mínguez utiliza la cámara para captar un instante, a veces “provocado” y otras muchas puramente accidental, tras el que se encuentra una sólida propuesta vital de la que proviene su fuerza.

Obra[editar]

El fotógrafo alcanzó el reconocimiento público a finales de la década de 1970 y la década de 1980, constituyendo uno de los artistas básicos de la movida madrileña. Participó activamente en numerosas actividades e intervenciones artísticas en las galerías Buades, Multitud y Vijande de Madrid. Su serie “El Caballero de la mano en el pecho” pudo verse en ARCO (1983) gracias a la Galería Estampa. Desde España realizaría un salto al panorama internacional con exposiciones en París, Copenhague, Bruselas, Varsovia, Siria y Estados Unidos.

De forma paralela, llegó el reconocimiento institucional con la incorporación de su obra a la colección fotográfica del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y la exposición “Cuatro direcciones. Fotografía contemporánea española, 1970-1990” (1992).

La actitud de este autor en búsqueda constante de los límites éticos y estéticos de la fotografía desembocó, a mediados de la década de 1980, en el inicio de su experimentación con la mezcla de pintura y fotografía. Estas inquietudes han tenido su continuación a lo largo de los años hasta llevarle a las puertas de un momento histórico donde la incorporación a lo digital de la fotografía parece ser el único camino que espera a los artistas.

Los referentes irónicos en su acercamiento hacia el hombre, muy presentes en series como Estranguladitos por amor o Alteza. El Rey Despaldas en el nacimiento del Vístula, denotan nuevamente esa intención de construir una nueva visión de cada uno de los personajes retratados, prolongando en su obra la experiencia vital del autor. Ambas propuestas pudieron ser contempladas en la Sala de Ciutadella, Centro Sa Nostra, Palma de Mallorca (2000).

Su última obra fue expuesta en Madrid, durante el mes de febrero del 2005, gracias al homenaje realizado a la movida madrileña por la XIV Feria de Liberación de Espacios Comerciales hacia el Arte (Flecha 2005). Ha expuesto recientemente también su última serie fotográfica Alzehimer provisional en la sala Joan Guaita de Palma de Mallorca [2005] y en el Círculo de Bellas Artes con motivo de la Bienal de Arte de la Fundación ONCE [2006]

Referencias[editar]