La puerta del Infierno (escultura)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La puerta del Infierno
La puerta del Infierno .jpg
La puerta del Infierno, original múltiple en el Museo Soumaya, Ciudad de México.
Autor Auguste Rodin
Creación 1880-1917
Material Bronce
Técnica Vaciado en bronce
Dimensiones 6.35 metros de alto, 4 m. de ancho y 1 m. de profundidad.
[editar datos en Wikidata]

La puerta del Infierno (en francés La Porte de l'Enfer) es un grupo escultórico monumental creado por el artista francés Auguste Rodin entre 1880 y 1917. La obra denota inspiración de la Comedia de Dante Alighieri, Las flores del mal de Charles Baudelaire y otras referencias literarias y mitológicas.

Aunque Rodin no logró ver la fundición de la obra, póstumamente se han realizado ocho bronces a partir del modelo original en yeso. Estas versiones están repartidas en museos de Estados Unidos, Corea, Japón, Suiza y México.

Génesis de la obra[editar]

La obra fue encargada a Rodin el 16 de agosto de 1880 en nombre del estado francés por parte del Subsecretario de Instrucción Pública y Bellas Artes, Edmond Turquet. Según los términos de la comisión la puerta debía estar «adornada con bajorrelieves que representaran a la Divina Comedia de Dante»[1] . Ésta se tenía que colocar como entrada del futuro Museo de Artes Decorativas de París siguiendo el modelo del Museo de Victoria y Alberto en Londres. Aunque el proyecto nunca se llevó a cabo, Rodin invirtió en éste toda su energía hasta el final de su vida en 1917. En la época del encargo Rodin era un artista poco conocido que acababa de regresar en 1877 de una estancia en Bélgica. Lo que probablemente atrajo la atención hacia él fue la controvertida obra La edad de bronce.

A partir de 1880 empezó la incansable búsqueda del artista tanto en papel cuanto en modelado. Fue así que algunos meses después pudo anunciarle a Turquet: «He hecho muchos dibujos y maquetas en barro que creo poder someter a su apreciación.». A esta etapa corresponden varios bocetos, hoy resguardados en el Museo Rodin de París, que dan cuenta de sus primeros estudios e inspiraciones. Según estos dibujos preparatorios dos «figuras colosales» tenían que flaquear el portal: Adán y Eva.

A nivel arquitectónico, es clara la referencia a la Puerta del Paraíso de Lorenzo Ghiberti. Así como el monumento del artista del renacimiento, la de Rodin estaba en un primer momento estructurada en cajones. Es imposible fechar con exactitud cada proyecto esculpido o dibujado de la obra, aunque puede considerarse que las primeras dos maquetas fueron creadas en el verano de 1880 y la tercera tal vez en 1881.[2] El 11 de diciembre de 1881, Rodin anunció que planeaba la fundición de la puerta en 5 partes: dos pilastras, un entablamento y dos hojas, pero fue hasta 1883 que comenzó el primer montaje general de La Puerta y sacó pruebas en yeso de las obras que tenía listas en barro. [3]

Inspiraciones[editar]

Las fuentes literarias que inspiraron La puerta son principalmente dos: la Divina Comedia de Dante Alighieri y Las flores del mal del poeta maldito Charles Baudelaire.

La influencia dantesca emerge en los tres personajes principales: ''El pensador'' es una clara referencia al mismo Dante y figura al centro del tímpano. Desnudo y completamente absorto en su pensamiento, encarna la libertad de pensamiento. Paolo y Francesca, cuya desventura está narrada en el canto quinto de la obra dantesca, se encuentran abajo en la hoja izquierda. Rodin decidió representarlos en el torbellino de los vientos así como el padre de la lengua italiana los describió en su obra magistral. Ugolino y sus hijos, en su posición horizontal, da cuenta de la bestialidad que sorprendió al conde Ugolino cuando, desesperado por el hambre, asaltó a sus hijos. Este sujeto, como los mencionados precedentemente, fue representado de manera recurrente sobre todo durante el romanticismo. En la obra de Rodin en particular destaca la influencia de su maestro Jean Baptiste Carpeaux, quien también plasmó el célebre personaje en una escultura homónima.

La influencia Baudelairiana emerge sobre todo en la sinuosidad de las poses. El portal está poblado en su mayoría por mujeres cuya desesperación se expresa en formas seductoras. Cabe mencionar que el escultor ilustró entre 1887 y 1888 la primera edición de Las flores del mal perteneciente entonces al bibliófilo Gallimard. Recientemente el ejemplar se sumó al acervo de Museo Rodin enriqueciendo así la vasta colección del artista. La mayoría de los dibujos que ilustran los poemas fueron realizados por Rodin a partir de esculturas preexistentes. Gran parte de éstas figuran La puerta del Infierno.

Tratando de realizar una gran alegoría del amor y la condena. Tal vez, y dada la dedicación del autor una vez cancelado el encargo a esta obra inacabada, se trate de una reflexión sobre la condición humana, con sus luces y sombras. Romanticismo y simbolismo se aprecian en esta obra, que precisamente por su temática se aleja de los intereses de los impresionistas, a los que, sin embargo, se acerca dada su preocupación por los efectos de la luz y por afinidad artística y personal.

Historia[editar]

La primera descripción literaria del portal se remonta a 1885 cuando el escritor Octave Mirbeau le dedicó palabras memorables en el periódico La France. Los primeros documentos visuales datan de 1887 y son autoría de William Elborne. A partir de estos, siguieron varias reseñas. Todas éstas testimonian cambios continios de La puerta que ejemplifica la forma mentis y el modus operandi del artista, quien difícilmente consideraba acabada una obra.

La única vez que Rodin mostró su conjunto escultórico al público fue durante la Exposición Universal de París de 1900. En aquella ocasión se le reservó un espacio particular en el Pabellón del Alma. Sorprendentemente, La puerta que se expuso se presentaba despojada de sus elementos principales. En lugar de las figuras estaban anotaciones que servían como referencia para la ubicación de cada personaje. Son varias las lecturas que trataron de justificar tal elección. Se pensó que el gusto estético de Rodin había evolucionado hacia una mayor abstracción; otras interpretaciones ven en aquella elección una simple falta de tiempo. Lo cierto es que el escultor nunca explicó claramente esta circunstancia.

La puerta del Infierno (versión en yeso) en el Museo de Orsay

Cuando en 1916 Rodin donó su obra al estado francés, se decidió instituir un museo dedicado al maestro. Para la ocasión, Léonce Bénédite, el futuro curador del recinto, dispuso que La puerta del Infierno debía de colocarse ahí. Fue entonces que, bajo la dirección de Bénédite y de acuerdo con el artista, el portal fue recompletado a partir de las observaciones presentes en el yeso de 1900 así como de los moldes creados en 1889. La versión final del conjunto escultórico terminó siendo muy similar al estado al que La puerta había llegado alrededor de 1890. Según las palabras del curador, tal versión constituía su «primera gran obra monumental, cuya concepción plástica Rodin pudo, más tarde y con justa razón repudiar; pero en la que plasmó con profusión su genio , hasta el extremo de que la retomó como la fuente principal de sus inspiraciones posteriores»[4] . El yeso que resultó de este proceso hoy está custodiado en el Museo d'Orsay de París que se encuentra justo donde se tenía que construir el Museo de Artes Decorativas. La primera edición en bronce fue realizada a partir de mediados de 1920 por parte del Museo Rodin, a esta siguieron sietes versiones hoy colocadas en varios países del mundo.

Localizaciones[editar]

Las primeras cuatro fundiciones se realizaron por la casa Alexis Rudier con el vaciado a la arena:

Con posterioridad otros bronces han sido distribuidos por el Musée Rodin. Estos fueron realizados por la casa fundidora de Coubertin con el método de la cera perdida:

  • El jardín de esculturas de Rodin, Gabriela Aceves, en la Universidad de Stanford.
  • The Rodin Gallery, Seúl, Corea.
  • Shizuoka, Japón.
  • Museo Soumaya, Ciudad de México.

Personajes relacionados con La puerta[editar]

La llorona y Máscara de llorona, Museo Soumaya.

Son varios los personajes que nacieron a partir del gran encargo y que a lo largo del proyecto tomaron vida propia. En particular hay figuras que en un primer momento formaron parte del portal y que luego fueron retiradas.

Entre éstas destacan:

Joven madre en la gruta; en las fotografías de Elborne la escultura está situada arriba de la columna izquierda. En la versión final fue reemplazada por la Cariátide con la piedra.

Las lloronas; en las fotografías de Elborne las máscaras de estos personajes aparecen en una cenefa en los extremos inferiores de cada hoja rodeadas por centauros. En la versión final Rodin prefirió dejar este espacio vacío.

Mención aparte merece El beso que fue concebido inicialmente para formar parte del portal (figura en la Tercera maqueta) y fue posteriormente quitado quizá por su melosidad que poco tenía en común con el tema de La puerta.

Otros elementos fueron agregados posteriormente, principalmente en el tímpano, La faunesa arrodillada y Mujer desnuda y dos cabezas.

Algunas de las figuras representadas las reprodujo el autor más tarde de modo independiente, como es el caso de su famosa representación de El pensador, que se aprecia en el dintel de esta puerta, así como Las tres sombras que aparecen en el ático. El conjunto recuerda al Juicio Universal de su admirado Miguel Ángel, así como a las obras de Gustave Doré para ilustrar la obra de Dante o las obras de William Blake.

Las referencias clásicas son claras: el dintel a modo de tímpano o el ático, así como las pilastras en las jambas, como también los es su referencia a la puerta del Baptisterio de Florencia de la Catedral de Florencia. Por otra parte el papel de la luz, los claroscuros y la poco definida línea de sus figuras, que parecen inacabadas, al igual que en las obras de Miguel Ángel, son elementos netamente modernos que nos permiten aproximarlo a los impresionistas y que determinan claramente su modernidad.[5]

Elementos que integran La Puerta[editar]

  • Tímpano, en donde destaca Dante de bulto redondo, separado por completo del fondo, revestido con bajorrelieves que representan la llegada al infierno.
  • Hojas, ocupadas cada una por un grupo en posición mediana, Ugolino a la derecha y Paolo y Francesca a la izquierda. Por encima poseen bajorrelieves y cada una está coronada con máscaras trágicas, sobresalen las máscaras del dolor enmarcadas por centauros que roban mujeres.
  • Jambas o pilastras laterales. Representan a los amores malditos a la derecha y el Limbo a la izquierda.

Referencias[editar]

  1. Carata de Edmund Turquet por parte del Ministerio de Instrucción pública y Bellas Artes dirigida a Auguste Rodin, 16 de agosto de 1880
  2. Vol. V (1882). «Art Notes». The Magazine of Art. 
  3. Museo Soumaya, Fundación Carlos Slim (2016). La puerta del Infierno. ISBN 978-607-7805-18-2. 
  4. Léonce Bénédite, Le musée Rodin, Les Arts au musée Rodin, número especial, 1918, n 168, p. 24.
  5. «La puerta del infierno». Fundacion Carlos Slim, AC. 

Bibliografía[editar]

  • Gérard, Serge (2004). Rodin, l'homme d'airain (en inglés) (Editions Cheminements edición). Editions Cheminements. p. 42. ISBN 9782844783127. Consultado el 14 de diciembre de 2009. 
  • Antoinette Le Normand-Romain, Rodin, La puerta del Infierno, Ediciones del museo Rodin, 2002 París.
  • Varios autores, La puerta del Infierno, Museo Soumaya, 2016 Ciudad de México.
  • Albert E. Elsen con Rosalyn Frankel Jamison editado por Bernard Barryte, Rodin's Art, Oxford University Press, 2003. (en inglés)
  • John L. Tancock, The Scuplture of Auguste Rodin, Philadephia Museum of Art, 1976. (en inglés)
  • Antoinette Le Normand-Romain, Rodin, Abbeville Press Publishers, 2014. (en inglés)

Enlaces externos[editar]