La balada del soldado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La balada del soldado (en ruso, Баллада о солдате, romanizadoBallada o soldate), es una película soviética de 1959 dirigida por Grigori Chujrái, protagonizada por Vladímir Ivashov y Zhanna Projorenko y producida por los estudios cinematográficos Mosfilm. Aunque está ambientada durante la Segunda Guerra Mundial, apenas hay escenas de batallas, y sobre todo se muestra la vida de la gente sencilla en tiempos de guerra. Relata, en el contexto de la agitación de la guerra, varios tipos de amor: el amor romántico de una pareja joven, el amor comprometido de una pareja casada y el amor de una madre por su hijo.

La película cuenta la historia de un joven soldado del Ejército Rojo que intenta regresar a casa durante un permiso, durante este viaje conoce a varios personas en su camino y se enamora, cuando finalmente llega a casa solo le da tiempo para darle un abrazo a su madre, pues tiene que volver al frente. La película fue producida por Mosfilm y fue muy bien recibida en Occidente donde ganó varios premios internacionales, incluido el premio BAFTA a la mejor película, el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes y fue nominada al Oscar al mejor guion original y a la Palma de Oro.

Sinopsis[editar]

Una granjera de mediana edad (Antonina Maksimova) camina por su pueblo y mira hacia un camino rural. Una voz en off revela que su hijo murió en la guerra y fue enterrado en una tierra extranjera. En el frente oriental, el soldado Alyosha Skvortsov (Vladímir Ivashov), de diecinueve años, destruye sin ayuda dos tanques alemanes con su fusil antitanque, más por una mera cuestión de supervivencia que por valentía, deteniendo de esa manera el ataque alemán. Su comandante (Nikolái Kryuchkov) quiere darle una condecoración, pero Alyosha pide en cambio que le conceda un permiso para ver a su madre y así reparar el techo de su casa que tiene goteras. Le dan seis días de permiso (dos para ir, dos para regresar y dos para arreglar el techo).[1]

Durante el viaje de vuelta a su casa, ve la devastación que la guerra ha causado en el país y conoce a varias personas. Cuando el jeep en el que viajaba Alyosha se atasca en el barro, el soldado Pavlov (Gennadi Yukhtin) ayuda a sacarlo. Como Alyosha tiene que pasar por su ciudad natal, Pavlov lo convence para que lleve un pequeño regalo a su esposa. El sargento de Pavlov (Georgi Yumatov) le da, a regañadientes, dos pastillas de jabón, todo el suministro de su pelotón.

En la estación de tren, Alyosha ayuda amablemente a Vasya (Evgeni Urbanski), un soldado licenciado del ejército porque ha perdido una pierna, a llevar su equipaje. Vasya no quiere volver a casa, ya que teme que su esposa (Elza Lezhdey) lo rechaze al considerarlo una carga, incluso antes de la guerra su relación había sido difícil debido a los celos de él. Sin embargo, cambia de opinión y se sube al tren, al llegar a su destino es recibido con los brazos abiertos por su amada esposa.

Después de dejar a Vasya con su mujer, Alyosha intenta abordar un vagón de carga de un tren de suministros del ejército, el soldado Gavrilkin (Aleksandr Kuznetsov), encargado de vigilar el tren, detiene a Alyosha. Sin embargo, un soborno de una lata de carne alivia el miedo de Gavrilkin a su teniente (Yevgeni Teterin), una «bestia» según sus propias palabras. Un poco más tarde, Shura (Zhanna Projorenko) también se cuela a bordo del vagón, pero cuando ve a Alyosha, se asusta e intenta saltar del tren en marcha. Alyosha evita que arriesgue su vida. Ella le dice que va a ver a su prometido, un piloto que se está recuperando en un hospital. A medida que pasan los días, pierde el miedo y la desconfianza hacia él. Gavrilkin ve al polizón civil, lo que obliga a Alyosha a sobornarlo de nuevo. Cuando el teniente descubre a los pasajeros no autorizados, los deja permanecer a bordo e incluso hace que Gavrilkin devuelva las latas de carne.

En una parada, Alyosha baja del tren a buscar un poco de agua, pero el tren sale sin él. Frenético, consigue que una anciana camionera (Valentina Telegina) lo lleve a la siguiente estación. pero cuando llega descubre que el tren ya ha partido. Sin embargo, Shura se había bajado y lo está esperando. Luego, la pareja va a ver a Liza la esposa de Pavlov (Valentina Markova). Al llegar a su casa descubren que está viviendo con otro hombre y se van. Alyosha regresa, recupera el jabón que le había dado y se lo da al padre inválido de Pavlov (Vladímir Pokrovsky) que vive en un pequeño apartamento con su gran familia.

Después de despedirse del padre de Pavlov, se suben a un tren militar que los lleva a la ciudad de destino de Shura. Cuando finalmente se despiden, esta le confiesa que mintió; no había prometido, no tenía a nadie, solo una tía. En ese momento el tren sale, con lo que Alyosha se ve obligado a subirse al tren en marcha. Alyosha intenta decirle su dirección a Shura pero debido al ruido del tren no queda claro si ella lo escucha. Alyosha continua tristemente su viaje en tren mientras recuerda con nostalgia a Alyosha en ese momento se da cuenta de que cuando Shura le dijo que no tenía a nadie, le estaba diciendo que lo amaba. Su viaje en tren continua hasta que se ve detenido por un ataque aéreo alemán que destruye el puente y parte del tren, matando a muchos de sus pasajeros. Alyosha consigue salvar a algunos de los pasajeros y además ayuda a tratar a los heridos. Al día siguiente y con el tiempo justo, cruza el río en una balsa improvisada y convence a otro camionero (Yevgeny Yevstigneyev) para que lo lleve a su aldea natal, Sosnovka. Alyosha solo llega a ver a su madre durante unos pocos minutos antes de tener que regresar al frente. Su madre promete esperarlo. Mientras Alyosha se aleja de camino al frente, la voz en off del narrador nos dice que si bien podría haber llegado muy lejos en la vida si hubiera vivido, siempre será recordado simplemente como un soldado ruso.

Reparto[editar]

  • Vladímir Ivashov como soldado raso Alyosha Skvortsov
  • Zhanna Projorenko como Shura
  • Antonina Maksimova como Katerina la madre de Alyosha
  • Nikolái Kryuchkov como el general
  • Evgeni Urbanski como Vasya
  • Elza Lezhdey como la esposa de Vasya
  • Aleksandr Kuznetsov como Gavrilkin
  • Yevgeni Teterin como el teniente
  • Valentina Markova como Liza la esposa de Pavlov
  • Marina Kremnyova como Zoika la joven vecina de Alyosha
  • Vladímir Pokrovsky como el padre inválido de Pavlov
  • Georgi Yumatov como el sargento que le da a Alyosha varias pastillas de jabón
  • Gennadi Yukhtin como el soldado Seryozha Pavlov
  • Valentina Telegina como anciana camionera
  • Lev Borisov como soldado bromeando en el tren
  • Yevgeny Yevstigneyev como camionero

Producción[editar]

El propio director de la película, Grigori Chujrái, es un veterano de la Segunda Guerra Mundial, se alistó en el Ejército Rojo con solo 20 años. Después de la guerra, ingresó en la Escuela Estatal de Cine de Moscú (VGIK) y tuvo la idea de rodar una película sobre sus antiguos compañeros del frente. Junto con Valentín Yezhov, también veterano de guerra, empezaron a preparar el guion.

Queríamos contar una historia sobre un joven soldado-héroe que sacrificó su vida por la Patria. Hubo muchos soldados así. Es una historia simple y triste, sin patetismo, porque aquellos soldados eran modestos y no necesitaban elogios. Después de estar en la guerra, los dos sabíamos que personas normales combatieron el fascismo y en esto nosotros veíamos la grandeza de nuestra Victoria. Nosotros conocimos en el frente a héroes reales como Alyosha Skvortsov. Ellos, como los demás, también sufrieron en el frente, pero a pesar de todo, cumplieron con su obligación, porque su amor hacia su Patria y su pueblo resultaba más fuerte que el miedo y la muerte misma.[2]
Grigori Chujrái

Los dos actores principales, Ivashov y Projorenko, tenían solo diecinueve años en el momento de rodar la película y no tenían mucha experiencia en la actuación. Posteriormente, Grigori Chujrái comentaría sobre su elección de casting:

Corrimos un gran riesgo. Era arriesgado ceder los papeles principales a dos actores bastante inexpertos. No muchos lo hubieran hecho en aquellos tiempos, pero nos aventuramos y no nos arrepentimos después. Volodya y Zhanna dieron el color más precioso a la película, es decir, la espontaneidad y el encanto de la juventud».[3]

Al principio, la película no fue bien recibida por la censura soviética y su estreno solo fue permitido de forma muy limitada, en algunas ciudades pequeñas. Además la película recibió críticas por varias imprecisiones históricasː la película está ambientada en 1942, en un momento muy difícil para la Unión Soviética con lo que es muy poco probable que a un soldado soviético se le concediera un permiso, en esas condiciones; otro error tiene que ver con el uniforme de los soldados, estos tienen hombreras, aunque estas se introdujeron solo en 1943. Siendo Chujrái veterano de guerra, sabía perfectamente que ese uniforme no apareció hasta 1943. por lo tanto la elección del uniforme fue deliberada.

Mientras filmaba la película para la audiencia soviética, secretamente esperaba que fuera vista en el extranjero, en los países que fueron liberados por las tropas soviéticas, ¿Qué pasa si las personas que vieron a los combatientes soviéticos con un uniforme nuevo, notando ojales en el uniforme del héroe, no pudieran combinar estas dos imágenes? No, dirán, no fueron estas personas las que nos liberaron ... Por eso vestimos a Alyosha con el uniforme del fin de la guerra».[4]

En la URSS, se consideró que las imágenes de jóvenes enamorados que pasaron por el crisol de la guerra eran demasiado frívolas. El director parece centrarse no en la guerra y en las dificultades, sino en las relaciones puramente personales de los protagonistas, mientras que la guerra parece pasar como un trasfondo de su relación.[5]

Pocos años más tarde, Nikita Jrushchov, el líder del Partido Comunista, volvió a ver la película y ordenó mandarla al Festival de Cine de Cannes, donde obtuvo el premio especial del jurado por su «alto humanismo y destacada calidad artística». La balada del soldado se convirtió en una de las películas soviéticas más laureadas, ganando varios premios en los festivales de cine de San Francisco, Varsovia o Milán (un total de más de 100 premios).[2]

En 2012, la película fue completamente restaurada por los estudios Mosfilm.[6]

Recepción[editar]

La balada del soldado se estrenó el 1 de diciembre de 1959 en la Unión Soviética y vendió 30,1 millones de entradas en las proyecciones.[7]​ La película se estrenó en los Estados Unidos en 1960 como parte de un intercambio cinematográfico soviético-estadounidense durante el deshielo de la Guerra Fría. Otras películas proyectadas en los Estados Unidos como parte de este intercambio cultural incluyen Cuando pasan las cigüeñas (1957) y El destino de un hombre (1959).[8]

La película recibió elogios considerables tanto por su habilidad técnica como por su historia fuerte pero sutil. Visto desde la seriedad y la descarada juventud del protagonista, la película fue inmediatamente reconocida como un clásico por los críticos soviéticos y estadounidenses. E incluso los críticos de Nueva York, por lo general difíciles de complacer, elogiaron efusivamente a Chujrái como un «genial director».[9]​ El crítico del New York Times, Bosley Crowther, aplaudió la capacidad de Chujrái para hacer que la película «fluyera de una manera tan rápida y poética que su tragedia queda oculta por una suave calidad lírica».[10]​ También señaló las «dos espléndidas interpretaciones» de sus actores principales Ivashov y Projorenko.

Fue galardonado con el Premio Lenin en 1961, al igual que su director y productor. En el Festival de Cannes de 1961 obtuvo un premio especial del jurado por su «alto humanismo y destacada calidad artística».[9]​ Durante su estreno en los Estados Unidos en el Festival Internacional de Cine de San Francisco en 1960, obtuvo los premios Golden Gate a la mejor película y al mejor director.[11]​ Fue galardonado con el Premio BAFTA a la Mejor Película. Incluso estuvo nominada para el Premio Óscar al mejor guion original en 1961.[12]

Premios[editar]

Referencias[editar]

  1. SensaCine, La balada del soldado, consultado el 31 de marzo de 2022 .
  2. a b «"La Balada del Soldado" - Universidad de Cádiz». tavira.uca.es. Consultado el 25 de julio de 2021. 
  3. Ivanova, Vera (April 27, 2006). «Ballad of a Film-Director: Grigorii Chukhrai». Russia-IC.com. Archivado desde el original el 12 de marzo de 2008. 
  4. «Ивашов Владимир - Биография - Актеры советского и российского кино». rusactors.ru (en ruso). Consultado el 25 de julio de 2021. 
  5. «Жанна Трофимовна Прохоренко». biographe.ru (en ruso). Consultado el 30 de julio de 2021. 
  6. «Баллада о солдате». cinema.mosfilm.ru (en ruso). Consultado el 29 de julio de 2021. 
  7. Zemlianukhin, Sergei; Miroslava Segida (1996). Domashniaia sinemateka 1918–1996 (Домашняя Синематека 1918–1996) (en ruso). Moscow: Duble-D. p. 420. ISBN 5-900902-05-6. 
  8. Balio, Tino (2010). The Foreign Film Renaissance on American Screens, 1946–1973. University of Wisconsin Press. pp. 218-220. ISBN 978-0-299-24793-5. 
  9. a b Johnson, Vida. «Ballad of a Soldier». The Criterion Collection (en inglés). Consultado el 23 de julio de 2021. 
  10. Crowther, Bosley (27 de diciembre de 1960). «Movie Review: Ballad of a Soldier». The New York Times (en inglés). Consultado el 23 de julio de 2021. 
  11. a b «Ballad of a Soldier | San Francisco Film Festival». history.sffs.org. Consultado el 29 de julio de 2021. 
  12. a b «La balada del soldado (1959) Película - PLAY Cine». abc. 24 de octubre de 2017. Consultado el 23 de julio de 2021. 
  13. «Festival de Cannes: Ballad of a Soldier». festival-cannes.com. Consultado el 23 de julio de 2021. 
  14. «BAFTA Awards». awards.bafta.org. Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  15. Times, Special to The New York (2 de noviembre de 1960). «SOVIET FILM WINS CONTEST ON COAST; 'Ballad of a Soldier' Named Best in San Francisco's Fourth Movie Festival». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 24 de julio de 2021. 

Enlaces externos[editar]