La muerte de Sócrates

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La muerte de Sócrates
Jacques-Louis David - The Death of Socrates - Google Art Project.jpg
Autor Jacques-Louis David
Creación 1787
Ubicación Museo Metropolitano de Arte, Nueva York, Estados Unidos
Estilo Neoclasicismo
Material Óleo
Técnica Óleo sobre lienzo
Dimensiones 129,5 × 196,2 cm

La muerte de Sócrates (La Mort de Socrate) es una pintura de 1787 realizada por el artista francés Jacques-Louis David.

La obra representa la escena de la muerte del filósofo griego Sócrates, condenado a morir bebiendo cicuta por haber expresado sus ideas en contra de la creencia en los dioses ancestrales y corromper a los jóvenes atenienses.

Fue un encargo de los hermanos Trudaine. Actualmente, la pintura se exhibe en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Critón es el discípulo que pone su mano en el muslo del maestro, como intentando hacerle desistir de su decisión. En la parte de la izquierda, sentado y abatido, se encuentra Platón, que, según él mismo escribió en el Fedón, en realidad no estaba presente este día por encontrarse enfermo. El carcelero le tiende la copa de cicuta con gesto de no querer hacerlo, sin poder siquiera mirarlo. Domina la escena el propio Sócrates, alzándose de manera decidida, resuelto a tomar el veneno tras haber pronunciado su discurso sobre la inmortalidad del alma.

Pintura[editar]

Aunque consultó al padre Adry, un erudito en la materia, la representación de David de la muerte de Sócrates contiene muchas inexactitudes históricas. Eliminó muchos personajes descritos originalmente en los diálogos de Platón. Sin embargo, incluyó a Apolodoro, el hombre apoyado en la pared justo dentro del arco, aunque se dice que fue expulsado por Sócrates por mostrar demasiado dolor. David también tergiversó históricamente las edades de muchos de los alumnos de Sócrates, incluido Platón. Platón habría sido un hombre joven en el momento de la muerte de Sócrates, pero en este cuadro es el anciano sentado a los pies de la cama. Incluso el rostro de Sócrates está mucho más idealizado que el busto clásico que se suele utilizar como retrato de referencia de Sócrates.[1]​ Esto subraya que la vida de Sócrates se proyecta desde la mente de Platón, mientras que el viejo Platón idealiza a Sócrates. Así, el cuadro puede considerarse más bien un análisis que una representación histórica fallida.

David utiliza el color para resaltar la emoción en este cuadro. Los tonos de rojo son más apagados en los bordes del cuadro y se vuelven más vibrantes en el centro, culminando en la túnica de color rojo oscuro del hombre que sostiene la copa de veneno, generalmente tomada como si ofreciera la copa a Sócrates en lugar de recibirla después de que Sócrates hubiera consumido su contenido. Los dos únicos hombres serenos, Sócrates y Platón, están vestidos de un blanco azulado que contrasta. El esquema de color más apagado de esta pintura puede ser una respuesta a los críticos del Juramento de los Horacios de David, que calificaron sus colores de "chillones".[1]

David firmó este cuadro en dos lugares; puso su firma completa bajo Critón, el joven que se agarra al muslo de Sócrates, y sus iniciales bajo Platón. La colocación de la firma de David tenía a menudo un significado simbólico; por ejemplo, en su cuadro de Stanisław Kostka Potocki, David firmó en el cuello del dragón que ladra al modelo. En La muerte de Sócrates, sus firmas también tienen un significado. Sus iniciales bajo Platón son una referencia al hecho de que la historia proviene de Platón, un agradecimiento por la inspiración. Su firma más completa bajo Crito significa que éste es el personaje con el que más se identifica el artista. Puede ser una referencia a la posición de Crito en la composición: agarrado al muslo de Sócrates. De este modo, David sería visto como un hombre que también se agarra a la moral y los valores que representa Sócrates.[2]

Existe cierta controversia en cuanto a los orígenes del cuadro. Vidal afirma que "el más joven de los dos hijos de Trudaine de Montigny encargó a David La muerte de Sócrates en 1786",[3]​ pero Bordes dice que "el dibujo de Sócrates... lleva la inesperada fecha de 1782". Sin embargo, es posible que el encargo de 1786 fuera para un cuadro que David ya había concebido en 1782, y Bordes sí reconoce que la fecha es un añadido al dibujo.[4]​ Independientemente de cuándo se concibió originalmente, el cuadro se terminó en 1787, en París.

Fue durante el primer viaje de David a Roma cuando comenzó a estudiar la representación de escenas funerarias y a dibujar muchos ejemplos. Muchas de las principales obras de David proceden de estos dibujos funerarios.[5]​ En este cuadro, David examina el enfoque de la muerte de un filósofo. Sócrates se muestra estoico y tranquilo porque ve la muerte como un reino separado y real, un estado del ser diferente al de la vida pero no un fin del ser.[6]​ De hecho, en el Fedón, Sócrates parece más preocupado por cómo Crito manejará su muerte que por su propio bienestar.[7]​ En el cuadro, el gesto de Sócrates nos muestra que sigue enseñando, incluso en el momento previo a su muerte. Se dice que este gesto fue inspirado por el poeta André Chénier.[3]

El Premio de Roma de 1762[editar]

La muerte de Sócrates de Jacques-Philippe-Joseph de Saint-Quentin ganó el Premio de Roma en 1762. Jean-Baptiste Alizard recibió el segundo premio. Excepcionalmente, Jean-François Sané también es enviado a Roma, fuera de concurso. El cuadro de Sané se encuentra perdido pero se conoce gracias a un grabado. La pintura de Saint-Quentin está claramente influenciada por el barroco y trata de dar un aspecto teatral a la escena acentuando los efectos pintorescos. La de Alizard, a pesar de su torpeza, se acerca a la "verdad del disfraz" que propugna el academicismo. El más exitoso de los tres es en realidad el de Sané. Este último se inspira en el clasicismo (Eustache Le Sueur y Poussin). Su principal defecto, sin embargo, es que la escena está muy débilmente caracterizada. Solo el corte, apenas visible, permite identificar el episodio[8]​.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b De Nanteuil, Jacques-Louis David,64.
  2. Lajer-Burcharth, Necklines,57.
  3. a b Vidal, "David entre los modernos", 598.
  4. Bordes, "David", 154.
  5. De Caso, "Jacques-Louis David y el estilo 'All' anticaPlantilla:'", 686.
  6. Maleuvre, "David pintando la muerte", 25.
  7. Platón, Fedón, 127.
  8. Sébastien Allard, « La mort dans l'âme : Essai sur la représentation des derniers moments de Socrate dans la peinture française du xviiie siècle », Philosophie antique, no 1, 2001, p. 183-203 (ISBN 2-85939-711-6)

Bibliografía[editar]

  • Rynck, Patrick de: Jacques-Louis David, «La muerte de Sócrates», en las pp. 358-359 de Cómo leer la pintura, 2005, Grupo Editorial Random House Mondadori, S.L., ISBN 84-8156-388-9
  • Bordes, Philippe. “David: Paris and Versailles.” The Burlington Magazine' 132, no. 1043 (Feb. 1990): 154–156.
  • De Caso, Jacques. “Jacques-Louis David and the Style 'All' antica'.” The Burlington Magazine 114, no. 835(Oct.1972):686-690.
  • De Nanteuil, Luc. Jacques-Louis David. New York: Harry N. Abrams, Inc., 1990.
  • Lajer-Burcharth, Ewa. Necklines: The Art of Jacques-Louis David after the Terror. New Haven: Yale, 1999.
  • Maleuvre, Didier. “David Painting Death.” Diacritics' 30, no. 3 (Fall 200): 1–27.
  • Plato, Eva T. H. Brann, Peter Kalkavage, Eric Salem . Phaedo. Focus Publishing/R. Pullins: Bloomington,1998.
  • Vidal, Mary. “David among the Moderns: Art, Science, and the Lavoisiers.” Journal of the History of Ideas56, no. 4 (Oct. 1995):595–623.

Enlaces externos[editar]